Tengen Toppa Gurren Lagann: “Perfora el cielo con tu taladro”

img

Gurren+lagann+fans+in+here+_517daeed331c02f3c5af4771bc7c0cc5

Gurren Lagann, de Gainax, es una clásica serie de “mechas”, pero del 2007. Imitando las tramas retro de los primeros animés nos cuenta una de esas historias que en los 70’s se enfocaban en un público infantil, pero que ahora pega a la pantalla a todos esos vejetes amantes de los robots.

Ésta es la primera serie de animé “para hombres” que ví, y desde entonces no he parado. La trama es aparentemente simple, parecida a todas esas que veíamos cuando chicos, como “fuerza G” o “Robotech”. Y ese es uno de sus puntos fuertes. Está hecha para parecerse, al mismísimo estilo de Rodriguez en “Planet Terror”.

TengenToppaGurren-Lagann-07

El diseño de personajes es el otro punto fuerte. Hechos para quedar en la retina se han convertido desde su estreno en favoritos de los amantes del cosplay en todo el mundo. El Look de Kamina y Yoko deben ser de los más buscados para cosplay de los animés de la última década, lo que llama sobre todo la atención por underground que se consideró la serie en occidente.

Nos situamos, como toda serie mechas que se aprecie de tal, en un futuro distante y distópico, en pleno planeta tierra. En este mundo distinto y arrasado, los seres humanos viven en burbujas de aire bajo la tierra, las que expanden a medida que crece su población con taladros y un fino trabajo de minería. Allí vive Simón, un chico huérfano, quien un día en las labores de expansión descubre un curioso taladro brillante que terminaría siendo la llave para activar un pequeño robot en forma de rostro humano que encontrará enterrado en las profundidades bajo su aldea.

tumblr_mr6k9zO90s1r60ay5o1_500

Kamina, por otro lado, es el líder de una banda de rezagados, que sueña con algún día escavar más allá del techo y ver que hay ahí. La oportunidad se presenta cuando un misterioso y violento robot atraviesa el techo del pueblo, y seguido por una guapa (y semi desnuda chica), que más adelante conoceremos como Yoko, librarán una reveladora batalla. “perfora el cielo con tu taladro” (en sentido original de Tengen Toppa) nace en este primer capítulo, al escapar Kamina y Simón, acompañados de Yoko, juntos a la superficie.

Por supuesto, si esto fuera todo tendríamos una película y no una serie. Nuevos personajes aparecen conforme se desarrolla la trama, una historia de crecimiento y superación, y como suele pasar con las series japonesas, con un grueso de existencialismo del bueno en la trama de fondo.

giphy

La gráfica es similar a series del tipo de One Piece, pero la diferencia es que Gurren Lagann tiene una historia corta e intensa desarrollada a lo largo de 27 episodios. El relleno es mínimo y es más bien del tipo fanservise, con un capítulo dedicado a mostrar a las chicas en bikini para aligerar la intensidad de la serie a esa altura, que a mí personalmente ya me sacaba humo de las orejas.

A pesar de ser una serie corta, en relación a otras del género, es un viaje largo y fantástico, al punto de que en los capítulos finales compartes con los protagonistas la melaconlía del viaje que te llevó, junto con ellos, al desenlace. Y ahhh…el desenlace es el clásico que nunca se nos ocurriría, básicamente porque no nacimos en Japón.

Una serie inteligente, para un público más adulto que quiere ver algo más que robots enfrentándose y chicas vestidas con bikinis de cuero, aunque eso no quiere decir que no los encuentre. Tengen Toppa consigue ese raro equilibrio entre estupidez y profundidad, fanservise y diseño cuidado, que es tan raro encontrar, y que sin duda la hacen una joyita del género. De las que recomiendo sin dudar.