• tv

Videamos: Garth Marenghi’s Dark Place

Aprovechando que Halloween se asomó en nuestro colectivo, me tomaré la libertad de hablarles de una de las series más revolucionarias, oscuras y sórdidas de la década pasada. Me refiero a Garth Marenghi’s Dark Place – Por si no leyó el título, se lo repito – serie de horror, Sci-fi y, más que todo lo demás, comedia británica pura y cruda. Transmitida por el tremendo Channel4 durante el 2001 ¿Qué misterios encierra? ¿Qué la vuelve tan tenebrosa? Ninguno y nada, todos y demasiado, misterio paranormal en esta nueva review de loud.

Garth Marenghi’s Dark Place es un falso documental que trata de una serie ficticia ochentera que “supuestamente” nunca se transmitió. Esta serie es presentada a modo de entrevistas por su creador, el novelista de horror ficticio Garth Marenghi quien nos muestra, a modo de rescate exclusivo, los capítulos perdidos en el olvido de dicho programa. Cada capítulo parte con una introducción de Garth leyendo algunos párrafos de cuentos de terror – Parodias perfectas a Poe y Lovecraft – y luego empieza el capítulo “real” de la Dark Place original. Estos tratan de un misterioso hospital – del mismo nombre –  donde ocurren cosas paranormales. A medida que cada capítulo avanza, van saliendo entrevistas con Garth y el resto del cast de la serie, comentando los pormenores que tuvieron al realizar la serie y levantándole los humos en pos del revolucionario terror que proponía; cosa que no sirve para nada más que para generar la comedia irreverente que la serie propone.

Cada capítulo trata de un “caso paranormal” en el hospital. Casos que involucran fuerzas demoniacas, pentagramas, rituales misteriosos, virus que hacen que la gente involucione, puras tonteras así. Cada caso es acompañado de los comentarios de Garth y Learner, quienes con la mayor seriedad del mundo, nos narran los problemas que tuvieron con la cadena televisiva, con los actores y el tópico clásico: “En el set pasaban cosas”. Si bien, la serie se considera terror / Sci-fi, realmente no lo es. Es una comedia negra y satírica que de terror no tiene nada, ni siquiera intenciones.

Entre los personajes se encuentra Garth Marenghi, autor de Dark Place y actor principal de la serie de doctores – En el rol de el Doctor Rick Dagless, M.D. un hechicero veterano de Vietnam – Dean Learner, editor ficticio de Garth quien también interpreta un papel en la serie como jefe del hospital – Este weon actua terrible, es lo mejor de la serie – El Doctor Lucien Sanchez, un doctor “galán” de voz “profunda” con un bronceado terrible y la Doctora Liz Asher, típica blondie de los ochentas con pésimo peinado quien además tiene poderes de medium a lo Woopy Goldberg.

Todos los personajes están sobreactuados, incluso hay momentos en que el diálogo y el movimiento de labios de los personajes está desfasado o no coincide con lo que están diciendo. Además, no existe una diferencia en la interpretación de Garth y el Dr. Dagless, ambos son sátiras vivas del autor que ama a su obra más de lo que merece y del protagonista cabrón. Cada uno de los personajes de hecho son sátiras negras de clichés televisivos, así como el programa completo es una inmensa sátira de las series ochenteras de poca monta, el terror ineficiente, la música cutre, la realización de estas – Cortes mal hechos, zooms de cámara estúpidos, planos encuadrados horriblemente – y de los comentarios del director en los extra de los DVDs que, seamos sinceros, generalmente son pura bullshit.

La serie cuenta con una temporada de seis capítulos de 25 minutos en promedio. No se hicieron más temporadas y dudo que en algún momento se hagan. Series como Dark Place merecen quedarse así, como joyitas en formato pequeño para los curiosos. Aún así, a la serie le fue excelente en su tiempo y su éxito le brindó el premio Perrier – Formalmente, Perrier Comedy Awards, uno de los galardones británicos más prestigiosos en lo que respecta a comedia – Así como una re-edición en DVD en el 2006 que incluye MÁS COMENTARIOS de los creadores, los extraños y discordantes Storyboards originales y la infumable banda sonora completa; un imperdible en justa regla.

En fin, las series han tratado tanto tiempo ser una plataforma seria desde donde dispararle fuego al mundo que de cuando en cuando hace bien ver estos experimentos retorcidos que buscan reirse de esa misma sed de comunicar. Qué mejor manera de hacerlo que con un show que intenta ser terrorífico, misterioso y que consigue ser una perfecta parodia ER de The Twilight Zone. En lo personal, la recomiendo completamente, ideal para verla en estas fechas de Halloween donde el miedo y el suspenso son el ridículo eje central ¿Dónde echarle una mirada? Está completita en youtube, así que no sea floj@ y búsquela y si no le gusta ya puede venir a tirarme huevos a la casa; si es que una infección de Brocoli no l@ termina matando primero.

Rob P.

Calvo de lentes, hipocondriaco y maniático. Si han visto ese cerebro por ahí por favor no lo devuelvan y tírenlo al río.