Beenzino: Porque Corea del Sur también quería su propio Drake

Beenzino: Porque Corea del Sur también quería su propio Drake

cigptmxuoaax2xe-jpg-orig

Para ud. fan del K-pop, no debería ser novedad la invasión de pop, r&B, rap y trap en aquel país cosmopolita. La salida de cada artista nuevo, nos deja claro el cómo supieron perfeccionar la fórmula invadida por Occidente en los 90’s, donde teníamos a un par arquetipos atractivos en grupo, cantando sobre ruptura, primer amor y lo frenético de lo cursi.

Ya el 2016, podemos contar con un extenso ramillete de referentes, bailarines y actores, que conquistan su propio opio o el del extranjero. Si tiene una amiga fan de este universo, no le sonará extraño entender el fenómeno producido por CL, G-Dragon, TOP, Taeyeon, Choa, Bora, Jay Park, Dean, Hyuna, PSY, Zico, Crush, Jackson, por nombrar a algunos de los miles habitantes de éste star-system de la performance.

Dentro de esa conversión de ritmos negros, hay uno que nos llama la atención, y creo que, ha pasado piola entre tanto brillo. Su nombre es Beenzino y se incluye dentro del pack de rappers duros y reales, que han sabido desarrollar una veta artística propia y libre entre tanto manejo administrativo.

Hay calles sucias en Corea 

tumblr_nb68w66vq61qevi6vo1_500

Aunque su carrera del rap esté ligada desde el 2004, es hasta el 2011 que no mantuvo una performance en un gran escenario. Su motivación la trabajó desde sus 17 años, entre sus estudios en la Universidad de Las Artes en Seoul y tocando en Clubs Undergrounds. La compaginación de ambos mundos apoyó su freestyleo, amplió su vocabulario y alimentó su parada entre James Deen y un Drake.

Dueño y amor de su background, el rapper ha sabido ser fiel a su propio estilo, destacado entre la dureza de sus letras y la energía sensible que transmite. Fue así como comenzó a aparecer en feats con Zion T, Mayson The Soul, Suran, Boa, Verbal Jint y Epik High, entre otros.

El valor creativo en base a sus colores

838352a11c5f1fd8e000b3dd3f9b28e81c53478d_hq

Lo destacable de su trabajo, es la capacidad de darle potencia a sus tracks, que tienen una gran cantidad de diferentes estilos, algo muy jugado dentro del universo K-pop. Pistas entre el rap, el soul, el jungle, el boom bap y hasta el freejazz, entrelazadas en mundos con una base creativa en sus videos, que lo hacen moverse en un universo potencialmente lúdico.

Álbums como 24:26, 12  o el mini álbum “Up All Night”, demuestra lo versátil de su propuesta, encontrándonos con un romántico de la noche, un rompedor de esquemas y una persona con hambre hacia el talento, que es capaz de pisar las calles de los sueños.