• tv

Tres son multitud…a menos que hablemos de vampiros

Las series de vampiros en general son pensadas para chicas, tienen patrones claros y replicados una y otra vez, porque son exitosos. Los tríos son uno de ellos. Una chica, dos vampiros, uno bueno y uno malo y claro, el público derritiéndose “por el malo” que suele ser el que pierde, aunque no en todos los casos. Una nueva clase de Ying y Yang se nos ofrece en formato Vampiro bueno/ Vampiro Malo, o más claro aún, cazador y bestia.

Recopilamos para ustedes un par de ejemplos de este dilema, todos con chicos guapos, inmortales y con estilo dispuestos a dar la vida por la protagonista.

Ángel/ Spike

De Buffy… ahhhhhhhhhh (léase como suspiro). Ángel es probablemente el primer vampiro televisivo en mostrar esa personalidad romántica y atormentada que ahora podemos ver como una constante en todos los colmilludos. La idea es la del vampiro maldito por sus fechorias con la terrible pena de llevar para siempre un alma a cuestas. Un vampiro con conciencia. La guinda la pone que se enamora de la cazadora, la destinada a eliminar su raza de la tierra.

"el cuero mola mogollón"

Spike es otra historia. Mi favorito. Es rocker, sexy, peli-teñido, usa ropa ajustada de cuero, y está loquito por la cazadora. Su alma se la gana a pulso. Un personaje secundario en un principio, creado para ser “el malo”, pero que encantó tanto al público que se quedó como parte fija del staff de la serie hasta el final.

Bill/ Eric

La dupla que completa el trío amoroso con Sookie en True Blood. Bill es moreno y tradicional, tonificado y vestido como un caballero. Un perfecto héroe de la guerra de secesión y el primer amor de Sookie. Aparece para salvarla de la monotonía de la vida como mesera en un pueblucho perdido de gringolandia.

igual me quedo con Eric, ¡vivan los vikingos!

Eric es “El malo”, es altanero, prepotente, arrogante, rubio, alto y sólido como una piedra. Un antiguo vikingo, sexy y dominante. Decide que quiere a la rubia camarera en cuanto la ve (quien fuera mesera diosiito) y de ahí todo se pone sangriento y sexón. Al estilo de la serie.

Damon/ Stefan

De Crónicas Vampíricas (Vampire Diaries). Esta dupla presenta un leve cambio para darle más morbo. ¡Son hermanos!, dos hermanitos, sexys, misteriosos, peligrosos por igual, muy tonificados y locos por la misma chica. ¿Qué más podís pedirle a la vida?

En este caso, Damon es …¡el malo!, con ese nombre no puedes pedir un ángel. Aunque como con todo malo bien hecho, muestra su lado amoroso de vez en cuando. Stefan es el bueni, bonito y amoroso todo el tiempo, ¿o no? La cosa es que es el que en primera instancia parece bueno y confiable, el que atrae irremediablemente a Helena. Claro, antes de que aparezca Damon.

Sebastian/ Gabriel

De Valemont, una apuesta arriesgada de MTV con capítulos de dos minutos y medio que parecen contener todos los clichés del género en formato condensado. Un encanto.

Shopie y Gabriel como que no quiere la cosa

Acá el trío lo encabeza Shopie, una guapa chica inadaptada que, en busca de venganza por la misteriosa desaparición de su hermano mayor, se interna en una exclusiva universidad donde al parecer, parte del alumnado es vampiro. Las otras dos aristas de este triángulo la forman el sexy Sebastian, un vampiro experimentado y antiguo con el cual Shopie tiene química de inmediato, pero que pertenece a la casa de Las Panteras, los principales sospechosos de la desaparición de su hermano.

La tercera arista le pertenece a Gabriel, un súper sexy cazavampiros, que armado de un dispensador de clavos con pequeñas estacas acaba con los malos al más puro estilo albañil.

Kuran / Zero

Uno de animé, como bonus y para salir un ratito de las series gringas. De Vampire Knight, que tiene un sorprendente parecido con la saga literaria Medianoche y uno que otro elemento de crepúsculo. Una académica donde la gente guapa y elegante va a clases nocturas porque….¡son vampiros!. Era que no.

Kuran y Zero

Tenemos por un lado a Yuki, la hija adoptiva del director de la escuela, quien junto a Zero es la guardiana de la clase diurna. Es decir, vigila que nadie se desayune a los alumnos. Zero es dinámico y valiente, joven y con un carácter apasionado.

Pero Kaname es otra historia. Es sofisticado y siempre mantiene el control de las situaciones. Además Yuki está en deuda con él, porque de no ser por su ayuda habría sido comida de colmilludos a los 5 años. Kaname fue quien la rescató y llevó a la academia.

Luego de ver esta lista podemos decir con facilidad que en lo que a vampiros trata, no hay “nada nuevo bajo el sol”. Sin embargo no olvidemos porqué los clichés existen: porque funcionan. Si te gustan los vampiros ya sabrás encontrarles el gustito, aunque el sabor sea más bien conocido.

Camila Mellado

Me pusieron así por una película. Podría decir que de ahí viene mi amor por el cine, pero lo mío es otra cosa. Amo a las historias, todas ellas, de cualquier forma en que se cuenten. Desde los cuentos de mi abuelita hasta los doramas coreanos.

One Comment


Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'bones_comments' not found or invalid function name in /home4/loudcl/public_html/wp-includes/class-walker-comment.php on line 180

Comments are closed.