• cine

Las mejores 13 películas del 2016 según LOUD.cl

Escrito por Roberto Benavente

Empiece ya su maratónica jornada vacacional de cine en casa con la siguiente lista de humildes recomendaciones.

Hunt For The Wilderpeople

Ricky Baker es un niño huérfano con una personalidad rebelde, gracias a esto, la organización que vela por su cuidado no ha logrado dar con una familia estable, pero esta situación cambia cuando se siente a gusto en una granja, junto a la agradable tía Bella y su solitario esposo el tío Hector. Como se podía esperar, toda esta felicidad se ve amenazada por culpa de un imprevisto que incluso da paso a una persecución. El director Taika Waititi muestra la unión, o el refugio, que buscan las personas que no encajan en nuestra sociedad y que por lo mismo buscan escapar de ella. Pero ante esto, el sistema u orden establecido es una amenaza que busca hacerlos parte de su funcionamiento. Bajo capas de humor e incluso referencias a la cultura pop (por ejemplo el perro bautizado Tupac), existe una situación dramática que funciona a la perfección en esta mezcla, porque el elemento cómico es fiel a las situaciones y esencia de los personajes. Además, no se trata de carcajadas simples o vacías: aquí se busca decir algo.

Midnight Special

El director Jeff Nichols toma las míticas figuras de Kal-El y Jor-El para reinventarlas, aterrizando una propuesta de ciencia ficción lejos de Krypton y llevándola al alcance de los códigos que rigen nuestra sociedad actual, además de reflejar el impacto que podría tener el contacto con vida inteligente extraterrestre. Pero detrás del temor a lo desconocido, el beneficio propio, las investigaciones y la sed de saber en un mundo en que la información es control y poder, se esconde el vínculo entre un padre y un hijo. Esa es la raíz del asunto, el cariño de un papá que busca velar por el bien de un pequeño. Sin importar los obstáculos que tenga que superar, él no lo entregará a un mundo que no lo conoce tanto como él. Todo esto lo entrega una cinta que no es un mero espectáculo, sino una historia sci-fi que está al servicio de algo muy honesto como lo es una relación familiar. Aquí hay corazón, emociones y sentimientos que son transmitidos de forma sincera.


Swiss Army Man

Gases, o derechamente peos. Un elemento surreal que permite el empuje de esta historia y no con el tono propio del humor, ya que esta película pasa por bajones depresivos o cuestionamientos existenciales en los que el gas no es más que una metáfora, demostrando la capacidad poética que se esconde en esta extraña pero profunda propuesta. Hablando del descubrimiento personal, los sueños, anhelos y esperanzas de lo que se desea a futuro, y el entendimiento que se genera con un par, también se habla de la aceptación ante una situación compleja como la muerte, reconociendo por completo lo que nos define. No hay mucho más que agregar, ya que la película está abierta a interpretaciones personales, y eso es valorable porque, pese a su rareza, hay material digno de análisis. No se dejen engañar por las artimañas de un peo, ya que la dupla de directores DANIELS (Daniel Kwan y Daniel Scheinert) le dieron un nuevo sentido.


High-Rise

Escapando de la típica crítica hacia las clases sociales y la forma en que funcionan, esta película introduce un grado de locura a este argumento, logrando un resultado desconcertante e incluso enfermo, pero que nunca deja de ser notable. La cinta, que tiene en dirección a Ben Wheatley, hace uso de un humor ácido con tintes negros para mostrar el colapso de una sociedad de clases que se creía perfecta, prácticamente una utopía edificada, mostrando a cómo los diferentes clases sociales se dividen la vida al interior de un edificio. Bajo esta lógica, claramente los pisos a mayor altura son de la clase alta, mientras que los primeros corresponden a la clase baja. Esperando un quiebre obvio, esta “sociedad ideal” se va al carajo, destruyéndose el orden para dar pie a un choque frontal entre clases y provocar la eliminación de las normas sociales o códigos morales que imperan, lo que hace surgir un caos que le da paso a los deseos primitivos.


Kubo And The Two Strings

Laika es un estudio que se dedica a la animación, haciendo uso del stop-motion para crear hermosas producciones que se mueven en el terreno de la fantasía. En ellas, el nivel de detalles es extremo, demostrando un muy buen trabajo. Pero junto con esa preocupación a la hora de animar, existe un especial interés por entregar buenas historias y ésta cinta, que marca el debut como director de Travis Knight, es lejos una de las más conmovedoras. Abarcando temas como la importancia de la familia, el peso de los recuerdos o tradiciones que generan disputas, ‘‘Kubo…’’ toma como uno de sus ejes la aceptación o diferencias que crean un vínculo amoroso, afectando a más de una generación. Con el poder de un fuerte mensaje, más la hermosa importancia que va tomando la animación en compañía de la música y un gran reparto en las voces, Kubo es la mejor película animada del año pasado que trasciende su género.

 

Always Shine

Dirigida por Sophia Takal, la película busca revelar la verdad que se encuentra detrás de los vínculos entre personas explorando la amistad femenina. Al mismo tiempo, y casi como algo meta, se expone una crítica hacia la posición de la mujer en el cine o su rol dentro de esta industria, en particular los papeles que reciben las actrices más jóvenes. De hecho, no es casualidad que ambas protagonistas formen parte del mundo de la actuación y que sus personalidades sean diferentes. Esto es prácticamente un reflejo que pretende atacar la falsa perfección que crean las normas impuestas hacia la mujer, y así deconstruir el ideal. Se le podría considerar un thriller psicológico por la búsqueda que realiza, pero se niega a ser catalogada entre los márgenes de un estilo particular, incluso lo que expone es un rechazo al ser aprisionado. Dentro de su mezcla y gracias al poder de la edición, existen tanto elementos de terror como de suspenso que van edificando una propuesta embaucadora ante los ojos del espectador.


The Eyes Of My Mother

Con los aires de un coming-of-age bastante oscuro, esta cinta nos sumerge en un perturbador cuento de horror que comienza por la inocencia infantil, para luego dar paso hasta el rasgo más psicopático, creando un recorrido que nos invita a la mente de Francisca, la protagonista, quien a temprana edad es testigo de un suceso traumático que cambiará su vida para siempre. A partir de este momento, conoceremos de cerca la realidad transformadora del personaje generando cierta cercanía y empatía con su situación, que más tarde podría transmitir rechazo. Gracias al misterio con el que se alimenta el relato, se crea un entorno que dispersa el miedo con delicadeza, sin abusar del sobreexplotado screamer. Y es que el susto que sentimos lo genera la propia historia. Entre el poder del argumento y la fuerza que le entrega una interesante e intrigante interpretación protagónica, junto con la belleza que captura el blanco y negro, el debut del director Nicolas Pesce es un deleite.

 

Elle

Una retorcida o poco habitual película, gentileza del gran y provocativo realizador Paul Verhoeven. Comienza con un hecho polémico que no dejará indiferente a nadie: la violación de la protagonista. Apelando a una revisión más sombría, e incluso irónica del factor psicológico, la historia avanza en una ruta que se aleja completamente de lo tradicional, ya que su evolución se da en una forma que no opta por la evidente búsqueda de venganza o la exploración de las consecuencias generadas por el hecho (dos caminos que pudieron haberse dado de forma común, al tratarse de una producción bajo la mirada de cualquier otro director). Mientras el argumento va tomando forma, somos capaces de conocer los diferentes aspectos que construyen la vida de Michéle Leblanc, interpretada por la tremenda Isabelle Huppert. A partir de esto, se descubren las decisiones que va tomando la protagonista y cómo estas afectan su entorno.

 

The Handmaiden

La maestría de Park Chan-wook es incuestionable, el director tiene un sello personal que lo diferencia a la hora de entregar producciones de calidad y eso a estas alturas es una verdad absoluta. Imprimiendo su talento, el realizador nos cuenta una historia en la que el erotismo, el amor, el interés por el dinero y la traición se unifican para entregar un relato único en su clase. A ratos oscuro, e incluso gótico, lo que vemos nos va sorprendiendo, sobre todo a la hora de los giros inesperados que logran engañar al espectador. Sin perder de vista la evolución que tienen los personajes entre actos, es vital señalar la importancia que toma la liberación de un deseo reprimido, en este caso sexual, lo que se trata de forma gráfica pero sin caer en excesos. Está en juego la belleza de lo erótico y la importancia que esto tiene para fundamentar las bases de la historia.

Green Room

Teniendo toda la magia asfixiante del suspenso a su favor, este claustrofóbico filme nos enfrenta a una situación de vida o muerte, generando una experiencia en la que el horror es visceral y los niveles de violencia presentes no son gratuitos. Es más, son completamente coherentes a la historia expuesta, algo que es una tremenda cualidad del trabajo de Jeremy Saulnier como director. Demostrando fidelidad en cada momento, el crecer adrenalínico del relato se transforma en algo desesperante, haciendo que el espectador sea capaz de sentir el sufrimiento por el que pasan los protagonistas.  Esta es precisamente la fortaleza que se gana al retratar una situación que se desarrolla en un contexto real, donde incluso la resolución de las problemáticas corren dentro de un flujo natural no forzado. En el papel del malo, es justo destacar la gran actuación de Patrick Stewart, quien es la mente maestra que orquesta los planes o mueve los hilos de esta disputa entre neonazis y punks.


The Lobster

Como una de las propuestas más novedosas del último tiempo, lo nuevo del director griego Yorgos Lanthimos nos entrega una historia que nos invita a formar parte de una sociedad distópica, en la que las relaciones personales tienen otro valor. Con el tono propio de una sátira, se explora el sentido y naturaleza del amor junto a los códigos o normas que se imponen ante la formación de este tipo de vínculos, en un cuestionamiento que afecta a las dos partes que conforman una pareja. Quizás el mundo propuesto en la película parezca un exceso, pero su encanto se debe precisamente a esto, y es que por muy absurdo que se vea, igual toma elementos de nuestra realidad, haciendo espacio para también exponer el pensamiento de los que prefieren vivir solos, y bueno, sin dejar de lado a los que prefieren crear falsas apariencias con tal de no quedar al margen del sistema. Para una producción que es sobre el amor, pero al mismo tiempo no lo es, se desprenden varios temas o críticas que principalmente cuestionan el valor mismo de la entrega en una vida la que estamos destinados a interactuar. Además, no todos los días Colin Farrell interpreta un personaje que escapa de lo típico, y lo mismo corre para el desempeño de Rachel Weisz.

 

The VVitch: A New-England Folktale

Sin dudas es la mejor película de terror del 2016, pero sus logros superan con creces las barreras que impone un género determinado, negándose a ser una simple producción que se pueda encasillar dentro de un estilo. Muchas veces confundimos el terror con el susto, todo gracias a la mala costumbre que crearon las películas al abusar de la concentración y el factor sorpresa como recurso base. Con estas determinadas condiciones, cualquier cosa te puede asustar. Contrario a esto, el verdadero miedo es el que se percibe en el aire; una tarea más que lograda en el debut direccional de Robert Eggers. La tensión en este relato se siente en cada momento, principalmente gracias a la mezcla que se genera entre el hermoso tratamiento fotográfico, que se fusiona con los tonos que necesita la historia, más el uso inquietante de la música y la magistral actuación de Anya Taylor-Joy que se corona con uno de los mejores finales de película del último tiempo. Además, no es una propuesta ligera. Gracias a su visión, se pueden rescatar varias interpretaciones que atacan las estructuras imperativas: algunas de estas críticas tratan los miedos, el rechazo y problemáticas que existen en una sociedad dominada por la heteronorma. Por lo mismo, no es casualidad que se tome la leyenda de “la bruja” como eje para construir la historia, la construcción metafórica de la mujer libre pero condenada por la sociedad a partir de su misma libertad .

 

Arrival

Desviando la atención del ámbito más racional y científico (al fin), el filme de uno de los directores más sólidos del cine actual, Denis Villeneuve, se centra en la importancia del lenguaje y su poder comunicativo, lo que muchas veces ignoramos. Revelando lo que parece una captura de nuestro mundo, vamos apreciando el gran problema que se crea cuando falla algo tan importante como la comunicación, exponiendo el verdadero poder y peligro de las palabras cuando estas se dicen o no. Esta concepción del lenguaje, tanto de herramienta como de arma, se entrega en una situación que revela el verdadero miedo de la condición humana ante lo que no es capaz de comprender y el rechazo que esto le provoca, temores que para fines de la película se reflejan a una escala global, pero que perfectamente se pueden reducir a la incapacidad de relacionarnos en un marco menor.

Al mismo tiempo, lo antes dicho también se conecta con nuestra capacidad de tomar decisiones y como estas tienen un efecto, cuyos resultados debemos aceptar porque forman parte de nuestro recorrido. Con una tremenda agudeza a la hora de contar la historia de forma cinematográfica, la cinta va construyendo un gran puzzle, el cual recién comprendemos una vez que las piezas se encuentran posicionadas de forma correcta. A partir de esto, el panorama completo adquiere sentido y un significado especial. Porque esta película tiene un manejo envidiable entre su ciencia ficción dura y el aspecto emotivo, gozando de un desenlace que te mantiene al borde de un quiebre emocional. Sin cerrarnos exclusivamente a una interpretación, la gran fortaleza de esta propuesta descansa en la conexión que establece con el espectador, creando un vínculo que soporta diferentes miradas bajo un espacio más íntimo o personal.

Considerando elementos como su emocionante historia con un poderoso mensaje, que gráficamente presenta un atrapante manejo a nivel de fotografía en sintonía con el relato, todo esto acompañado de música envolvente fiel a la naturaleza de lo que estamos viendo y una gran protagonista, interpretada por una inmensamente talentosa Amy Adams (que ojo, dicta clases sobre la creación, tratamiento y desarrollo de los personajes femeninos), estamos sin dudas ante la  mejor pelicula del 2016.

No existe otra forma en la que se pueda hablar de esta obra, pero sus logros van más allá de la gran calidad que logra como relato. No estamos ante cualquier producción, sino ante una propuesta que está destinada a transformarse en un clásico del cine, porque desde ya se ha consagrado como una de las mejores cintas en materia de ciencia ficción.

 

Bonus Track: The Neon Demon

Pueden decir lo que quieran de Nicolas Winding Refn. En realidad no, pero más allá del gusto por esta película, se debe reconocer que el director maneja una estética propia y que en esta oportunidad conecta muy bien con los “fines vacuos” que existen en el mundo del modelaje, un lugar en el que la belleza es la única cosa que importa. Con esa idea base, comprendemos que las metáforas carezcan de un tratamiento sutil encontrándose a vista y paciencia de nuestra mirada, por eso lo que vemos se siente como una transformación violenta dejando en evidencia los riesgos de la belleza y la envidia que despierta una imagen única, peligros que son reales cuando la industria amenaza con absorberte.

Para cerrar la difícil tarea de hacer un listado, y considerando que nunca es suficiente cuando de películas se trata, aquí van las cintas que quedaron fuera de la lista pero que son parte de las mejores 20: The Wailing, Hell Or High Water, A Bigger Splash, Things To Come, Don’t Think Twice, Julieta y The Autopsy Of Jane Doe.

Equipo LOUD.cl

Para más novedades y concursos