Fuimos al Festival Internacional de Cine de Valdivia y estas son las películas que te recomendamos

Fuimos al Festival Internacional de Cine de Valdivia y estas son las películas que te recomendamos

Texto por Coni Lobos.

Este año se realizó la vigésima cuarta edición del Festival Internacional de Cine de Valdivia (FICV). Siete días que contemplaron de seis a nueve locaciones para ver películas, donde se tuvo la oportunidad de hacer preguntas a los directores y equipos especializados invitados. Siendo uno de los principales festivales de cine de latinoamérica, se distingue principalmente por su organización, compromiso con la comunidad, funciones gratis, votación popular, invitación a colegios hasta funciones cercanas a la fecha en diferentes comunas de la región en busca de que sea un evento descentralizado. Este año el programa relució en nuestros relojes para correr de función en función, y éstas son algunas de las películas más destacables de las secciones,

Why don’t you play in hell?
(2013, Sion Sono, Japón)
Muestra de cine contemporáneo: Nocturama.
Acción/Comedia

Uno de los cineastas más reconocidos e influyentes de los últimos años se presentó en el FICV. Hablamos de Sion Sono, con una selección de seis largometrajes, cada uno muy diferente al otro en cuanto a género y temáticas. Siempre con un cine que se distingue por ser irreverente, trata tabúes sociales y lleva a sus protagonistas a viajes inesperados guiados por sus deseos, por incorrectos o irreales que sean.
Para Why don’t you play in hell?, Sono tardó 15 años aproximadamente en la escritura del guion, influido en sus propios inicios como cineasta. La película desarrolla una narrativa llena de humor absurdo y acción, donde un grupo de cineastas amateurs, los Fuck Bombers, se hayan a prontas de filmar una película de yakuzas.

On the beach at night alone
(2017, Hong Sang-soo, Korea del Sur)
Muestra de cine contemporáneo: Gala.
Drama

Largometraje, de la sección Gala, del director Hong Sang-soo, el cual ha dado bastante que hablar durante este año en el que estrenó tres películas: Claire’s Camera, The Day After, y On the beach at night alone, las tres proyectadas durante el festival.
On the beach at night alone, presentada por Jaime Grijalba, programador del festival que, haciendo referencia al poema de Walt Whitman que titula la película, da mucho que entender mediante el transcurso del largometraje, el cual trata de un drama directo y simple. Con escenas de diálogos cotidianos, la protagonista desarrolla sus inquietudes, actitudes melancólicas y hasta agresivas, luego de un quiebre amoroso. Es una película catártica, con actuaciones potentes. La relación que el director toma al realizar estas películas nos hace cuestionar el concepto de representación en el cine.

Tenebrae
(Dario Argento, 1982, Italia)
Homenajes: Giallo.
Giallo/Thriller

Giallo, el género desarrollado en los 70’s en Italia, que en sus películas retratan una estética bastante característica: llenas de sangre y mujeres estereotipos de la belleza de la época siendo asesinadas de todas las formas posibles.
Dario Argento, director de películas que influenciaron a mucho del cine de terror francés, thrillers modernos y a directores como Tarantino, realiza este filme que llega a ser uno de los últimos considerados para el género. En esta ocasión Argento hace una crítica al giallo, acercándolo más al thriller y horror, en una historia policiaca donde se cuestiona la influencia de un autor de novelas, Peter, ya que empiezan a transcurrir una serie de asesinatos a mujeres tal como él escribe. Esta película fue inspirada en hechos de su vida, luego que empezó a ser acosado por llamadas telefónicas de un fan, por lo que se cuestiona las repercusiones que su obra podría conllevar. La película sumergida en colores pasteles y sangre, tiene un impecable OST realizado por Goblin, banda de rock progresivo italiana que durante la película suena con fuertes sintetizadores.

Spacy
(Takashi Ito, 1981, Japón)
Homenajes: La gran ola de Tokio.
Experimental/Cine Estructural

Dentro de la programación del festival, cada año, se da el espacio para el cine experimental. En este, como nos contó Isabel Orellana -programadora del festival- en su presentación, se buscó mostrar un homenaje a esa pequeña ola que surgió y avanzó con directores durante un periodo y lograron mostrar un espectro temporal de cómo era la idea del cine experimental en oriente desde los 60’s y 70’s con Takahiko Iimura, en los 80’s Akihiko Morishita y Kohei Ando, y ya más hacia los 80’s, 90’s, Takashi Ito.
Ito, dentro de sus obras, hace parecer que, tras el telón en el que se proyecten, nace una nueva dimensión donde se desconfigura el espacio, algo que logra mediante la fotografía como unidad básica. Yuxtapone perspectivas de lugares familiares, canchas de basketball y habitaciones, da movimiento a través de luces, y logra una desestructuración del tiempo y el espacio, como varios de estos cineastas recién nombrados buscan explayar en metrajes.

Sus cortometrajes más conocidos se pueden hallar en internet.

Lone wolf and cub: sword of vengeance.
(Kenji Misumi, 1972, Japón)
Muestra retrospectiva: Totalmente Salvaje.
Acción/Chambara

La sección totalmente salvaje cada año da muestra de obras de culto de géneros violentos, bizarros o, como ellos mismos mencionan en el festival, “malditos”. El lobo solitario y su cachorro es una película samurai basada en el manga del mismo nombre de Kazuo Koike, muy conocido por tener referencias en la cultura popular, desde Kill Bill Vol.2, hasta en el juego Final Fantasy X y la serie animada Samurai Jack.
Kenji Misumi lleva la historia al cine llena de acción y sangre que le caracteriza.

Meshes of the Afternoon
(Maya Deren y Alexander Hammid, 1943, Estados Unidos)
Homenajes: Maya Deren.
Experimental/Surrealista.

Dentro del festival, se homenajeó a la precursora del cine experimental, Maya Deren, ya que hizo historia e influenció muchísimos cineastas como David Lynch, Jonas Mekas, y Stan Brakhage. Deren, quien consideró el cine como un arte total y una suma de bastas disciplinas, trabajó un surrealismo onírico, cortometrajes confusos, con un sonido estridente por parte de Teiji Ito. En Meshes of the Afternoon, invita al espectador a ser testigo de los sueños confusos de la protagonista que personifica la misma directora.

Otras Recomendaciones:
En esta versión del FICV, se presentaron películas como La Telenovela Errante (Raúl Ruiz y Valeria Sarmiento) y Grandeur et décadence d’un petit commerce de cinéma (Jean-Luc Godard), ambas películas que se consideraban perdidas, pero fueron recuperadas y lanzadas este año. Joyas para los fanáticos de estos directores, que probablemente estén siendo proyectadas en circuitos de ciclos de cine.
Desierto no cierto (Nathaly Cano) ganó el premio del jurado por parte de la Competencia de Largometraje Chileno, dedicándolo a las mujeres del norte. La película que muestra texturas del desierto de nuestro país, de la comunidad que allí habita, de las señoras que lo protagonizan, hablando de su relación con el territorio en un momento clave.
Casa Roshell (Camila José Donoso), de producción mexicana-chilena que relata a modo documental y con guiños de ficción, como es estar en la Casa Roshell -ubicada en México-, donde se celebra la femineidad entre espejos, maquillajes, y trajes para su clientela -trans, mujeres y hombres ci-. Se llevó el premio el Premio Especial del Jurado, recibido por la directora y una de las chicas de la casa diciendo: “No pedimos tolerancia, exigimos respeto; no más transhomicidios”.