Vetements y Demna Gvasalia: Un golpe al mercado de la moda actual

img

El colectivo francés Vetements, liderado por Demna Gvasalia, actual director artístico de la firma Balenciaga, ha revolucionado a la industria de la moda desde el 2014. Utilizando una de las campañas de publicidad con lo menores recursos posibles, generó un nombre que se ha ido convirtiendo de la mano del georgiano. La polera DHL amarilla, con un precio de 335 dólares, fue la base para presentar la marca a todo el público.

Gvasalia trabajó junto a Walter van Beirendock, en Bélgica, luego de estudiar moda; también en Margiela, y, finalmente, en Vuitton con Marc Jacobs y Nicolas Ghesquière. Esta última fue la línea de aprendizaje que le entregó herramientas para entender el funcionamiento de la industria, y crear una idea de cómo las prendas deben interactuar con los futuros cuerpos que los usen . Desde ahí nació Vetements, un colectivo de diseñadores fundados por Gvasalia, todos  unidos detrás de una estética nueva.

Existe una idea fundamental detrás de esta firma: se trata del entendimiento sobre la industria. Carecer de una cantidad estipulada de prendas por colección, no jugar bajo las reglas de casas y marcas que producen solamente para vender son ejemplos de la manera en que el colectivo francés se proyecta, como una agrupación que busca proponer un entendimiento estético y afectivo hacia la ropa. Desde ahí surge una polera DHL de 335 dólares, una forma sutil de burlarse del público que podría gastar lo inimaginable en una pieza que es regalada por una empresa de transporte a sus trabajadores. Para Gvasalia, se trata de crear prendas que la gente quiera usar, el reto de crear algo existente pero aun así, alguien necesite comprarlo.

La motivación detrás de Vetements es esencial para entender el comportamiento de sus colecciones y la idea estética que transmiten sus prendas. El uso de cortes disparejos, maxifaldas, pantalones y abrigos oversize (tallas más grandes) son algunos de los sellos que han utilizado en sus colecciones. Todo se traduce a una búsqueda por derrocar las concepciones sociales sobre género y sexo.

En su colección Spring 2017, se ve a mujeres usando tacos de colores brillantes junto a chaquetas y camisas masculinas oversize. La marca no olvidó su sello característico, el uso de botas altas sobre la rodilla, tanto para hombres como mujeres. Botas con tracksuits deportivos, botas con vestidos cortos, botas con ternos. En tanto, el Autumn/Winter 2016 muestra una estética oscura cargada hacia una generación cristiana de 1980, muchos puntos y franela, hombros anchos y colores atractivos mantienen la idea central detrás de la marca.

El típico buzo fue sacado del streetwear para ser convertido por Vetements en una pieza de alta costura, presentado en la semana de la moda de París y Tokio; una declaración de principios para toda la industria que busca conquistar al mundo por medio de telas caras y cortes tradicionales.

La marca lleva dos años con una gran cobertura mediática, tanto o más de la que lleva su contemporánea, Hood By Air. Sin embargo, la industria de la moda es llevada por las tendencias de lo que se va considerando atractivo en un momento dado, y es por esto que Gvasalia posiblemente no sea el próximo Alexander Wang, ni Raff Simmons, ni Jeremy Scott. Sólo el tiempo puede darle una contrarespuesta al planteamiento que ha logrado Vetements.