Mac DeMarco @ Viernes 18 y Sábado 19: El nuevo personaje favorito de este país

Mac DeMarco @ Viernes 18 y Sábado 19: El nuevo personaje favorito de este país

img_8289

Fotos x Vicente León

Este pasado fin de semana, por tercera y cuarta vez, se presentó el ya regalón Mac Demarco en último evento de este año para el Ciclo SUENA. Con Niños del Cerro teloneando el Viernes y Patio Solar + Mild High Club el Sábado, se cierra nuevamente otro espectacular año para el ciclo que se encargó de traer las mejores bandas este 2016. A continuación les dejamos nuestras apreciaciones de las dos fechas del rubiecito favorito de todos:

Niños del Cerro

img_7898

Con la Blondie a medio llenar, entraron al escenario una de las bandas que han estado sonando fuerte este año en Santiago, siendo esta ya la segunda vez que abren para alguien en un evento Fauna. Frente a un público muy expectante y joven, partieron tocando dos canciones nuevas, que fueron sumamente bien recibidas por la gente que desde un inicio mostraba energía y entusiasmo en exceso. Cerca de la mitad de su show invitaron a Bronko Yotte a subir al escenario para cantar “Capital”, donde una vez más la recepción se abrió a uno de los crossover más llamativos del 2016.

Este constante feedback que se dio entre los asistentes y Niños del Cerro logró hacer que su show se sintiera muy acorde al perfil y estilo de los asistentes que llegaron para ver a Mac, y dio un excelente puntapié al espectáculo del día Viernes. Muy buena presentación por parte de la banda nacional que seguramente se repetirá escenarios como este en los próximos años.

Patio Solar

patio1

Con gente todavía haciendo la fila para entrar al Teatro La Cúpula, los cinco jóvenes hacían su debut en los escenarios de SUENA. Con su ya reconocible sonido romántico y melancólico abrían la velada presentando las canciones de su álbum “Temporada” y su EP “Los Movimientos”.

Con guitarras muy limpias, una energía particular y un público muy atento que coreaba con ellos hacia el fin de su espectáculo, Patio Solar logró preparar el ambiente de la noche, demostrando en unos cortos 35 minutos que ya son una banda de peso, con un público fiel a su sonido y a su particular estilo.

Mild High Club

mhc-cupula-31

Hipnotizante. A penas Alexander Brettin subió al escenario con sus otros cuatro compañeros, toda la cúpula entró en un trance coordinado por el ambiente que producían sus melodías y que solo se veía interrumpido por los aplausos al final de cada tema y uno que otro acople de sonido. La banda del oriundo de Chicago claramente tenía un público más que entusiasmado por verlo, que le entregó el espacio y serenidad que los atrapantes temas requieren.

Entremezclando temas de su nuevo disco Skiptracing y el Timeline del 2015, se tomaron el tiempo de tocar sus principales singles con especial cuidado y prolijidad, sin nunca romper personaje y demostrando por qué, con tan poco recorrido, han logrado estar a la altura de compañeros de tour como Mac DeMarco, Ariel Pink y otros artistas de esa camada.

Cerrando su extrañamente sensual show con un espectacular cover de Roy Ayers – “Everybody Loves the Sunshine” (casi haciendo alusión al estilo de su sello Stones Throw), Mild High Club se retiró del escenario luego de casi una hora, bajo el mar de aplausos del público que se notaba agradecido por la excepcional habilidad técnica del conjunto.

Mac DeMarco

mac-cupula-12

El equivalente guachaca à la Mike Patton para la gente alternativa ya ha agarrado una enorme y variada fanaticada, que pasó de ser exclusivo del joven regalón de Pitchfork a acumular un appeal infinitamente más masivo, claramente denotado por su capacidad para vender totalmente dos conciertos.

Sin muchas diferencias entre los dos espectáculos, más allá de unas variaciones en el orden del setlist y del palpable calor humano que produce la Blondie, Mac se presentaba frente a una audiencia que lo esperaba con los brazos abiertos a más no poder. Ya antes de agarrar la guitarra, la euforia se hacía notar con gritos y saltos, para instantáneamente estallar con el primer riff.

Tocando canciones de todos sus trabajos, incluso del Rock and Roll Night Club, Mac y compañía jugaban con el público recibiendo regalos y prendiendo cigarros con ellos, hacían uno que otro sketch improvisado  y tiraban la talla al sonidista para hacer un show más personal y entretenido, dándose el espacio incluso para hacer un tributo a Steely Dan con una canción que duró cerca de 10 minutos.

Siendo Chile la última parada de su tour, afirmó el Sábado que está muy cerca de lanzar su nuevo trabajo y que desgraciadamente Andy White (el guitarrista) iba a dejar la banda, tal como lo hizo Peter Sagar y Pierce McGarry anteriormente. Una pena, considerando el valor que le entregaba a la banda.

Mac ya es un favorito del país y es inevitable notarlo por la cantidad de energía que el público le entrega cada vez que viene a vernos. Tanto el Viernes como el Sábado, el público le entregó toda su energía, respondiendo con el equivalente de vuelta, mostrando un espectacular show, tal como siempre lo ha hecho.