a-r-kane-primavera-credit-dom-manley
  • musica

La permanencia del Dream Pop: Entrevista con Rudy Tambala de A. R. Kane, pioneros del género

Foto por Dom Manley.

En 1986, un dúo británico empezó a experimentar con sonidos dulces y espaciados, mezclando influencias de rock tradicional y música dub. Ellos eran A.R. Kane, que en 1988 lanzaron el influyente 69 (Rough Trade), disco que ayudó a impulsar el desarrolló del indie rock, el post-rock y, sobre todo, el dream pop. The Velvet UndergroundCocteau Twins influenciaban su sonido, cosa que se podía notar en los cambios entres sutilezas y sonidos crudos, envueltos en ruido ambiental (aunque ellos hayan nombrado esas influencias como broma).
Su primer lanzamiento tuvo buen recibimiento en el Reino Unido, destacando las alabanzas del periodista y escritor Simon Reynolds. A este le siguió “i” (1989) New Clear Child (1994), este último lanzado el año de su separación. Casi 30 años después, el 2015, Rudy Tambala, parte de la semilla de la banda, decide reformar la agrupación y empieza una serie de shows por el mundo. Con hartos años de carrera, pero también de silencio, no pudimos dejar pasar una oportunidad para hablar con Rudy y averiguar sobre el pasado, presente y futuro de A. R. Kane.

¿Por qué volver a tocar en 2016? ¿Qué significa para ti esta reencarnación de la banda?

Lo había pensado hace tiempo, y había tenido peticiones para tocar shows durante años, pero no estaba interesado o listo para hacerlo. Tuve un sueño en la primavera del 2015; Alex [Ayuli, la otra mitad del dúo] estaba sentado en el sueño, tocando la guitarra y tocando una nueva canción llamada thinkin ’boutcha. Era hermosa. Así era como solíamos escribir algunas de las canciones, en sueños. A veces en el mismo sueño, juntos. Me desperté llorando. Más tarde ese día, una propuesta para tocar apareció; la gente de Super Normal Festival fueron tan geniales. Todavía podía escuchar la canción dream pop y sentir la emoción. Sabes como la emoción de un sueño se te aferra por un día o dos. De la nada se sintió como si fuese lo correcto.  Simplemente dije que sí. Eso fue todo. Contacté a Alex y dijo “no, gracias”; no quería tocar. Junté una banda, tocamos dos shows, de ahí cambié la alineación para 2016. Tocamos 10 shows este año y después paramos. Me sentí decaído después de detenernos. Hice una maqueta de thinkin ’boutcha. Es para Alex.

¿Es verdad que estás trabajando en nuevas canciones? He oído sobre una colaboración con The Veldt y Ummagma. ¿Es cierto? 

Los dos nuevos miembros, MaggieAndy, están escribiendo canciones y yo también. Espero poder hacer nuevas grabaciones, pero sin un sello que me esté molestando, pues está siendo un proceso muy lento. Tengo una pequeña estación de grabación instalda, así que está avanzando. Ya veremos. Si lanzamos algo nuevo, entonces haremos más shows. Y sí, colaboré con Ummagma – solo un par de canciones hasta el momento y una, Winter Tale,  está lista y pronto será lanzada. Hice remixes de un par de tracks de The Veldt, una de ellos, And It’s You está en su último EP. Creo que ambas bandas son muy especiales y creo que es triste que no tenga mayor exposición, cuando tanta música mediocre está directamente “en tu cara” todo el tiempo. Supongo que así son las cosas, como siempre lo han sido.

a-r-kane-kumu-festival-2016-credit-mattias-malk

Foto por Mattias Malk.

Mirando hacia atrás, a los primeros años con Lollita, 69,etc, ¿cómo creen que lograron el sonido que consiguieron? ¿Qué les hacía diferenciarse de las otras bandas, en tu perspectiva?

La música, como medio, se puede expandir infinitamente. Es muy difícil capturar su esencia, en palabras. Tuve un sueño justo cuando comenzamos con A.R. Kane, le dije a Alex y el había tenido el mismo sueño hace un par de noches. Esto no era inusual para nosotros, ya que teníamos cierto tipo de conexión a través de los sueños. En las familias de ambos había una fuerte tradición de respeto por los sueños, creo que es algo africano. En el sueño, yo estaba en Egipto, en las pirámides, y miraba unos símbolos coloridos esculpidos en una pared azul y dorada. Los símbolos eran una fórmula; habían cuatro formas de animales y diseños geométricos. Chorreaban sonido, Eran música. No, no música, sino el origen de la música, una especia de híbrido entre un generador y un ecosistema. Podía leerlos, pero no en mi mente, sino que en mi pecho. Cada animal representaba una parte de la experiencia, la música. Es difícil de explicar, pero era algo así: uno era rítmico, otro era armónico, uno sónico y otro lírico. Se movía junto a la música y eran la música. Pasaban a través de las formas geométricas y se conectaban con ellas, y las formas las modulaban, cambiaban la música, la transformaban en tipos reconocibles de música, como clásica de cámara, o hard rock, folk irlandés, reggae dub; habían formas para el estilo, la actitud, el género, la nacionalidad, era, y así. Sentí que todo músico tuvo este sueño dentro de sí, que le mostoó como es la música, como funciona en el alma humana, como es una expresión de su situación cambiante.

El sueño terminaba en un caleidoscopio de imágenes y sonidos cambiantes, y mientras me despertaba, vi el sonido de A.R. Kane; los sonidos que representaban lo sónico y lo rítmico eran largos y grotescos, y modulaban continuamente. Era el jeroglífico de A.R. Kane y era único para nosotros. Era lo que nos separaba de otras bandas.

Muchas bandas de la época tenían sus propios jeroglíficos bien definidos, pero eran bastante similares y predecibles. Tenían el mismo sueño, supongo. Intentamos representar nuestro jeroglífico en la portada de 69“i”, y Up Home! De forma interesante, efectivamente la música captura la esencia del sueño, y el sueño, la de la música. Ahora veo este sueño como un algoritmo que determina o describe toda la música creada y mucha que aún no lo ha sido. Me ayuda a crear música y a entender la música que creo. Por ejemplo, tuve una idea de crear una canción donde lo rítmico y lo lírico fuesen lo central, donde se modularan por una actitud punk y el soul clásico, pero con un toque de sicodelia en el coro y dub en el verso. Fue interesante poner las reglas por adelantado, para mi es casi como hacer trampa.

A veces escribo una canción y después miro en sueño como se veía. Me encantaría tener el algoritmo en un programa de computadora; podría, entonces, automatizar la creación de música ajustando un par de parámetros en mi smart phone. De hecho, el computador podría crear su propia música, tipos de música un humano nunca podría crear. Eso sería genial y raro.

Pero, volviendo a tu pregunta, cuando Alexy yo pensábamos que todos los músicos soñaban lo que nosotros, hacían música como nosotros; escuchábamos a Sun RaStockhausenMiles DavisJimmy HendrixPiLBowieBeatlesPink Floyd, mucho reggae dub, jazz de los 50 y 60, jazz funk, etc. Todo se conecta cuando piensas sobre ello, puedes escuchar un entendimiento y acercamiento a la música similar en todos, como si jugaran con ideas similares de sueños, jeroglíficos similares, pero distintos. En retrospectiva, puedo ver que la mayoría de los músicos no son del “planeta extraño” y tienen distintos tipos de sueños. Todo esto era parte de la narrativa dream pop que Alex y yo creamos y vivimos. Algorítmicamente, todavía apuntamos a los límites de lo sónico, y todavía estamos empapados de lo rítmico; fue esta combinación, modulada a través del indie, lo que nos hizo destacarnos originalmente, lo que nos hizo influyentes, pero lo cual ahora es bastante común. La mayoría de los chicos indies tienen un fuerte sentido rítmico, la cultura negra inglesa experimental ha penetrado completamente ahí.

Musicalmente hablando ¿que te interesa durante estos días? ¿Tienes nuevas influencias o fuentes de inspiración?

Rara vez escucho nueva música estos días, estoy continuamente decepcionado por la controlada, blanda, premeditada arrogancia y vanidad de la música de la generación Facebook que surca la web. Soy viejo y cascarrabias y creo que mi mundo terminó cuando PrinceBowie murieron. Este es un nuevo mundo, para mi, una realidad alterna obscura y siniestra, donde gente como Trump y Putin controlan todo. Sí, estoy siendo 100% serio, este no es mi mundo, esta música moderna no es mía. Para mi, esta cultura está muerta.
Me siento inspirado por mi familia y las pocas personas que llamaría mis amigos, especialmente aquellos que continuamente prueban que me equivoco, intentando hacer una diferencia pateando contra los idiotas, contra la ignorancia, la estupidez, la violencia e intolerancia. Por su creatividad, a aquellos que entienden que amor es todo lo que se necesita y representan esto en acciones diarias, cuando son capaces.

a-r-kane-primavera-credit-mash-japan

Foto por Mash Japan.

¿Qué te acercó a la música en primer lugar? ¿Qué te hizo querer continuar haciéndolo?

Alguna vez estudié el Zen y en el había un concepto llamado “mu”, que era utilizado como respuesta ante una pregunta en la que “sí” o “no” no era suficiente. Por ejemplo, un alumno le dice a su profesor: “Maestro ¿los perros tienen alma?”. El profesor le responde: “Mu”. No tenemos un termino similar en inglés y creo que el concepto mismo no existe en la mentalidad occidental. Mu es parecid oa “la pregunta no puede contener la respuesta”. Otra forma de decirlo es “hasta que tengas tu propia alma y sepas lo que es un alma, ¿cómo puedes entender la respuesta, o incluso, la pregunta?”. Cuando la respuesta no es sí ni no, sino que es mu, crea una extraña reacción dentro nuestro, nos lleva hacia arriba, vuela nuestras mentes, así sabemos que tenemos una “situación mu”. El sí y el no se frotan creando fricción, calor, energía, y esa energía debe encontrar una forma de expresarse. Solemos reírnos. La comedia es nuestra occidentalización de la respuesta mu a una situación, una respuesta irrespondible o una condición de la vida.

Las situaciones más crueles, más contradictorias e irónicas, crean los mejores chistes, crean más energía y nos hacen reír más fuerte. Los chistes suelen ser sobre infortunios que le suceden a las personas, situaciones que no hacen sentido para nosotros y que no se pueden resolver con una mitad de la dualidad. La música es una especia de mu de forma larga. Quiero que la vida tenga significado, que tenga sentido, pero muchas veces no lo tiene, y eso puede asustar y ser deprimente. Siempre he encontrado que la música, y otras formas artísticas como la literatura y la poesía, la pintura y la escultura, tienen mu dentro de ellas. Me permiten moverme a un lugar donde puedo ver como todo calza junto, donde no esto perdido en la carencia de significado, en una nausea existencial, donde no demando un simple sí o no para satisfacer a mi ansiosa alma.

En la música, me tomo mi tiempo. Puedo lidiar con la complejidad, usando el raciocinio, los sentimientos y la acción. Puedo poner lo incomprensible contra mi jeroglífico personal y lo puedo traducir en una respuesta y relación mensurable. Ahora, más que nunca antes en mi vida, necesito significado, necesito hacer música. Pinté por diez años. Pintar también funciona dentro del algoritmos. Por veinte años crié a mi familia. Ahora, volví a la música. Es como si no hubiese pasado el tiempo, pero casi como si nunca lo hubiese habido, no hay momentum; cada canción es como empezar de nuevo.

¿Cómo ha reaccionado la gente ante esta nueva serie de shows en vivo? ¿Hay algo específico que te gustaría que el público sintiese como parte de la experiencia en vivo?

En locales pequeños, donde toda la audiencia estaba específicamente para ver a A.R. Kane, la reacción fue hermoso. En festivales, donde somos casi desconocidos para la mayoría de la audiencia, y donde esta está casi turisteando, la reacción fue sorprendentemente positiva. Es diferente ahora a cuando originalmente tocamos, cuando la mayoría de los chicos nunca habían escuchado dream pop empapado de feedback y música dance. Ahora, es una cosa musical de todos los días, así que no creamos un shock de esa manera. Nos concentramos mucho en la parte en vivo y le ponemos harto trabajo. Nunca hemos tocado el mismo set dos veces y nos adaptamos rápidamente a lo que funciona mejor en un ambiente en vivo.

Las canciones originales de A.R. Kane que tocamos están arregladas y estilizadas de forma diferente, pero creo que están bien por ahora y posiblemente mejor que cuando las solíamos tocar. Usar samples y guitarras con toneladas de efectos y drum machines era lo que solíamos hacer porque enos gustaban un gran montón de música distinta -hip hop, house, indie rock, sicodelia-, así que fue una gran sorpresa ver cuantas bandas en el circuito en vivo, en festivales, hacen eso ahora. De una forma, este acercamiento de mezclar estilos y toda la cosa del dream pop parece haber alcanzado la mayoría de edad, lo cual parece ser la razón de por qué eramos aceptables para esta nueva audiencia ante la que tocábamos. O quizá solo estaban siendo amables.

¿Qué es lo que viene para A.R. Kane? ¿Qué esperas que pase con la banda en 2017 y los años por venir?

No hay planes fijos. Me gustaría encontrar un sello y todo eso, tener todo el equipamiento en orden para permitir nuevas grabaciones y nuevos shows, hacer colaboraciones, trabajo de producción, remixes. Mi hijo, Louis, es un productor ahora -está metido en el trap, house, drum and bass- y me gustaría trabajar con el; el hizo los beats en el remix de The Veldt. Los soundtracks me interesan, así que esa puede ser otra ruta. Para ser honesto, nunca miro mucho hacia adelante. Solo debo esperar lo que el universo me preparará, y espero que sea genial.

Muchas gracias. ¿Hay algo que te gustaría compartir con quienes te leen en Chile y otros lugares?

No realmente, solo quiero decir: Hola, espero que estén todos bien y espero que algún día podamos visitarlos y tocar un par de veces. Gracias, LOUD.cl.

Charlie Vásquez

Producción musical // Colecciono cosas // A veces toco en bandas