• especial
  • musica
  • recomendacion

Trending Topics musicales del 2011

Una de las cosas que me motiva escribir de música, es poder visualizar el crecimiento de un artista, ser participe indirecto de su evolución y ver como su desprolijidad, se convierte en virtuosidad y perfección. Además la instancia de poder ver como esa canción, origina una escena y se expande a niveles estratosféricos.  Si es de la volada de afirmar la no existencia de Dios, puedes dar por seguro que tú banda preferida, te convierte en el feligrés más fervoroso. Casi como un dogma, crees que el primer disco de Lana del Rey será una revelación destellante, que te subirá la autoestima y subirá tus ganas de querer vivir.

En un pestañeo, descubres que el rap evoluciono y es considerado un baluarte importante en la confección de nuevos sonidos, a cargo de Tyler The Creator y su colectivo Odd Future; esos matices que vuelven de una misma madre a Nicolas Jaar, SBTRKT o  Araabmusik de Skrillex; la maduración de revelaciones como Kasabian, The Strokes o Arctic Monkeys y la vertiente de nuevas arterias, con nombres de The Vaccines o Foster The People; nuevos riesgos por estar vigentes, con Korn intentando cambiar su esencia y virarse al Dubstep; la evolución del R&B de Alisha o Rihanna con los primeros intentos de The Dream y perfeccionados por The Weekend y la nostalgia de volver al sepia con niveles remozados del Bang Bang de Nancy Sinatara con Lana del Rey, Summer Camp o Cults. Todo esto paso en un año, íncreible. Ralentizemos los destellos y vamos desmembrando cada punto de esta sinergia.

Sin Swag, no hay rap

De un momento para otro, el rap se sometió a niveles más lisérgicos. Ya no era solamente andar con joyas y pasearse con un Aston Martin por el West Coast. Se necesitaba un lavado de cara urgente, que pudiese crear otro prisma, en donde participó la mente enferma de Tyler The Creator, con su colectivo de ingenio “Odd Future”. Se adhieren a esta lista, el Gucci Gucci de Kreayshawn, la visión álgida de los beats con Death Grips o aquellas claves que permitieron al R&B o al Pop más confeccionado, agregar más fichas, como el nuevo Prince “Thelophius London” o de dar capas  compactas con Frank Ocean. Un punto, sin menospreciar el fenómeno de Nicki Minaj en darnos una diva de armas tomar en los versos y recordar que no solo Missy Elliot o Lil Kim fueron fénomenos contados con los dedos de una mano. En resumen, de sostener un nivel de viaje más extenso, experimental y accesible para todo público.

La electrónica tan diferente

Derechamente, Skrillex sería el hermano alternativo de David Guetta y el hijo bastardo de Aphex Twins.  La electrónica fue el petróleo de esta nueva era. Todo aquel que quiera ser un hit, tiene la posibilidad de inyectarse beats. A diferencia de ciertas modalidades, los pares que producen música se diferencian demasiado. La experimentación de Araab Musik, Balab Acaab, con lo perfeccionado del chileno Nicolaas Jaar y las secuencias de loops sucios y furiosos de Soony More o la pachanga fácil de David Guetta, conforman una familia bastante disfuncional. La electrónica es el nuevo rock y se encuentra en su cúspide. Quién lo dude, revise el catalogo dee las últimas bandas, quienes se atreven a experimentar con los sonidos sintéticos. Fuck Yeah.

Revival como si fuese cualquier zombie

El solo hecho de mencionarlos como revival, pierde todo nivel de originalidad, pero eso no le quita poder lavarse la cara y nutrirse de frescura. Si el rock lolein se tuviese que definir, la cabida la tendrían sin duda los Foster The People llenando el vacío de tener un segundo disco de Passion Pit. En este conjunto de bandas, se sabe si una banda alcanza la evolución o simplemente muere. Cuesta pero salieron, lo nuevo de Arctic Monkeys con esa regalía de rockeros que dejaron atrás su ambición juvenil, siendo más duros; o ver como una banda se vuelve más perfeccionista a lo The Horrors. En el último rincón, están los que sacan discos para poder recordarlos, así sale The Strokes con su pobre Angles, o Coldplay, Death Cab For Cutie con Kassabian dando la lata con lo mismo. Si el indie como le dicen, se muere…algo nuevo saldrá. Mientras tanto, síganos dando comida y visitas.

La existencia de 2 Korn.

Con Korn me sucede algo bastante curioso, similar a cuando un socio de Colo Colo se cambió a la U, porque este último le dio mejores resultados. Esta banda hace rato ya era, desde el Untouchables. Sin embargo, la explosión de los sonidos más fuertes de la electrónica en el ámbito comercial, desplegaron una alienación en la nueva de Jonathan Davis, invitando a Skrillex, Datsik o Kill The Noise a su nueva panóramica. ¿Qué tiene de nuevo? No lo sé. Yo le preguntaría a Rob Zombie o a Fear Factory, si alzar los beats a niveles de furia es algo nuevo. Siendo directo, a Korn se le fue el tiro por la culata y perdió su esencia definitivamente. Es como cuando Metallica se paso del Master Of Puppets al St Anger. A falto de ideas, lo primero al alcance.

Un nuevo cosmos ha reflotado

Hay tantas estrellas en el cielo. Unas que brillan más, otras más cercanas o simplemente te llaman más la atención. El rol fundamental de The Weeknd en esto del R&B, fue re inventar todo un género, cambiándolo de ropa y volverlo llamativo. Esas imágenes de The Dream o Usher cantando de zorrón a washiturro, ya no son lo único. Los matices se hicieron presentes y proyectan un nuevo camino. Cantar de amor, volver el clima de algo tenso, a algo sexual ya no son tarea solamente de Barry White. Es increíble como esto te puede volver la piel de gallina y sobre todo, lanzar 3 mixtapes en distintas fechas del año y no bajar la calidad.

Volviendo a los 50’s

Entre más antiguo, tiene mucha onda. Si es música de abuelos, interpretadas por rostros jóvenes, mucho mejor. Si tiene una vocal cute y un hombre detrás de los arreglos, llega al orgasmo. Los pianos, las voces más armónicas y ese olor a tumblr o sepia, traen de por sí una nueva camada de bandas. Léase en estas líneas a los Cults, Summer Camp, Tennis o la ultra hypeada Lana del Rey. Quizás lo bueno de esto, son 2 cosas: Mantener intacto el nivel de arreglos, transportándote a la misma época y esa adicción a la nostalgia. Lindas bandas, para lindos momentos. Yo no escucharía esta música en momentos depresivos.

Con este repaso flash, ¿Le queda alguna duda de lo intenso y la cantidad de bandas que han pasado este año por la blogosphera? Si los ánimos continúan, revisaremos las nuevas caras del rock y como el pop, se ha enmarcado en algo menos banal. En caso de que se acabe el mundo y el servidor de loud aún siga vivo, puede en el 2050 repasar este post.

Cristian Poblete

I'm Danny Brown and Ryan Gosling. Primer Hokage en pueblo ruidoso

2 Comments


Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'bones_comments' not found or invalid function name in /home4/loudcl/public_html/wp-includes/class-walker-comment.php on line 180

Comments are closed.