7 lugares donde hacerse tatuajes de anime y de cultura japonesa en Chile

img

Escrito por Juan Morales

El tatuaje japonés o Irezumi es un arte que se practica en Japón desde tiempos ancestrales con fines espirituales. Sin embargo, en la historia moderna se ha transformado, lamentablemente, en un símbolo de delincuencia o baja escala en la sociedad. Asimismo, hoy en día son mal vistos en muchos lugares de ésta tierra, donde quienes practican este arte lo hacen en un tono vanguardista frente a un orden establecido o, solamente, quieren definirse sin importar el resto de la opiniones.

Entonces, ¿por qué nos tatuamos? Será para impregnar en nuestra piel algo significativo, algo con recuerdos que, quizás, nos defina mejor que ciertas palabras. O bien, simplemente queremos portar algo bello en nuestro cuerpo, que genere en nosotros algo agradable cada vez que nos veamos frente a un espejo. Es por esto que meditamos siempre antes de tomar la decisión.

Asimismo, hay algo que, para muchos, nunca falla: Japón. Esa cultura que tanto nos agrada, y nos ha marcado desde el más antiguo de nuestros recuerdos; ya sea por su animación, comida, tecnología o, simplemente, estilo de vida. En fin, posee elementos que hemos atribuido a nuestra esencia y que, por lo dicho anteriormente, es lógico que queramos que se atañen a nuestro cuerpo.

Así, una vez tomada la decisión, tenemos para regocijarnos en un arte que rellena el gusto en todas las estéticas; flores coloridas, dragones, escenarios detallados, personajes anime, dibujos simplistas, entre muchos otros. Es decir, no importa si se quiere tatuar a Doraemon o un templo escondido en cerezos, pues esta cultura en Chile es potente, y la gama de artistas que tenemos es amplia.

Por si te interesa: ¿Dónde comprar una Sukajan en Chile? Te dejamos 6 opciones para comprar una Bomber Jacket japonesa

Puede ser que quieras un trazado del fantasmita del Viaje de Chihiro, o bien, tengas en mente un diseño rebuscado que ni tú mismo puedes definir con certeza. No importa, este rubro tiene margen para todas las cabezas. Puedes presentar tus ideas al tatuador y esbozar junto a él un diseño que llene tus expectativas o, simplemente, indagar dentro de las múltiples ofertas que cada estudio presenta y, entre los múltiples dibujos, encontrar el indicado.

 

En fin, comprendemos que tatuarse es algo que conlleva muchos elementos a tomar en cuenta. Por lo mismo, no importa si quieres a Shinji tamaño completo en tu espalda, un colorido dragón o no sabes bien qué; te presentamos a continuación siete estudios de tatuaje con tendencias japonesas que conversaron con nosotros. Esperamos que encuentres tu diseño ideal:

 

  1. Pequeño Tokio:

 

Iniciado hace tres años, este estudio está completamente inspirado por la cultura pop japonesa, específicamente en el anime. Y eso es algo que se puede apreciar en las paredes que encierran este lugar, pues está lleno de cuadros, peluches y dibujos que retratan muy bien los diseños comprendidos en sus tatuajes.

“Fue algo que se dio simplemente por nuestros gustos de toda la vida”, señala Karina Marchant (Karioki), quien trabaja aquí junto a Pablo Valdovinos (Nocturna). “Lo que nos gusta de Japón es la cultura pop, la moda, lo kawaii, etc.”, añade.

Si bien, lo que más pide el público son “personajes de Sailor Moon” ―como indica Karina―, o similares de otros universos animados, los trabajos acá pueden variar; ya podemos encontrar dibujos fuera de lo que a Japón concierne. Pero claro, siempre con una estética ligada a lo pop.

  1. Simon Zook:

 

 

Tatuador del estudio Inmanencia Tattoo Studio, dedicado al rubro desde el año 2012. Su estilo está ligado a la cultura pop en general, donde tanto el anime como Japón conforman gran parte de sus trazados. Sin embargo, lo que más podemos apreciar de sus trabajos son los coloridos dibujos de videojuegos, con temáticas de personajes que van desde Pokémon hasta Zelda.

“Me gusta la cultura de japón, desde lo mas tradicional a lo mas pop, en mi trabajo me dedico mas a esto ultimo (pop), porque es lo que más me ha ligado desde chico.” señala Simon. Que, además, dice que ha recibido todo tipo de peticiones a lo largo de su carrera; “desde animes antiguos hasta personajes de hentai.”, agrega.

Si bien, el trabajo de Zook puede abarcar mucho terreno, uno de sus principales proyectos hasta la fecha de esta publicación es “tatuar Pokémon, la idea es hacer la mayor cantidad que pueda, e idealmente completarlos a todos algún día.” ―dice Simon―. Quien nos indica, además, que tiene el deseo de tatuar “alguna espalda completa con algo referente a Pokémon, quizás una batalla o algo por el estilo.” Así que “si alguien se anima, será bien recibido”, finaliza.

También puedes leer: 6 tiendas nacionales para comprar las poleras serigrafiadas más bakanes

  1. Nicolandia:

Nicole Plaza, alias “Nicolandia”, hace tatuajes desde el año 2015, y trabaja actualmente en su estudio privado llamado “Aiko Tattoo Studio” . Su estilo es muy variado, pero toma muchos rasgos de Japón, ya sea en su lado pop como tradicional. En sus distintos trabajo, podemos apreciar desde dragones, flores y elementos del nipón clásico, hasta coloridos personajes.

“Me encanta la cultura popular japonesa y la adapto a mi estilo de tatuaje. Para mi Japón desde pequeña me apasiona; amo su cultura, tradiciones y el ritmo de la gente.”, nos dice Nicole. “Para ellos todo tiene un alma, un significado espiritual (…) el país tiene una infinidad de leyendas e historias hermosas que te logran envolver y hacen tanto sentido a las cosas.”, complementa.

Como ya se mencionó, su área de trabajo es amplia. Sin embargo, lo que más disfruta es tatuar personajes de anime, junto con “objetos simbólicos que aparecen en series o películas” ―como dice Nicole―. Asimismo, las peticiones que recibe a diario incluyen a personajes de Studio Ghibli, Dr. Slump, Yuri On Ice, entre otros. Sin embargo, confiesa que su serie favorita es “Evangelion”.

Por último, uno de sus proyectos a realizar consiste en “tatuar en una espalda completa relacionada con Japón”, menciona. Donde, además, “se pueda contar una historia a través de muchos detalles y colores”, finaliza.

  1. Loredanna Cesare:

Loredanna Cesare tatúa hace tres años, se ve fuertemente atraída por Japón y logra plasmarlo en sus distintos y complejos diseños. Su estilo está ligado más hacia el nipón clásico, con tatuajes largos y detallados que retratan desde dragones y animales hasta templos y árboles de cerezo.

“Antes de ser tatuadora cuando era sólo clienta me incline por diseños japoneses, me llamaba la atención su estética y significado”, señala Loredanna. Quien, tras el pasar del tiempo, comenzó a tatuar. Y, debido a las mismas razones mencionadas anteriormente, decidió incorporar a Japón dentro de su tendencia para tatuar.

Sin embargo, también tatúa personajes de distintas series anime. Debido a sus peticiones, ha trazado a protagonistas de Full Metal Alchemist y Princesa Mononoke, por ejemplo. Pero, en la actualidad, su proyecto a completar es “tatuar una espalda completa en japones”―señala― . Es decir, al estilo “Irezumi”, que se refiere a una forma tradicional nipona de tatuar cuerpos con fines decorativos, como mencionado al inicio del texto.

  1. Black Paradox:

 

Este estudio existe hace un año, y está conformado por tres artistas: Javiera (@Hvnttter), Peter (@presence_destroy) y Cris (@obscure_tokyo); quienes diseñan y generan nuevos contenidos en base a sus característicos estilos. Es decir, toman las intenciones o ideas del cliente y las utilizan como base para crear dibujos que retraten la visión de cada uno.

“Podría ser casualidad que estemos ligados a tendencias japonesas”, comentan. Y es que cada uno de ellos está ligado de distinta forma a la cultura nipona. “Acá nos reunimos, pero nunca se toca el tema de hacer algo enfocado en Japón en especifico (…) las influencias son producto de nuestro trabajo y nosotros mismos desarrollándonos como estudio en conjunto”, agregan.

Asimismo, acá se enfocan en crear diseños. Si bien, se pueden hacer cosas más específicas, estas siempre van a tener el “sello” del artista. “Queremos que la gente se lleve algo nuestro”, dicen. Sin embargo, se puede pedir un personaje o algo predeterminado, pero el boceto final se trabaja conjunto al tatuador para que este lo rediseñe o modifique en torno a sus intenciones.