• live

Maquinaria Festival 2010

Fue una cosa del momento, algo que se dio en un par de horas .Ni siquiera teníamos contemplado ir al Maquinaria por el –abuso- precio de las entradas. Vale decir que un hada madrina nos hizo la vida fácil  y nos dejó entrar por un par de movidas, eso sí, nos perdimos a varios personajes, llegando media hora antes del arribo de Queens Of The Stone Age.

A los costados de los escenarios había un cartel que nos señalaba “ya viene”, en una especie de advertencia para calentar motores, mientras la muchedumbre se juntaba. Mientras tanto me dispuse a comprar una mineral de luca (súper-accesible). Entre menos minutos, más nos apretábamos con la gente y las luces nos lanzaban guiños falsos, tirando gritos a desfavor de nuestro éxtasis. La pantalla se vuelve a negro y llegan las estrellas.

Queens of the Stone Age.

Simplemente se lucieron. Josh Homme y Cia. Adornaban a cada tema con unos improvisados y largos guitarreos, a sus hits que los tienen consagradas como banda de peso. El primer mosh lo creo el Sick Sick del Era vulgaris; miles y miles saltando al grito y son de los pedaleos. Varias veces Josh señala cosas, en un gesto de empatía con el público presente, minuto en el cual recargaban sus rayos. Era cosa de minutos para erupcionar con Monsters in the Parasol, Do It Again, Little Sister, Burn The Witch, In My head, 3’s & 7’s y Misfit Love. Para cerrar con broche de oro era impensado el no tararear No One Knows, lo hicieron y dejaron la caga nos transportaron al desierto. Se llevaron al público en la palma de sus manos.

Pixies


La fila para comprar víveres era cosa seria; gastando tiempo en comprar y reducirlo en un minuto tomándotelo todo. Derrepente suena la voz de Frank Black y me fui corriendo a verlos. Valió la pena y como buenas leyendas vivientes del rock, se lucieron. Era una especie de grandes éxitos en donde: Here’s come you man, Isla de Encanta y cerrando con Where’s is my mind? . Los monólogos ocasiones de Kim Deal, hacían la velada muy cómoda y la voz intacta de Black, simplemente se lucieron. Clásico de clásicos.

Linkin Park


Mientras aeroplane mezclaba a  toda potencia los hits del momento y parte de su primer disco (ese escenario tenía el volumen muy alto), muchos hacíamos la espera de ver a Chester y cia. Lo primero que divisé fueron unas escaleras, una batería exorbitante y la bandera de nuestro país .Con un video en infrarrojo comenzaban con un track del nuevo disco, para luego crear una regresión a nuestros 16 con Papercut. El punto bajo lo marcó la seguidilla de temas de su nuevo disco, al estar poco familiarizado el público con ellos no se pudieron disfrutar a concho, eso sí, demostraban que no son solo hits y connotaba su crecimiento como banda. Sin embargo lanzaron One Step Closer, Numb, Breaking the Habbit, the Catalyst, What’ I Ve Done, entre otras. Con broche de oro cerraron con In the End.

Incubus


A eso de las 23:00 Brandon Boyd asomaba su presencia ante todo el público y lanzando al ataque Circles de su placa Morning View. No queda en duda la calidad como grupo, tocando temas del Morning View, Light Grenades y Make yourself; quizás se hubieran recordado del Science o el Enjoy Incubus hubiera sido redondito. Sin discrepancias se deja en claro que Incubus pudó haber tocado horas y horas, con el extenso repertorio de hits que poseen y sería un deleite.

Ante un evento de tal envergadura, la productora se la pudo. Se respetaron los horarios, hubo orden y el sónido se porto un siete. Ante tantos elogios, con ansias esperamos al maquinaria para el 2011, ojo que al parecer se viene.

Agradecimiento por las fotos de QOTSA , Linkin Park e Incubus a Francisco Aguilar. Más fotos en su flicrk. La de pixies a José Pincheira , su flicrk acá.

Cristian Poblete

I'm Danny Brown and Ryan Gosling. Primer Hokage en pueblo ruidoso