Ni ahí con el romanticismo, lo cursi y los peluches: Series y Animes infelices para ver

Ni ahí con el romanticismo, lo cursi y los peluches: Series y Animes infelices para ver

Porque las listas románticas sobre qué ver, comer y visitar para hacer crecer el amor se están tomando febrero, nos animamos a hacer la anti-lista de animes/películas/manga sin cursilerías. Pequeñas sinopsis para historias que no tratan sobre la felicidad absoluta, que nos muestran lo cruel que puede llegar a ser la vida y que al final del día serán recordadas por la cantidad de pañuelos que nos hicieron gastar.

Escrito por Matías Berdejo

Made In Abyss

En un mundo ficticio con elementos del medievo, existe un gigantesco abismo donde monstruos, enfermedades y todo tipo de calamidades, esperan a quien se atreva visitar. Bajo ese punto de vista, nadie pondría un pie en ese infierno, pero también hay minerales, tesoros y un montón de maravillas, lo que sirve para demostrar que sin importar lo ficticio del universo, la codicia y curiosidad se encuentra en el adn de la humanidad.

Riko, una joven de 12 años, motivada por la búsqueda de su madre, una legendaria exploradora que se dice llegó a los últimos niveles del abismo junto Reg, -un humanoide que conoció en una de sus exploraciones-, son quienes toman el protagónico al decidir explorar los confines del abismo. Los primeros capítulos pueden hacerlo parecer un Shonen más (protagonista sin padres, gritona, impulsos Naruto) y claramente explorar zonas desconocidas. Tampoco es premio a la creatividad, pero olviden los prejuicios y no abandonen a medio camino. Desde los primeros 5 minutos, la serie te hace sentir estar jugando FF VIII, Golden sun o cualquier otro jrpg de estilo clásico. El diseño, tanto de personajes (lo más debatible) como de escenarios, es sublime y la calidad no decae en ningún capitulo. Lo mejor de esta divina comedia japonesa, radica en lo oscura que se va tornando la historia con cada capítulo para llegar a un último acto que a más de alguno dejará con crisis de llanto. Lo mejor de lo mejor: ya viene segunda temporada.

Llantometro: 9/10

Wolf Children

Si bien las películas de Mamoru Hosoda en su mayoría son alegres y con colores que no nos permiten deprimirnos, Wolf Children viene a ser una especie de excepción. Ojo, tampoco queremos decir que es la catarsis en desolación, solo que cuando estén mirando los créditos finales, más de alguno tendrá el sabor agridulce en la boca y unas ganas irremediables de mirar el techo y querer cuestionarse la vida. ¿De qué va la historia? Hana es una joven estudiante universitaria que por cosas de la vida conoce y se enamora de un apuesto joven, quien a su vez oculta un pequeño gran secreto: es un hombre lobo. Ambos deciden vivir juntos y formar una familia. Los tópicos mitológicos del hombre lobo pasan a segundo a plano, y aunque sin dejar de ser importantes (sobre todo en los hijos de Hana) no son el asunto principal de la película como lo es la vida, crecimiento y desarrollo personal de los personajes, asimismo la transformación de Hana de una estudiante a madre, los conflictos de sus hijos, la importancia sobre la realización personal y cómo ésta se enfrenta a la sociedad de progreso moderna. Una gran película, con un comienzo que puede ser tan cursi como ver a tu hermano/a en su primer mes de pololeo, pero con muchos giros inesperados. Nunca tan alegre, pero tampoco triste. Como la vida.

8/10

Shigatsu wa Kimi no Uso

Tristeza, profunda pena y desolación es lo que acompaña los primeros minutos al terminar de ver esta serie. Magnífica historia, grandes personajes y un emotivo, muy emotivo final.

Kosei Arima es un joven y talentoso pianista, quien, como resultado del fallecimiento de su madre, se ve incapacitado para volver a tocar piano. Todo cambia cuando conoce a Koari, una gran violinista (y ángel demasiado puro para este mundo) que hace replantear las creencias de Arima en torno a la música y perspectiva de vida. Cualquier otro detalle sería caer en spoiler de los malos. La serie va tratando la relación de estos 2 personajes, su desarrollo en la vida diaria, sus amigos y especialmente con la música. Un buen OST con piezas clásicas incluidas; un apartado visual increíble y una historia que, a pesar de lo triste que llega a ser, deja grandes enseñanzas, momentos memorables y de igual forma tiene ocasiones para reír. Advertencia máxima: no hay forma de estar preparado para el final, pero una vez llegado a instancia, todo ha valido la pena.

Llantometro: 11/10

5 centimeters per second

Antes de Your Name o The Garden of words, Makoto Shikai trabajó en 5 centimeters per second, una película llena de feels y que nos dará unas incontrolables ganas de ir a Tumblr y rebloguear mil frases con fondo de espacio o flores. La historia cuenta sobre Takaki y Akari (aunque se enfoca más en Takaki) en un relato dividido en 3 partes. Comienza con el protagonista en su infancia para llegar al último relato cuando éste es un ‘adulto joven’. Como Takaki conoce a Akari, forman una amistad, tienen sentimientos especiales el uno hacia el otro y todos los procesos por los cuales pasa su relación que debe enfrentarse al inexorable paso del tiempo, es lo que nos quiere contar Shikai. En esta preparación hay de todo: cursilerías, separación, momentos de introspección, penas y alegrías, todo ello en las casi 2 décadas que transcurren desde la primera hasta la última historia. Detalles aparte para el increíble acabado técnico, pues para quien ha visto otras películas de Shikai no será ninguna sorpresa. El tiempo no la ha pasado la cuenta a esta película. Las ganas de poner pausa para sacar algún fondo de pantalla siguen intactas.

Llantometro: 6/10

Mushishi

Mushi shi debería ganar el premio mundial a la serie más hermosa jamás hecha. Todo es amor desde su opening pasando por cada frame… Salvo por  sus historias. Mushishi trata sobre la vida de Ginko, un experto investigador en espíritus o criaturas mitológicas que reciben el nombre de Mushi. En cada capítulo, Ginko irá ayudando a distintas personas que tienen problemas con estos espíritus. Cada capítulo trae historias distintas con personajes, situaciones y enseñanzas nuevas. Bajo ese contexto, en Mushishi, los relatos en su mayoría son serios, pues aunque estemos viendo un anime con tintes fantásticos, ninguna historia se ve falsa. Los Mushi son ocupados muchas veces para explicar acciones o sentimientos humanos (extrema codicia, odio, orgullo, etc). ¿Hay cosas fantásticas? sí. ¿Se pueden esperar capítulos con finales que devuelvan la esperanza en la humanidad? También.  Pero en su mayoría, aunque  Ginko logra resolver los problemas. El desenlace solo nos dejará con un gran vacío en el pecho. La magia de Mushishi radica en que siempre todo se trata con una tranquilidad absoluta, sin caer en exageraciones propias del anime ni en escenas gore, sumado al increíble trabajo artístico que muestra la serie y la profundidad  de sus historias, sin importar como termine el relato, siempre queda una enseñanza.

Llantometro: 4/10

Bonus track. El primero no es anime, el otro ya tuvo su mención anteriormente, los 2 siguiente merecen artículo propio y el último ya es casi pecado no haberla visto.

Master of none

O te deja creyendo que serás un alma solitaria de por vida o quedas con fe en el amor. Tiene todo el drama que atormenta la vida de cualquier veinte-treintañero actual.

Llantometro: 6/10

Sakamichi no apollon

Una teleserie con mucha cebolla que cuenta el drama de 3 amigos, su familia y cercanos, su relación de amistad, friendzoneo y romances, todo ambientado en comienzo del siglo pasado y con mucho jazz de fondo. Yoko kano participa en el ost.

Llantometro: 6/10

Oyasumi Punpun

Onedara pun pun es un joven que convive con una familia disfuncional, mala suerte, amores raros y muchos, muchos conflictos personales. Existe solo en manga y es imposible de terminar en 1 o 2 días. Internet, y tu yo de los 16 hasta los 25 aprox, la amarán por siempre.
Llantometro 8/10

Puella Magi Madoka Mágica

Contiene todos los elementos para una depresión crónica, pero entre novela, manga, anime, ovas, hay demasiado para hilar sobre madoka.

LLantometro: 9/10

La tumba de las luciérnagas

Si aún queda gente en el mundo que no la ha visto, verla es absolutamente necesario para llorar a mares y luego querer abrazar a toda la familia. De las primeras obras maestra de Ghibli.

Llantometro: 12/10