• cine

4 películas para acercarte al cine de Wong Kar Wai

Wong Kar Wai es un director bastante particular, que no solo destaca por su estética personal -por los colores, contrastes y encuadres que utiliza-, también lo hace por su forma de desarrollar y entrelazar historias interpersonales, amores melancólicos que no terminan en nupcias hollywoodenses. Se centra en exploraciones de deseos suprimidos y ensoñaciones, de personajes que viven en el limbo de una eterna búsqueda, una prueba de que la adultez no es dejar de desarrollarse, es una continuación de un largo trayecto lleno de dudas. Cuando pones play, sabes que estás en una de sus películas casi de inmediato, su marca es potente y hoy queremos invitarlos, a través de una lista, a ponerle ojo a 4 de sus trabajos más destacables. 4 trabajos que no solo te entretendrán, sino que también te ayudarán a adentrarte en el imaginario del director chino y quizá a tener una mirada distinta sobre los temas que rodea su obra: pasión, amor, soledad y sexualidad.

In The Mood For Love (2000)

Una de sus películas más conocidas y celebradas, no sin motivo. El ambiente creado por el trabajo de la cámara y los planos crea una tensión melancólica perfecta para esta historia de dos vecinos que se conocen e intentan enfrentar las sospechas de que están siendo engañados por sus parejas. Y no solo son los contrastantes colores y el envolvente humo lo que nos atrae, también nos atrapa el laberinto en el que se hunden cada vez más los personajes, intentando entender lo que sienten, queriendo descubrir como actuar cuando parecen haber chocado contra una pared, contra el deseo que se alza como respuesta a la desilusión. Si quieres entrar de lleno al mundo de Wong Kar Wai, este es un excelente lugar para partir.


Happy Together (1997)

Además de resaltar por el clásico enfoque del director, esta película también es destacable por el hecho de que explora una relación homosexual, algo que no era muy común y libremente aceptado en el país. Quizá algo haya ayudado el que la película sea situada en Argentina, donde una pareja enfrenta el choque de sus personalidades y un alejamiento que los llena cada vez más de complicaciones. Extranjeros en todas partes, en los espacios físicos y emocionales. Así es como intentar surgir, trabajando y buscando como ganar dinero para volver a su país. Separados, pero reencontrándose. De nuevo la duda y la melancolía como pequeños males que insisten en perseguir a los habitantes de los mundos que crea Wong Kar Wai.


Fallen Angels (1995)

No es la primera ni la última vez que Wai trabaja con el tema de los gangster y mete la acción en su trabajo, pero claramente lo iba a hacer a su manera. Aunque nos ponga a un asesino a sueldo al frente, no puede evitar mostrarnos a un personaje introspectivo y dudoso, que no solo busca a sus objetivos para matar, sino que respuestas a los problemas que lo rodean. Quizá por lo mismo busca dejar el trabajo y escapar no solo de esa agitada vida, sino también de su compañera, la cual lo podría envolver en un romance problemático. Escapando, no podría más que encontrarse con gente en su misma situación, vagos que recorren sórdidas calles repasando recuerdos, con el pasado constantemente pisándoles los talones.


Chungking Express (1994)

Otro de sus trabajos más conocidos y la obra que le concedió fama internacional. Dos historias de amor protagonizadas por dos policías que se encuentran con mujeres bastante particulares: una poderosa mujer del bajo mundo de Hong Kong y una empleada de un local de comida nocturno. A lo largo de su filmografía, Wong Kar Wai ha presentando una gran cantidad de mujeres distintas, que enfrentan el mundo de variadas formas y que poseen una fortaleza personal que desarrollan cada una de acuerdo al contexto en que las plantea, poniéndolas en un lugar que no es tan común ni en el cine oriental ni en el occidental. A través de la terquedad y las pequeñas curiosidades de las protagonistas de esta película, se nos presentan dos de las historias más interesantes (sobre todo la segunda) que nos ha entregado el director en toda su carrera. Menester ver esta obra.

Aunque puedas creer que algunos temas se repiten, cada película es una exploración particular y bien trabajada de los temas que le fascinan a Wong Kar Wai, de esos pensamientos que envuelven constantemente su cabeza y lo hacen plasmar en sus películas sentimientos etéreos que te atrapan y te hacen parte de historias con las que no necesariamente estás familiarizado, pero con las que puedes empatizar de gran manera gracias a la forma en que son mostradas. La película empieza y te logras sentir parte del ajetreado viaje, con la lluvia de fondo y el humo viajando por la habitación.

Charlie Vásquez

Producción musical // Colecciono cosas // A veces toco en bandas