Atlanta, la inspiración que necesitas ver cuando quieres salir de momentos de mierda

img

5b3ce5a9

Donald Glover se está convirtiendo en inspiración mundial, círculo ganado por su habilidad concreta de generar ideas y volverlas exitosas, tanto en el ambiente de las series, las películas y lo musical. Basta ver su currículum para comprobar su versatilidad en la comedia, los dramas y en un círculo tan difícil de mover, como lo es género musical del r&B. Sea siendo Donald o Gambino, su carisma lo ha iluminado desde sus comienzos, coronándolo como el grande que por destino debiese ser.

El Troy que viste en Community ya está grande, a tal punto, que escribió una serie y le hizo ganar premios en los Globos de Oro, a mejor Comedia y mejor actor. Sorpresivo e inesperado para Atlanta, serie díficil de encasillar, gracias a su mixtura de “Drama-Comedia”, con momentos desbordados de yingyang y una sensación inmersiva entre lo agridulce y lo no planificado de la vida misma. Hoy puedes ser el rey, mañana el súbdito.

Si tienes 4 horas para invertir en tu abstracción y experimentar cambios de ánimos, ésta es tu serie.

¿Por qué ver la serie Atlanta? ¿La trama de la serie Atlanta? Acá te daremos una explicación?

Cumple tu sueño

giphy

La premisa nos centra en la vida de dos primos dentro de la escena rap. Por un lado tenemos a Earn, universitario fracasado, padre, buscavidas y “pareja” de Vanessa, madre de su pequeña hija, quien tiene, en muchas ocasiones, que mantenerlo. De allí que su vida se divida en dos frentes, por un lado, tratar de madurar para ser el sustento de su familia y por el otro, luchar por su sueño dentro del submundo del trap. Por otra parte, tenemos a su primo Alfred ‘Paper Boi, un narcotraficante y rapero de poca monta que vive junto a su carismático y yonky amigo Darius. Ambos primos comienzan a relacionarse adentrándose en la escena musical, pero la serie nunca deja de focalizar la vida separadas de ambos personajes.

El regusto musical de fondo y sobretodo el ingenio precoz que se puede vislumbrar a lo largo de sus cortos (pero increíbles) 10 capítulos dejan la impresión de que esta serie podría ser algo muy grande, si se sigue usando la honestidad y el humor inteligente como ingredientes principales.

Otro punto a favor, son los temas que toca la serie, más allá de narrar siempre los temas constantes de la comunidad negra: violencia policial, discriminación, drogas y precariedad, también, hay momentos para hablar sobre el rol actual de la mujer, las minorías sexuales y el áfan de la comunidad blanca por hacer lecturas raciales, sobre temas que no ha vivido y ha enaltecido gracias al poder blanco. El tratamiento que les da inusual, resultando díficil adivinar el momento en que una de las bromas explote y te haga reír y luego ponerte reflexivo.

Su forma de desenvolverse es tan natural, y a veces tan lúdica, que la hace sentirse tan real, orgánica y personal para todos. La calidad humana y visceral en ciertos momentos, es gracias al hermano de Donald y el seco Hiro Murai.

Toda la vida tiene swag

atlanta

Atlanta es una serie dramática con toques de comedia. Se podría debatir si es antes drama que comedia, pero solo hay que ver la situación en la que se encuentran los tres protagonistas. Viven en un mundo de drogas, armas, y no tienen trabajo ni dinero. Aún así, consiguen sacarnos una sonrisa.