LeRock Fest 2018: Poco a poco, saliendo del nicho

img

Por Maximiliano Díaz y Juan Morales

El pasado sábado 06 de enero del recién llegado 2018 fuimos testigos de una propuesta vanguardista en la música nacional, donde la calle Infante 1415 fue el lugar de residencia para las más de nueve horas de la primera versión del festival de música LeRock Fest, evento organizado por el sello discográfico chileno LeRockPsicophonique. Esta discográfica lleva una década y poco más desde su nacimiento, y su principal objetivo tomó el fin de semana pasado un gigantesco paso: Dar voz a la escena nacional independiente.

Dando inicio a las 2:00 de la tarde, la fecha presentó a más de 15 bandas (dos argentinas, una peruana y el resto chilenas), la mayoría caracterizada por el uso de pedales y sonidos derivados del post-rock. Las presentaciones se distribuyeron en dos escenarios, uno subterráneo y el otro a la entrada del local. Además, el lugar contó con un patio (con sombrita, cabe destacar) en el que, además de haber un par de stands de comida, se realizó conversatorios con miembros de las bandas.

Y es que, a pesar de las altas temperaturas (30°), fueron más de 300 asistentes quienes disfrutaron de una jornada repleta de compañerismo, profesionalismo y habilidad de interpretación protagonizada por los organizadores del evento, así como la parrilla de bandas, que incluía a artistas de distintos sellos como Kinder (Perú), Baikonur, Kinetica, Sistemas Inestables, Osorezan, Animales Exóticos Desamparados, Nicolás Aimo (Argentina), ZET, tortuganónima, entre otros.

Partiendo el festival con la energía de Baikonur y ZET más la potencia de 500k, fue después Nicolás Aimo quien silenció a la multitud con el carácter psicodélico y electrónico de su seductor sonido, para después encender los cuerpos del público con la rabia y la agresividad sónica de Lerdo que movió a la masa con el más puro mosh. Pero la emoción del trío no quedó solamente en los 30 minutos de presentación, y es que fue Zoologica, quienes se presentaron al finalizar el show de Lerdo, quien combinó sus rápidas baterías y melodías con la participación en una canción de Mauricio López (integrante de Lerdo).

Osorezan, banda integrada por el mismo guitarrista de Lerdo, fue quien destacó después. Acompañada de siete integrantes, buena producción visual y atmosférica y una puesta en escena pulida, no hay duda alguna que esta banda es un claro ejemplo de la evolución y profesionalismo que está tomando como rumbo la escena nacional. Con brillantes crescendos y manejos excepcionales de potencia sónica y atmósfera instrumental, Osorezan demostró ser uno de los platos fuertes de la jornada.

Tras eso, arribó al escenario el electropop bailable de Kinética, para luego abrir paso a la llegada la banda peruana Kinder, con un post-rock melancólico y, a veces, minimalista. Luego, fue Animales Exóticos Desamparados quien se tomó el escenario con su desordenada energía juvenil caracterizada por guitarras y voces al más puro rock alternativo noventero. Más tarde, llegó Meridiano de Zurich, banda chilena que se robó la atmósfera con un post-rock distorsionado y melodías shoegaze.

Más tarde, nos encontramos con el siempre interesante trío Sistemas Inestables, quienes ofrecieron un electrónico ambiente ordenado por las raíces del post-rock en un show con una atmósfera única dentro del festival. Luego, fue Iverness quien relajó y emocionó los oídos del público con un rock espacioso y etéreo en momentos. Y, finalizando la jornada, fuimos testigos de quienes abrirán el próximo show de Toe en nuestro país: tortuganónima. Conocidos por el público chileno, la banda ofreció un desplante cargado de energía y emociones que movió al público con potentes baterías a destiempo y fuertes melodías. Por último, nos encontrarnos con La Ciencia Simple, quienes regresaron a nuestro país tras haber tocado en el extranjero con bandas como Swans para traernos su clásico y melódico post-rock.

No tenemos duda alguna de que este es el inicio de un ciclo con muchos años y novedades por delante, y qué mejor forma de empezar que esta. Solo queda esperar sentados y ver las sorpresas que LeRockPsicophonique y las bandas nos tienen preparadas. Pero sí tenemos algo claro; la revolución en la escena ya empezó.