Top six six six de “Cine cutre de Terror”

img

La festividad de Halloween siempre me provoca dos cosas: Unas ganas irracionales de invadir Polonia y un ánimo aún peor de videar horas y horas de películas de terror B. Como no soy egoista y Halloween es una fecha para compartir, dejo con ustedes las seis películas – Si, seis por el mecena del terror – más casposas para ver en estas fechas para que disfruten, compartan sus chelitas y sobretodo se caguen de la risa.

6.- Robot Monster (1953)

Ro-Man, un alien-robot-asesino ha acabado con toda la raza humana salvo con ocho humanos, inmunes a su rayo carbonizador gracias a una “medicina” de última hora creada por un científico tarado. El Robot – Que de Terminator no tiene nada – decide acabar con los humanos restantes hasta que se enamora de una sobreviviente, momento en que sus jefes marcianos llegan a la tierra para acabar la pega. Una mierda de historia, una mierda de efectos y una mierda de película en toda su magnitud: O sea, una genialidad cutre como pocas. Robot Monster se caracteriza por tener a uno de los antagonistas peor disfrazados de la historia del cine de terror B; de hecho el traje de Ro-Man es el de un gorila con un casco de papel maché con antenas. Una peli de robots sin robots, sin duda Phil Tucker – Orgulloso director de la cinta – fue un genio incomprendido en su tiempo.

Como dato anexo, Ro-Man aparece en Stardust Memories, una película de Woody Allen que satiriza al mundo del cine. En esa película actua mucho mejor que en esta otra, se nota que Ro-Man tomó clases de actuación.

5.- Microwave Massacre (1983)

Un albañil guatón está chato de que su señora le prepare meriendas de alta cocina, quiere sus emparedados de jamón de vuelta. Entonces asesina a la vieja, la mete al microhondas y después de comérsela, se da cuenta que es canibal, empieza a llevar putas a su casa, las mata, las envuelve en alusa y las prepara en el microhondas.

De eso se trata la peli, y no hay escenas de gore.

Esta película es tan mala que casi no da risa, pero la ponemos en la lista por un solo motivo: Salen las mansas tetas a cada rato y de las maneras más gratuitas posibles. Halloween no es solo miedo, también involucra loh peshoh – en Scream lo dicen ¡así que es verdad! – así que solo por ese motivo Microwave Massacre es digna de estar en este ranking demoniaco. Veala y disfrute de un festín de tetas, extremidades cercenadas de goma, los peores diálogos de la historia del cine y un final surrealista y carente de sentido como pocos. Hágase un favor así mism@, no sea porfiad@.

4.- Bad Biology (2008)

El maestro Frank Henenlotter, mente maestra detrás de joyas como Brain Damage y Basket Case, no podía faltar en este infernal ranking, asi que lo incluímos con su última y genial obra.

La historia tiene dos protagonistas: Una mina que tiene siete clítoris y padece una ninfomanía extrema folla casi todo el día con jetones que después asesina. Luego del fornique, la loca queda embarazada y a las dos horas nace un humano-monstruo que la chica termina por asesinar en la tina; todo esto cada vez que ella folla, así que le pasa muchas veces. El otro prota es un tipo que se inyecta drogas en el pene para agrandárselo, el problema es que se vuelve adicto a estas drogas, la diuca le crece en proporciones descomunales ¡Y cobra vida! ¿Qué pasa cuando estos dos personajes y sus genitales se conocen? El amor a primera vista surge.

Con esta película te cagas de la risa todo el rato. Tiene mucho humor negro, mucho humor sexual y mucho humor-terror, además de una infinidad de escenas de sexo a pito de nada. Como siempre – y aunque los tiempos avancen – Henenlotter nos deslumbra con sus muñecos de latex chanta, llevados ahora al extremo en “personajes” como la diuca que piensa. Una película genial en todas sus palabras, ideal para regalársela a la suegra.

3.- Clownhouse (1989)

Hay una fobia a los payasos – Coulrofobia, según yahoo respuestas – si usted padece de esta fobia vea esta película y fijo que se le pasa.

La historia gira en torno a un niño con la mencionada fobia y sus dos hermanos mayores que se quedan solos en casa. El trío va a un circo local en la noche para divertirse – sin importarle a sus hermanos la fobia del menor – y luego vuelven a casa. Resulta que justo se han escapado tres enfermos mentales sepa-Dios-de-donde y, tras asesinar a tres payasos del circo, se ponen los trajes y parten a la casa de los niños a darle rienda suelta a su psicopatía y dejar tras de si un festival de sangre.

¿Suena bien? No realmente, no importa, Clownhouse es la raja. Llena de errores de continuidad, saltos de cámara, actuaciones pésimas, escenas de acción que rozan la perfección patética y un intento incomprendido de asustar a los niños. Perfecta, una evocación a los terrores de infancia que se traduce en un cagadero de risa dispersada en 81 minutos del peor terror que Estados Unidos nos puede regalar.

2.- Plan 9 from outer Space (1959)

Un puñado de marcianos quiere impedir que los humanos creen un arma de destrucción masiva llevando a cabo el Plan 9, el que consiste en convertir a los muertos en zombies asesinos que acaben de una vez por todas con la humanidad.

Dirigida por el MAESTRO DE MAESTROS Ed Wood Jr. Esta cinta es considerada como la peor película de la historia del cine y, por consiguiente, una de las mejores al mismo tiempo. No es para menos, con un presupuesto mediocre y grabada entre amigos no podía salir nada bueno ¡Pero salió!

Si no la ha visto, partió cagando a buscarla. Deje de lado a Kubrick, Ken Loach y todos esos viejos que no saben de cine y vea Plan 9 from outer Space, diversión honesta en estado puro desde sus créditos iniciales hasta que se vuelve a dar al botón de play.

1.- The Wickeds (2005)

En mi vida he visto películas pésimas, algunas con ánimos de serlo y otras no. Como muchos aquí, me he enfrentado cara a cara con los peores abortos cinematográficos, viendo como se despilfarran miles y miles de dólares en películas que no debieron haber salido del guión. He escupido fuego, he llorado sangre y me han dolido los testículos tras ver películas de esta calaña. Pero nada de esto me ocurrió cuando vi The Wickeds, la película de terror con que más me he cagado de la risa desde que el muro cayó.

Un grupo de adolescentes normales – La rica tetona, la nerd, el mijito rico, el gracioso, y un largo etc – deciden pasar Halloween en una casa abandonada. Paralelo a eso, dos caza tesoros desentierran la tumba de un antiguo lord-vampiro para robarle un tesoro, pero al profanar esta reviven sin querer a una horda de zombies asesinos que ataca la pequeña casa abandonada donde todos estos personajes terminan por juntarse y luchar por su sobrevivencia.

Ya, la historia no es tan llamativa como la de Bad Biology pero la genialidad de esta película la resumiré en tres seis – Evocando nuevamente a don Mandinga – y uno que otro Spoiler:

6) Todo está mal hecho: Las actuaciones, la música sacada de un gameboy, se ven en cámara los cables de los equipos, los faroles, el equipo técnico – El sonidista aparece varias veces – el maquillaje de los muertos-vivos, las escenas de acción y todo el montaje – en una escena, un personaje sale por una puerta tres veces – TODO está mal, magistralmente mal.

6) Las escenas no tienen ningún sentido: Creo que con contarles “la escena de sexo” de la película este seis se explica bastante bien. La mina rica y su novio están en el segundo piso metale atraca matraca. El loco le va a dar sexo oral a ella pero justo en ese momento un zombie – nadie sabe como, teniendo en cuenta que la escalera conectaba con el living, lugar donde estaban todos los demás personajes – llega al segundo piso, GOLPEA en la cabeza al novio y empieza a peinar la alfombra, dándole un orgasmo único a la afortunada muchacha. En fin, la película está llena de escenas con este iracundo espíritu.

6) Actua Ron Jeremy: ¡Así es! El crack del porno actua en esta película interpretando a uno de los caza tesoros. Ya solo por esto la película aumenta una infinidad de puntos respecto a las demás de esta lista. Ron Jeremy actua e intenta hacer un papel “serio” ¿Le resulta? No se yo, no sea floj@ y vea la película. (Trailer, HERE)

Con esto concluyo la satánica lista de películas que deben verse este Halloween. Si ya las vió todas, recomiende usted alguna que sienta se haya pasado. Si no, partió a verlas todas. Le garantizamos que no se asustará en ningún momento y se partiré de la risa por horas y horas. Haga algo con su vida ¡Vea cine de terror cutre! Más que mal, la vida ya es demasiado seria por estos lados.-

Comments are closed.