Lo-fi house: más allá de la nostalgia pre-fabricada y las ilusiones de internet

img

Hace poco, hablando del algoritmo de Youtube, destacamos un pequeño fenómeno dentro de este: el lo-fi house, uno de tantos géneros al que se le aplica la etiqueta de la nostalgia. Se caracteriza por samples simples y repetitivos, con sintetizadores que funcionan como capas y pequeños detalles dentro de la canción, bajos pesados, kicks potentes, y el sonido lo-fi del cassette y el vinilo, con el ruido añadido como valor agregado. Aunque catalogado como “música de ascensor” por algunos o poco inventivo y falto de creatividad por otros, el género ha ido de a poco apoderándose de las raves del extranjero. Hay algo que cautiva, atrae y causa interés dentro de todo esto. No es solo una ilusión virtual creada en la red.

Desde el hype generado a través de la plataforma de YouTube, actos como Ross From Friends han podido tener un alcance que antes no se hubiesen imaginado. El productor inglés, de nombre Felix Weatherall, inspirado por la música experimental, las técnicas de sampleo del hip-hop e incluso el eurobeat de los 80, llegó a tener una sesión para Boiler Room en Londres junto a varios acompañantes. A pesar de la ironía de nombres como DJ Boring o DJ Seinfeld, que podría llevar a que no se les tome tan en serio, medios especializados no han podido dejar de hablar de ellos y al final termina siendo solo otra parte de la identidad colectiva del género. Aunque también esto ha hecho que se les llame mediocres, flojos, un chiste y artistas no auténticos u honestos. Obviamente, FrankJavCee, reconocido YouTube que hace humor relacionado a la música y la producción, también ironizó sobre el lo-fi house en un video.

DJ Seinfeld, quien también estrenó hace poco una sesión para Boiler Room, en Nueva York, tiene sus problemas con esto. “Si eres un crítico de música, céntrate en la música primero. Después puedes empezar a pelear por el nombre del artista, aunque es un tema realmente aburrido para mí”, comentó hace un año en Fact. El no tomarse tan en serio el nombre es una jugarreta en referencia a esos músicos que creen más importante construir su personaje que hacer música. Incluso, tampoco le importa mucho el tag de “lo-fi”, aunque si valora el hecho de no usar siempre el tono más claro y pulido. Si le sirve al que escucha, bien, pero no se preocupa de crear música que se relacione necesariamente con esa etiqueta. No estaba la necesidad de “crear un estilo”. Sus intereses son más diversos y sus sets lo demuestran. El género tiene sus características propias, pero los artistas relacionados no se limitan a ellas.

trp. foto por Ondřej Tůma.

De todas formas, el lo-fi house es solo una pequeña parte de lo que es la escena house y de raves mundial -a pesar de la gran red de sellos DIY que distribuye material relacionado a nivel internaciona-, y quizá una que necesite mucha más variedad, tanto en la música misma como en los artistas que la representan. Si tomas artistas como Mall Grab, Grant y DJ Stoner Dad, más allá de los niveles de saturación, quizá no encuentres tanto que te llame la atención, como para diferenciarlos del resto. ¿Hay más por explorar? Ligado al llamado Outsider House, en realidad sus trabajos distan de lo presentando por artistas como Huerco S, mucho más rítmico y textural, o Ñaka Ñaka, con canciones más ambientales y densas, y Yaeji, que tiene un acercamiento mucho más pop y tradicional, pero no por ello menos interesante,  mostrando que en realidad hay bastante más en cuanto al mundo sonoro de esa artista del house. El lo-fi house tiende a ser mucho más específico y cerrado -y no lo digo por el marcado 4/4 que acompaña a la mayoría de los tracks-, yéndose a la segura generalmente, aunque esto no ha evitado que sus nombres más grandes anden actualmente girando por el mundo.

El músico alemán trp, defiende su estética diciendo que a la gente no le gusta el sonido muy pulido de las producciones electrónicas actuales y que a él le parece aburrida. Las pequeñas imperfecciones, el ruido y la calidez parecen atraer a la gente.  Aunque actos como DJ Boring son más propensos a encerrarse en una sola línea a la hora de enfrentar la música, otros como Ross From Friends se niegan a ello. Tiene aliases bajo los que hace hip-hop, tiene canciones en las que también canta y varias canciones sueltas que quizá lance bajo su seudónimo actual. Como él, muchos de estos artistas llevan poco más de 2 años en esto, por lo que aún les queda mucho camino por recorrer. ¿Serán capaces los futuros lanzamientos superar el hype de internet o quedarán solo como una promesa olvidada?