Quiero saber un poco más sobre Daniel Caesar: El hombre que adorna el soundtrack amoroso del año

Quiero saber un poco más sobre Daniel Caesar: El hombre que adorna el soundtrack amoroso del año

Llámale encuentro casual o el algoritmo de tu corazón direccionado por youtube. Tu encuentro con Daniel Caesar, probablemente, no haya sido nada espontáneo y ni siquiera al azar, pero de lo que si puedes estar claro es del grosor de su voz, sus arreglos elegantes y la intensidad de sus letras que han recorridos muchos de tus feels en estos últimos meses. Yo le llamaría a la conexión Get You, y al besito en la oreja Japanese Dream.

En este breve manifiesto, hablaremos un poco sobre tu artista favorito del 2017, y de como ha sido capaz de construir su estilo extra-emocional en goteras lofi; también entender la contextualización de por qué ha decidido mantener un espíritu netamente artístico por sobre el monetario, y por su supuesto, la demostración empírica de su nuevo éxito, que lo ha llevado a trabajar con gente como Kali Uchis, HER y Chance The Rapper.

Sus orígenes

Originario de Toronto, de 22 años, dice haber estado metido en esto de la música desde siempre, partiendo en coros de Gospel y con arduo trabajo en el colegio. En su ambiente familiar siempre se tuvo relación con la música, partiendo por su padre, quien ya cantaba en diferentes bandas en restaurantes.

El primer trazado en el currículo lo realizó con “End of The Road” el 2015, donde ya se definía entre el canto religioso y con una visión existencialista de como desprenderse de lo físico.

La primer canción la escribí a mis 8 años, y fue dedicada para Bethany, quien se convirtió en mi primer crush. La canción se llamaba “Shy That Way”,  y estaba influenciada por lo que escuchaba en esa época: Mucho John Mayer y Jason Mraz. Recuerdo que comenzaba con una guitarra acústica, y  luego, tomaba una vibra bien hip hop, que le daba su toque Stevie Wonder y Luther Vandross.

Según ha comentado en Nowtoronto, la plata para el no es importante, y ni siquiera es y será tema de fondo. Su sentimiento va netamente por expresión, solamente con la idea de conectar su alma a su voz y generar alguna manifestación que te entregue algo y pueda erizar tu piel.

Sus influencias

Reconoce que en su casa no se tenía ningún noción sobre música popular. El ambiente se llenaba de gospel music, de biblias y manifiestos, entendiendo así el tono y estilo reflexivo de su música.

Entre leer entrevistas en Beats 1 y Nardwuar,  las menciones que se repiten a la hora de hablar de quienes movieron el piso, van desde BADBADNOTGOOD, Kaytranada, James Blake, Frank Ocean o clásicos del tipo Pink Floyd, D’Angelo, Radiohead y Kanye West.

Su visión

Creo que la forma del arte de hoy está en un interesante espacio. Muchos artistas están aspirando a llenar un arquetipo en vez de ser ellos mismos. Incluso si logran hacerlo, sus fanáticos lo van a notar.

Lo que estamos haciendo es ir más allá del dinero. Sabemos que todo el mundo se comerá al final del día. Eso demuestra que nunca estarán convencidos al 100% de lo que hacen.

La relación, la hegemonía y la fricción terrenal en relación a la familia, el sexo femenino y el amor hacia los pares, terminan siendo las paredes que llenan cada canción. Para el, la redención y el reconocer nuestra vulnerabilidad son necesarios para poder diluir el espíritu que es capaz de exprimir sesos, desnuda tu ser y eriza la piel. Porque más allá de lo superficial, todos sentimos y dudamos de serle fieles a nuestros sentimientos frente a cosas mundanas.

Es necesario contarte sobre Freudian

Conocí una chica y estuvimos muy involucrados. Con ella intercambiamos muchas cosas y sentimientos que jamás había vivido y conocido. Get You fue una canción escrita como la alabanza hacia un amor que sentía que no me merecía en ese momento.

Freudian lo define como un amor que se sintió en casa, y de repente, lo retorció e hizo sentir disminuido. Hablamos de una declaración metafísica hacia algo desconocido, sin ningún tipo de control, donde el tiempo se va derritiendo en tus manos. Su manera de poder sentir paz frente a esta sensación, ha sido interpretando la reconciliación y el abandono, desde la mirada de Dios, el Hombre y las mujeres. Freudian es sobre el amor que lo llevó al borderline, y el que también, lo llevo a la estabilidad. Las letras de Freudian se terminan contando con una historia que siempre te va preguntando ¿Cuál es el camino?

La trascendencia espiritual no tiene libertad garantizada. Todo debe terminar de una manera, y es la respuesta que quiere que descubras: Si todo debe llegar a su fin, ¿Por qué no ser siempre intenso? Hazlo y podrás conocer las bellezas de las cosas, aunque rocen fuerte contigo y te hagan dueño. Quizás, ese es la lógica de sentir: Sé que voy a querer sin preguntas y sé que vas a quererme sin respuestas.