Kendrick Lamar no es un rapero simple : Una lectura desde la semiótica y el sustrato a todos los videos de DAMN.

Kendrick Lamar no es un rapero simple : Una lectura desde la semiótica y el sustrato a todos los videos de DAMN.

Cualquier persona que tenga al menos una noción de lo que es el Hip-Hop y el Rap debe tener arraigado a ello cosas como autos, drogas, barrios peligrosos, ropa con muchas X antes de la L y armas. Esto no es para nada errado, pues la realidad violenta y hostil en la que nació el hip hop, y por ende, el rap, se convierte en un gran paralelismo en relación a la etapa marcada por el éxito a la que sólo algunos raperos pueden llegar. Los excesos, la fama y el dinero se vuelven algo real y enorgullecerse de eso es el paso obligado, lo cual se galardonea en unos 4 de 5 videos musicales de rap que se han hecho hasta ahora, y en este punto es donde Kendrick Lamar entra con bombos y platillos.

Si bien lo que proclama Kendrick no es algo que se aleja de los conceptos que atañen al hip-hop en general, su visión está caracterizada por una profunda introspección sobre la vida de barrio en Compton, además de siempre contraponer ideas o sensaciones que le han pasado simultáneamente o en diferentes situaciones a lo largo de su vida y carrera musical. A eso sumemosle una increíble capacidad de montar historias por medio de rimas… ¿Cuál es el resultado? Discos como To Pimp A Butterfly o DAMN: obras densas y sólidas, donde Kung Fu Kenny defiende su manera de ver el mundo con argumentos tan poéticos como agresivos.

Con todo lo antes mencionado, no es de extrañar que la manera ‘Kendrickiana’ de entender la música no se queda sólo en lo sonoro, y en este punto quiero detenerme desde ahora: sus videos musicales.

Escrito por Josué Navarrete

Es cosa de ver videos como el corto ‘God Is Gangsta’ para darse cuenta que Kendrick no hace simplemente videos donde está rapeando con mil cadenas encima mientras está en una fiesta plagada de gente emborrachándose; él crea una experiencia audiovisual, con la cual concretiza los conceptos que desea exponer, e incluso los expande con planos estéticos, versos extras, referencias, críticas y elementos simbólicos que están cifrados en su conjunto para dejarle el papel importante a algo tuyo: la interpretación… y en DAMN., lo lleva aún más lejos.

ELEMENT. : Ser el mejor, es tener cicatrices.

Quiero imaginar cómo sería la expresión de Kendrick hace unos 15 años atrás, cuando aún era un niño viviendo en Compton, y con todo lo que eso conllevó: muerte, violencia, y la hostilidad como algo normal de cada día, tal como lo palpa en el video de ELEMENT.

Ya en la cima, Kendrick rememora su pasado tormentoso con una extraña nostalgia por haber enfrentado las dificultades y superarlas, habiendo luchado con decisión. ¿Cuál fue y sigue siendo su motivación? Compton, su gente, la comunidad a la que representa sintiéndose orgulloso de ello. No por nada el video no se guarda al graficar el ambiente en el que Kendrick nació, mostrando una casa ardiendo, pandillas amenazadoras, su padre sangrando por una golpiza o un niño presenciando un suicidio.

Esta estética trabajada por el mismo Kendrick junto a su manager Dave Free (llamándose ‘the little homies’) y el fotógrafo Jonas Lindstroem es un sentido homenaje a Gordon Parks, reconocido fotógrafo autodidacta, escritor y músico que retrató la pobreza y el racismo de los años 50’s y 60’s en EEUU a modo de denuncia. Muchas de las postales del videos son representaciones de icónicas fotos de Parks, caracterizadas por una belleza que irradia descontento, tal como Kendrick a lo largo de todo DAMN.

DNA. :‘Dead Nigga Association’

Lamar, al igual que otros raperos, tiene varios sobrenombres (K Dot, Mr. 1-5, Conrow Kenny, Good Kid, King Kendrick, King Kunta, etc.), y en DAMN. aparece uno que toma gran protagonismo a lo largo del disco: Kung Fu Kenny. Este alter ego tiene su origen en la película ‘Rush Hour 2’ (2001), donde el actor Don Cheadle encarna al verdadero y original Kung Fu Kenny, el personaje que Kendrick encarna y protagoniza en el video de la canción DNA., teniendo como invitado especial al mismo Don, pero interpretando a un policía, intercambiando roles.

Acá se toca un tema angular dentro de la idiosincrasia del Hip Hop: su obsesión con la cultura asiática. Específicamente, con las artes marciales. La conexión entre ambas culturas tiene origen en el boom de las peliculas de accion orientales que constantemente llegaban a los cinemas baratos de los 70’s y 80’s en EEUU. Los conceptos de disciplina, el honor y el respeto por los maestros fueron los valores que captaron las generaciones de raperos de la época, siendo un gran ejemplo de ello los legendarios Wu-Tang Clan, palpando una fuerte influencia de esto en sus canciones, samples, videos, películas, y obviamente, en su nombre.

Retomando el video, Kendrick toma un rol de guerrero: el de Kung Fu Kenny, porque representa y materializa un elemento esencial de su cultura, parte de su ADN, y lo hace con un claro fin: defender sus raíces. No es casualidad que, en el momento que kendrick toma posesión del policía y este empieza a rapear la avalancha de rimas y verdades, el detector de mentiras se vuelve loco. Esto es un símbolo de la deformación de la realidad y el racismo que realiza la sociedad norteamericana hacia la comunidad negra, perjudicandolos sólo por ser lo que son (representando al poder judicial, o incluso a la misma industria musical).

Este personaje guerrero y agresivo se hace presente muchas veces a lo largo de DAMN., y no es por el azar, ya que Kendrick siempre se ha defendido de los dichos contra él y ha tocado el tema racial en todos sus discos, pero en este, también está luchando contra sí mismo.

HUMBLE. : ¿Maldad o debilidad?

La canción HUMBLE. salió como single un 30 de marzo, siendo el primer atisbo que se nos dio respecto al aquel entonces ansiado nuevo disco (el cual salió el 7 de abril). Desde el vamos, nos deja las cosas claras al ver un Kendrick vestido de papa preguntándonos si es malvado o débil. ‘Tienes que ver esto’, nos dice, dejando esa pregunta en suspensión y usándola como anzuelo para que analicemos el video y podamos resolver y relacionar, de alguna manera, cuál de las dos alternativas es la correcta.

A lo largo de toda la canción se puede percibir una autoproclamación de superioridad, pidiendo respeto hacia su figura de manera constante, seguramente dirigido a sus haters y demás raperos de la industria. También critica fuertemente la actual cultura a la imagen y la hipocresía que hay en ella con la utilización excesiva del Photoshop, graficando esto con una mujer retocada digitalmente mientras está en el lado derecho de la pantalla, y que al pasar al lado izquierdo, se ven todas sus imperfecciones faciales y estrías. Todo esto, siempre en un tono algo vanidoso, y hasta burlesco.

Todos sabemos que K-Dot es alguien quien puede decir estas cosas porque se las ha ganado, ganándose respeto a lo largo de su trayectoria y siendo considerado por muchos como uno de los mejores raperos que han existido, pero, ¿Por qué te pediría ser humilde? Bueno, te lo pide porque él también es humilde, demostrandolo en ciertos planos donde se muestra andando en bicicleta por Compton, tratando de convencerte que aún es el pequeño Kenny del barrio, aún se acuerda de su gente. O cuando está junto varias personas mas con la cabeza agachada recitando el coro: ‘siéntate, sé humilde’, seguramente correspondiendo a Dios, al igual que cualquier otro cristiano, dándole las gratitudes por haberle dado los dones que tiene. Y en la misma escena en la cual critica a Photoshop o cualquier programa de edición, citada anteriormente, donde Kendrick se pasea por ambos lados y nada de su imagen cambia. Siempre muestra su lado real.

Pero… también hay imágenes donde está en un cuarto abarrotado de dinero junto a mujeres semidesnudas, o está en una mesa larga, siendo clara referencia al cuadro de la última cena de DaVinci, ocupando el mismo puesto que Jesús, el enviado de Dios. Esto me lleva a lo siguiente: ¿Esta prepotencia, materialismo y comparación con el hijo de Dios no se contradice con todo lo dicho antes? ¿Esto demuestra Maldad, o debilidad de parte de Kendrick respecto a esto? Quizás sea algo confuso poder responder, si él aún no lo deja claro pero esto tiene sentido al contextualizar la canción en el tracklist.

Resulta que la canción anterior a HUMBLE. es PRIDE., una canción que explora lo interno de Lamar, interpolando sus valores inculcados por la religión contra sus hechos y deseos banales. La figura que el mundo tiene de él está marcada por la admiración y el respeto, llegando a idealizar su imagen, y desfigurarla frente a lo que realmente es: una persona. Kendrick tiene deseos y ambiciones al igual que todos, equivocándose muchas veces ante la presión y los lujos que presenta su nueva vida, aceptando que no es el cristiano perfecto que desearía ser. Todo por culpa de su orgullo. Sin embargo, debido a sus capacidades y todo lo que ha logrado hasta ahora, siente una ferviente responsabilidad de ocupar lo que, según sus mismas palabras, ‘Dios puso en su corazón’, pero debe ocuparlo sabiamente, cosa que no ha logrado con mucho éxito. Entonces, ¿Cómo hacerlo bien? Proverbios 11:2 le dió a Kendrick la respuesta: ‘Cuando viene el orgullo, viene la desgracia. Pero con humildad, es sabiduría’.

Con esto de antemano, HUMBLE. cambia totalmente su significado, convirtiéndose en un mensaje hacia él mismo, hacía su ego. No era maldad, era debilidad.

La idea de yuxtaposición permite que DAMN. sea un disco cíclico de manera explícita o implícita en varios puntos del mismo. No por nada en el último minuto de DUCKWORTH., la última canción, podemos escuchar ciertas canciones del disco al revés, para volver a escuchar los primeros segundos de BLOOD., la introducción al disco, revelándose así un segundo tracklist, y creo que no sería una locura decir que el orden cronológico de los videos musicales que han salido y (espero) saldrán conforman un tercer listado, demostrando el carácter visual con el que fue pensado este disco, siendo parte vital para interpretarlo, entenderlo, y por supuesto, disfrutarlo.