La Dispute – Wildlife (2011)

img

a0632978811_10

Una madre que pierde a su hijo en la batalla contra el cáncer encuentra consuelo en su credo. Un padre apuñalado 27 veces por su hijo, encontrando esperanza en la vida misma. La pérdida (la muerte, amigos que se distancian, un amor que se va) y cómo superarla. Por esta interrogante es por donde nos invita a navegar La Dispute durante los 14 tracks que componen Wildlife, el segundo LP de la banda.

Si ya tuvieron la oportunidad de escuchar el primer trabajo de esta banda (Somewhere At The Bottom Of The River Between Vega And Altair), probablemente lo habrán puesto en un altar, y les aseguro que esta esperada nueva entrega no decepciona. Según la banda, el disco cuenta con una idea narrativa como columna vertebral, una colección de historias cortas acompañadas de las notas marginales de su autor. Un viaje entre lo literario y lo musical, el escritor y sus escritos. Encontramos algunas canciones que son meramente historia como ‘St. Paul Missionary Baptist Church Blues’, algunas que son reflexiones de este escritor imaginario (divididas en 4 monólogos, ‘A Departure’, ‘A Letter’, ‘A Poem’ y ‘A Broken Jar’) y otras que mezclan la historia con anotaciones de quien las va escribiendo como en ‘Edit Your Hometown’.

La música de La Dispute es notable por la pulcritud de su ejecución, su creatividad y las mezclas entre calma y desenfreno que a ratos nos hace pensar en unos Fugazi del nuevo siglo. Esta vez la producción es más trabajada, nos permite escuchar su música con más limpieza que nunca. Guitarras que trabajan a la par, mezclándose y separándose de un momento a otro, un bajo limpio y de sonido grueso que le da cuerpo al disco completo y una batería que soporta el viaje sonoro de Wildlife con una potencia que invitará a los afortunados que presencien ejecuciones en vivo a moverse lo más que puedan en esos apretados shows.

En el contenido lírico de este nuevo disco (y como es la tónica de la banda) tenemos lo más sesudo de estos muchachos de Michigan. Con tremendas historias que dejarían móvil solo a alguien sin alma. Un criminal joven preguntándose si aun podrá entrar al cielo si se mata, al verse acorralado por la policía en un cuarto de hotel (Can I still get into heaven if a kill myself?) en  ‘King Park’; Un padre apuñalado por su hijo en un arranque esquizofrénico, muestra sus cicatrices y cuenta su historia a quien desee escuchar (When you came into the store, did you know you’d show me your scars?) en ‘Edward Benz, 27 times’, encontrando la superación del dolor en el amor de su esposa y su hija, en la vida; Una madre que mantiene un diario acerca de su hijo y su vida carcomida por el cáncer, de como el pequeño está tranquilo en el final y como su madre logra conservar su fe en Dios y superar su muerte  (…kept your faith and held the brightness of life inside the smile of a child you had to bury) en la poderosísima ‘I See Everything’.

Cerca del cierre de Wildlife, en ‘All Our Bruised Bodies and The Whole Heart Shrinks’, Jordan Dreyer (vocalista) resume la interrogante desarrollada en torno al tema de la pérdida, pide al auditor empatía, lo invita a analizar la vida desde la perspectiva de superar los momentos oscuros que todos estamos destinados a sufrir en algún punto (Tell your stories to me / Show your bruises / Let’s see what humanity is capable of handing). Finalmente se retoma de lleno al autor de los escritos y su despedida, su turno de dejar ir, de superar, en ‘You and I in Unison’ (In all those giving up/ In all those giving in/ Until I die I will sing our names in unison).

Muchos son los discos que podrían hablarnos acerca del miedo a la vida y lo malo que encontraremos en ella (justamente el primer LP de La Dispute cae en aquello, lo que nos muestra maduración en este nuevo esfuerzo), pero en pocos vemos a quienes ponen estas ideas en la misión de encontrar la forma de sobrellevar el dolor, de empatizar con quienes los escuchan, de lograrlo con una delicadeza literaria impresionante (realmente se nota que Dreyer tiene tremendas influencias que lo han pulido como escritor) y que todo eso esté magistralmente acompañado por la música, ésta especie de hardcore que se debate entre la tranquilidad, las armonías, los quiebres y la fuerza, coincidiendo con el viaje emocional que nos propone Wildlife.

El album fue lanzado el 4 de Octubre via No Sleep Records y pueden escucharlo en su totalidad en http://ladisputemusic.com/

Comments are closed.