¿Por qué todos aman a Skrillex?

¿Por qué todos aman a Skrillex?

Desde que afloró el sentimiento rockero, de rudeza y violencia, las pistas de baile se han vuelto más agitadas. Ya basta de solo aplicarse al paso de izquierda a derecha. Al ser vibrates de mayor dureza e impacto, el salto y el empujón son algo inevitable. Si antes lo más movido te resultaba una canción de los Klaxons o con los Chemical Brothers alcanzai el éxtasis, las canciones de Justice, Crystal Castles y Skrillex, van directo a la violación de tu médula y a provocarte histeria. Eso es lo que entendió nuestro último personaje mencionado, conocido en el mundo del Post Hardcore y por su mamá, Soony Moore. Volviendo todo lo que rodea en espíritu de distorsión, fuerza, arritmia y locura. Un rockero, sin guitarra, de muchos loops y un Mac. ¿Qué más quieres?

Un poco de información y algo de wikipedia

Antes de aplicarse como DJ, tuvo su pasado con banda, cargado de chasquillas y guitarras. Fue vocal, guitarrista y tecladista de la banda post hardcore “From First to Last”, con la cual sacó dos discos, por el sello Epitaph (Millencolin, Bad Religion, Refused). Luego formó a los Sonny Moore and the Blood Monkeys, para tocar puntualmente en el “AP Tour”, evento auspiciado por la revista “Alternative Press”. Esta útlima aventura fue su periodo más cercano a la experimentación, entre el rock y la electrónica.

En el 2009, sus trabajos se inscribieron con el nombre de Skrillex, comenzando a producir temas y remixeando para Lady Gaga, Black Eyed Peas, La Roux y Snoop Dogg. La bomba estalló con su EP “My Name is Skrillex”, una mezcla de house y dubstep, que cautivo a la crítica especializada y a los niños con síndrome de rudos., encontrándose a libre descarga. ¿Éxito? Así vino el tocar en Coachella, producir y salir en temas del nuevo disco de Korn, codearse con respestados como Deadmau5, Diplo y Steve Aoki.

La Roux – In for The Kill (Skrillex Remix)

Lady Gaga – Alejandro (Skrillex Remix)

SebAstian – Love In Motion (Feat. Mayor Hawthorne) (Skrillex Remix)

El solo hecho de generar un background que impone rudeza y demasiado ruido en sus tracks, sin invertir una cuota de growls, doble pedales y guitarras rápidas, te deja todo más accesible. Más encima te lleva a la disco, a tomarte un vodka y compartir en un ambiente en donde pueden verte lindo y cool. Estás claro que si eres metalero, no lo haces para ir a la moda; menos si conlleva ir a una tocata y sufrir de las patadas de gente, que no tiene ánimos de verse compuesta. No es contra de nada, pero las diferencias quedan a la vista.
Súmelo el efecto de que nos trajo la novedad a las pistas. Masificó al dubstep y las líneas fuertes, llevándolas a nivel global. Dejó de ser una escena escondida, solamente de verdaderos cultores y fans. No fue el primero, pero si la persona que supo hacerla. Así como los Crystal Castles impusieron su nombre, formándose después que Kap Bambino. La base de todo esto, es cambiar la forma de mostrar un elemento, sin modificar el fondo, generando atención a un rango más general de público. Así como lo está haciendo LMFAO o David Guetta (una mierda de ejemplo).

¿Es nuestro salvador?

La variedad y la experimentación son elementos que Skrillex ha sabido manejar al revés y al derecho. Nos ha demostrado que no es necesario ser virtuoso, ni menos generar un contenido avant garde en su propuesta. Solo  trata de llevar a tu cuerpo al éxtasis, engañarlo y que tu mente no pueda hacer nada. Tanto ha cambiado la visión de la música dance, que romper macs es más sensual que romper una guitarra.