Entendiendo el sonido de “Flower Boy”: Adiós al Tyler, The Creator Misógino. Hola al frágil y abierto

Entendiendo el sonido de “Flower Boy”: Adiós al Tyler, The Creator Misógino. Hola al frágil y abierto

En su último álbum de estudio, Tyler, the creator, nos presenta por primera vez el lado  suave y profundo que tanto se había preocupado de camuflar con ironía y rabia en sus discos pasados, además, lejos de conformarse con mostrarnos este lado nuevo, logra hacerlo coexistir con su antiguo estilo, en un trabajo que sin lugar a dudas, marca un punto de inflexión en la carrera del rapero alternativo.

Escrito por Esteban Peña

Primero lo primero, Flower Boy es el 4to disco de estudio de Tyler, the creator como solista, y si lo comparamos con sus trabajos previos, se vuelve obvio que aquí está intentando algo completamente diferente a lo que ha hecho antes, pero que de todas formas no deja de sonarnos familiar. Tyler se está abriendo ante su público, nos está mostrando su lado más frágil y sensible, pero el truco acá, es que esta sensibilidad no es una decisión tomada a la rápida, es verdaderamente una ventana a su realidad y el por qué a muchas interrogantes que nos hacíamos en el pasado.

Desde que Tyler, the creator salió del under que ha estado en la mira de todos, y rara vez eso ha sido para bien. Tyler comenzó su carrera apostando por algo diferente, por un rap alternativo, frío y furioso, que a través de un flow a la par, soltaba rimas controversiales y violentas que muchas veces llegaban a rayar con lo misógino, normalizando prácticas de violencia de género y abusando de palabras como faggot. Estas prácticas resultaron en Tyler vetado de tocar en el Reino Unido y Australia, junto con mares de prensa negativa y una imagen terrible manchada, por lo que el alter ego violento del rapero disminuyó en pos de ser reemplazado por uno igual de frío, pero irónico y mucho más cómico, a la altura de su segundo disco, Wolf.

Flower boy es un nuevo inicio para Tyler, porque en esta ocasión, nos presenta una dualidad en en el estilo de sus canciones. Primero tenemos los temas con ese flow frío, enojado y fresco que Tyler lleva perfeccionado desde sus inicios y luego nos encontramos con canciones suaves y tiernas, las cuales son los pilares de la estética que construye este trabajo. Esta cara de la moneda es esencial para entender lo que Tyler trata de comunicar con este disco, en dónde por primera vez nos deja entrever detalles de su vida íntima, como lo es su sexualidad, en líneas como He estado besando chicos blancos desde el 2004.

Debes leer: POR QUÉ TE HAS ENAMORADO DE FLOWER BOY DE TYLER, THE CREATOR: DECODIFICAMOS TODOS SUS SAMPLES

Dentro de los sonidos tiernos y cálidos, Tyler encontró un vehículo excelente para abrirse de una vez por todas ante su audiencia, nos canta través de letras escritas con la cabeza fría y el corazón expuesto. La genialidad de Flower Boy radica en que Tyler nos revela por fin que la fuente de esa ira y frialdad que lo identificaba hasta la fecha, no han sido más que un producto de sus propias inseguridades y lo frágil que se siente, por lo que no queda más que maravillarnos ante lo sincero que resulta su manifiesto. Tyler, the creator nos habla por primera vez en primera persona, desprendiéndose de los alter egos como quien se quita una máscara.

Y más allá del trabajo conceptual, éste disco brilla también por la calidad de su producción, que hasta la fecha, es la mejor que se ha sacado Tyler. Los samples son tan buenos como todos esperábamos que lo fueran y en su totalidad, este disco se siente muy sólido y es capaz de hablar por su cuenta, lo cual es el resultado del tiempo que Tyler lleva metido dentro del juego.

Debes leer: Cherry Bomb, un Tyler complicado por su imagen e identidad

Flower Boy es un cambio radical que sólo puede ser producto de la madurez y experiencia que ha ganado el chico Odd Future con los años, vino a marcar un antes y un después en la carrera de Tyler, y eso es suficiente para dejarnos expectantes a sus trabajos futuros. Es el disco más conciso de Tyler, the Creator hasta la fecha, tiene una estética muy bien desarrollada a través de todos sus temas, que es además enfatizada con los motivos florales presentes en las letras y el arte. Finalmente, las colaboraciones contribuyen también a realzar la atmósfera del álbum, A$AP ROCKY, Kali Uchis y Frank Ocean se lucen junto al chico de las flores haciendo de este disco una experiencia fantástica que no debes pasar por alto.