Hablemos sobre la persona más bakan de la actualidad: Donald Glover

Hablemos sobre la persona más bakan de la actualidad: Donald Glover

Escrito por Josué Navarrete

Los pasados Globos de Oro tuvieron un gran protagonista (aparte de La La Land): Donald Glover. Con dos galardones, uno como ‘Mejor Actor Cómico’ debido a su papel protagónico en Atlanta y otro como ‘Mejor Comedia’ a la misma (la cual creó, escribe y produce), estas estatuillas lo único que hacen es confirmar y reconocer el conglomerado que significa hoy en día su nombre en el ámbito artístico: “Ahora hago muchas cosas y mi padre no puede creer nada de lo que hago” dijo al recibir el primer premio, lo cual es entendible… ¿Dormirá este hombre?


La ropa que usó esa noche transmite la esencia Glover: arriesgado e hilarante.

Donald, el actor

Lo mejor que maneja Donald, además de la escritura, es la actuación. Sabiendo de su talento, estudió escritura dramática en la universidad de New York para pulirse más, y vaya que resultó. Su primer atisbo de talento al mundo fue como guionista en la serie de culto ‘30 rock’ el 2009: una sitcom que focaliza el proceso creativo y el backstage de la realización de un programa de sketches llamado ‘The Girlie Show’, que, aprovechando ese lado oculto e intimista de las producciones de la pantalla chica y las relaciones entre las personas que trabajan en ella, parodia y referencia de manera sátira la industria televisiva que se mueve entre pasillos, papeles, ideas y mesas. Ese humor que muestra una realidad deconstruida entre referencias a la cultura pop (y no tanto) y personajes carismáticos es donde mejor se desenvuelve Donald al imaginar y crear situaciones divertidas.

Estos factores también se repiten en otra serie en la cual participó como actor, y la que le brindó mucha fama en el terreno Televisión: Community.

En esta serie interpreta a Troy Barnes, un jugador de fútbol americano arrogante e inseguro, que aparenta un comportamiento adulto frente a sus compañeros de clase, en contrastante con su personalidad infantil y algo ingenua. Sin embargo, con su gran amigo Abed, un tipo muy inteligente que tiene leve síndrome de Asperger y que pasa referenciando películas y series en su vida cotidiana (y elemento sustancial de la identidad que se construyó la serie), arman un dúo dinámico muy gracioso y querible, el cual se aprecia con total desparpajo en muchos endings donde aparecen ambos en situaciones donde lo protagónico es lo ridículo, siendo la guinda en el pastel de un gran episodio de risas, como la del rap que crearon para aprenderse palabras en español.

 

Usando como gancho este rap, continúa la que es considerada su obra cumbre: Atlanta, serie que trabajó desde el 2013 y se concretó al firmar con FX para su realización que dió a luz el pasado 2016.

La obra definitiva

Atlanta combina todas las pasiones de Glover: Música, Actuación y Humor. Lo que plantea la serie, localizándose en ciudad de Atlanta, es la implicancia de lo que significa dedicarse al Hip Hop en la actualidad y el cómo se asciende por medio de este. Paperboy es el rapero del momento en el barrio, y su visionario primo, Earn Marks, un tipo con mochila en la espalda ( quien lleva una vida con más gastos que dinero) ve la oportunidad de su vida. Earn Marks es encarnado por Glover, quien utiliza a este personaje para llevarnos en una historia que, nuevamente, muestra el mundo, esta vez con lentes críticos, y la constante socarronería.

Lo que conlleva Earn en la serie sería la cuota de drama: Un tipo que congeló sus estudios universitarios porque no le llenaban como individuo, viviendo y trabajando de forma mediocre estando a cargo de una familia en la que no participa de forma madura y la cual le choca con sus ganas de cumplir sus sueños y sentirse dichoso obrando por algo. Esto causa ese estresante paradigma del que está harto, desarrollando el incansable camino de un soñador que no se rendirá para lograr lo que quiere ‘a su manera’. Mientras, Paperboy sería una versión alternativa de lo que serían la experiencias recogidas de Donald como ‘Childish Gambino’, su alias rapero en el mundo real. Desde tratar de llevar un demo a la radio, hasta lidiar con los Trolls del Internet, es una interesante perspectiva del lidiar diariamente con la fama del artista rapero actual, una realidad de la cual no planteamos siendo los fans de aquellos artistas que nos regalan ondas sonoras (O mejor dicho Trap, porque ahora todo es Trap) que elegimos cuando se pueden manifestar al darle play en el celular, siendo interesante y novedoso al unísono.

Ojo que la serie no se queda sólo en eso. El guión (en el cual también participa Gambino) toca temas actuales como el racismo, la homofobia, el purismo en la música, la industria en el mundo Internet y tantos más que acompañan el camino al éxito en estos tiempos. De forma crítica, pero escondida en excelentes y genuinas escenas o situaciones donde impera lo cómico, sin pretensión alguna y a veces algo inverosímiles, Glover entrega un gran mensaje detrás, demostrando esa fórmula mencionada anteriormente.

Donald, el músico

Cómo Childish Gambino ha dejado huella de lo que ha sido su camino hasta ahora: Explorando, aparentando, buscando, conociendo, y mil acciones más que lo ha llevado al momentáneamente último y aclamado escalón de su carrera musical: Awaken, My Love!.

Primeros pasos

Antes de rapear sacaba material como MCdj haciendo música instrumental a base de un gran hobby suyo, como lo es el pinchar discos. Un día, mientras estaba en la página web que genera nombres de la banda Wu Tang Clan, salió como resultado de algo totalmente aleatorio, una identidad que marcaría el primer paso como rapero de Donald y posterior reconocimiento y respeto.

Entre 2008 y 2011 sacó los mixtapes Sick Boi, Pointdexer, Cudeisac y I Am Just a Raper, de dos partes. En esta etapa se ve la inquietud y bagaje cultural que tiene como rapero al mostrar interesantes ideas con elementos pasado y las más actuales curtidas entre beats 808, breakbeat y samples vieja escuela noventera, a la vez que compaginaba  su tiempo con ‘30 rock’ y ‘Community‘, siendo la índole indie de estos trabajos muestra clara de una metodología autodidacta y curiosa, presagiando una gran evolución como músico.

 

 

Childish es Gambino

Ya en 2011 sacó el disco que marcó su debut comercial: Camp. Acá ya se ve un progreso en cuanto a producciones se refiere (Mérito del gran Ludwig Göransson) y se ve un artista que proclama vivencias y cosas más personales rozando más lo Soul y R&B, como el primer Track, Outside, que utiliza la Alegoría de la Caverna de Platón para ilustrar las imposibilidades autoimpuestas de la gente afroamericana contemporánea debido a los prejuicios y una larga historia de discriminación hacia ellos, palpando en un verso dirigida a su primo todo esto de manera clara: “El mundo dice lo que eres porque eres joven y Negro” (¿Paperboi?).

 

 

Ya con sello, de igual manera sacó un mixtape independiente el año siguiente que lleva por nombre R O Y A L T Y, que no es más que una gala de colaboraciones tanto del mainstream como del undergroud raper, exponiendo gran conocimiento y los variados contactos que tiene gracias a su ya reconocida carrera. Cuenta con la participación desde emergentes como Danny Brown o Kilo Kish, hasta presencia de verdaderos Wu Tang como RZA y Ghostface Killah, o el Impredecible Beck.

 

 

Así como lo fué Community para su carrera televisiva, Because The Internet lo es para su carrera musical. Salido el 2013, es su disco más vendido, con certificación de Oro por dos de sus canciones y gran aceptación de la crítica. Una placa lúdica, pegajosa y muy entretenida, que muestra varias posturas y colaboraciones de Gambino que cantan, presumen, proclaman y disfrutan, a la vez que canta un especie de historia, que se retrocontinuo de alguna forma el posterior mixtape/EP ‘S T N M T N / K A U A I’.

 

 

La actualidad

 

 

 

Plasmando lo que ha sido de sus últimos años en el último disco que, al compararlo con ‘Atlanta’, parecen las distintas manifestaciones de la misma cosa, Awaken, My Love! es la transcripción a lo más psicodélico y Soul de las sensitivas y vivencias de Gambino. Con una marcada influencia del Funk, principalmente de aquel legendario grupo Funkadelic que viene a quebrar la línea musical que llevaba para acercarla a vibras más setenteras, es un testamento que toma esa música que seguramente escuchaban sus padres, para abrirse paso en la constante y creciente honestidad que disco tras disco ha forjado en su discurso; esta vez, fuertemente dedicada a su hijo que nació en, definitivamente, su gran año: 2016.


Un Easter Egg por acá

Y se vendrán grandes cosas para el buen Donald, como sus ansiadas apariciones en grandes franquicias cinematográficas en las que lo han fichado, una de ellas sería el próximo reboot de Spider-Man, o con un rol más protagónico en un ansiado spin off de Star Wars que profundizará la historia de Han Solo, donde nuestro hombre del momento vestirá a Lando Calrissian.

Esperemos sentaditos a ver que más nos traerá su nombre en el futuro, porque claramente, esa inquietud hecha persona aún tiene mucho por ofrecernos.