Tatami Galaxy, el anime que te enseña a enfrentar la soledad

Tatami Galaxy, el anime que te enseña a enfrentar la soledad

Escrito por Matías Baez

No sé a dónde voy desde aquí, pero prometo que no será aburrido”. La cuña perteneciente a Bowie es la mejor forma de describir el momento cuando te decides por ver esta increíble serie, obra maestra por donde se mire. The Tatami Galaxy, una serie difícil de digerir pero entretenida en el proceso. Sin una historia del todo clara y con una animación que es oro de principio a fin. Para ponerlo en simple seria mezclar Lain, con Welcome to the NHK, con un poco de Geshiken, FLCL y Sayonara Zetsobou sensei. ¿Puede mezclarse todo eso y obtener un buen resultado? Claro y Tatami es la respuesta.

Evitando de mejor manera los spoiler, la historia de Tatami Galaxy trata sobra la vida de Watashi o “Yo” en japo. Un joven (cuyo diseño estético es muy genérico) que sueña con entrar a la universidad, inscribirse en un club de actividades y conocer a la hermosa chica de sus sueños. Entre sus malas decisiones, eventos desafortunados y reflexiones no todo terminará saliendo como él quisiera. ¿El chiste?, en una especie de multiverso, con cada fracaso la vida de Watashi se resetea y debe volver a elegir un club distinto en búsqueda de su realización personal, vínculos de amistad, tensión sexual, la soledad y el amor.

Watashi está pensado de la misma forma que Link en Zelda. Un conector de la historia con su audiencia (sin importar el género). No es Watashi quién se manda pedazos de monólogos cuestionando la existencia ni tampoco el que debe afrontar miedos y alegrías, es el espectador a quien se le tiene preparado el ambiente para contextualizarlo y cuestione lo que está frente a la pantalla. La cantidad de elementos dispuestos para el análisis en Tatami es mayor que la cantidad actual de Pokemon. Ejemplo simple, el amigo de Watashi y quien mayoritariamente lo termina metiendo en problemas tiene cara de demonio mientras su sensei de los consejos ambiguos y calma se dedica más a escucharlo que ayudarlo (¿alguien dijo oremos a dios?). Otro dato. Conversa con su pene.

Sería imposible analizar cada detalle de la serie sin hacer caer el servidor, además cada revisión aporta algo nuevo. Así que lo mejor es ponerse de acuerdo con un grupo de amigos, ver la serie y tener tema de conversación para las próximas cervezas. Ahora, para tener en cuenta:

-La velocidad de los diálogos es digna de Sonic. Y Quien no se la sufre con los monólogos no es de este planeta.
-De la mano con el punto de arriba, HAY MUCHO DIÁLOGO, entre conversaciones y monólogos. Así que click en pausa será un buen amigo.
– A pesar del ejemplo de la mezcla, Tatami es una serie única en su formato e historia. Así que no esperen por ningún motivo ver un “classic anime”. De la misma forma, la aman o la odian.

Disfrútenla, Tatami debe compartir en el cielo de las mejores series que Japón nos regala.