• musica
  • columna-opinion

Una mirada a la actualidad del cassette

Algunos de los lanzamientos de Tobi Records.

El cassette se miraba como una forma antigua y en desuso para escuchar música. Pero es innegable el alza que ha tenido en los últimos años. Después de haber caído en los año 90s, destronado por el reinante CD, aún con sus más de 30 años de historia, se pensaba que no se volverían a ver nunca más. Sin embargo, las bandas independientes y los sellos jóvenes dirían lo contrario.


A fines de septiembre del 2015, la National Audio Company, la manufacturadora y distribuidora más grande de cassettes en Estados Unidos, ha registrado una subida de un 31% en sus ventas. El presidente de la compañía, Steve Stepp, asocia esta alza a gente de entre 18 y 34 años, además de indicar que el incremento inició entre los años 2011-2012 y expresar que se siente en deuda con los sellos y bandas independientes, quienes han potenciado enormemente la industria del cassette.

Sellos como Burger Records, Orchid Tapes, Illuminated Paths o los nacionales No Problema Tapes son ejemplos de iniciativas que buscan volver a entregarle el poder al formato cassette. Un gran grupo de bandas emergente sueñan con ver sus discos en este nostálgico formato y una gran serie de videos y artículos han salido hablando sobre su regreso, pero ¿A qué se debe todo esto? ¿Qué factores llevaron a este resurgimiento y reencantamiento?

Matías Soto (músico chileno) mejor conocido como Armisticio, y que sacó su disco debut Decay Dreams en cassette vía Lick Records, opina: “lo que me atrae del formato es el sonido más que nada, el cassette le otorga a la música una textura única” y agregando que “en lo personal me agrada escuchar algo que ya conozco pero de forma distinta”. Sobre el resurgimiento, al igual que Stepp, lo asocia a gente que trabaja de forma independiente y vive bajo la ética Hazlo Tú Mismo, también mencionando el bajo precio.

Sumado a todo eso, se podría agregar el hecho de que vivimos en un mundo donde la virtualidad está presente enormemente. Lo físico se hace una experiencia más rara y distinta, y hay quienes lo valoran de mayor forma. Tener el objeto en tus manos es bastante distinto a tener una carpeta con archivos mp3, aunque esto también se puede aplicar a CDs y vinilos.

Filip Stojiljkovic, músico serbio y dueño del netlabel Confusion Specialist Records, piensa que los sellos encuentran que los cassettes son más fáciles y cómodos de vender. Incluso, dice que “tratan a los CDs como si no existiesen” y que hay quienes se acercaron a la cinta como formato sólo por el hecho de que no era tan masiva. Pero la verdad es que el cassette tiene sus particularidades. Su forma es compacta, fácil de transportar y almacenar. Si se tienen los elementos, no es difícil de producir, lo que hace que en el mercado estén a precios bajos. El sello chileno Tobi Records se especializa en vender cassettes a un precio más que accesible.

El último lanzamiento de Lunar Tapes.

Hace poco también apareció Lunar Tapes en la escena. Flakodiablo (Angelo, el co-fundador) nos cuenta sobre los cassettes que: “Profundicé mi gusto por la música gracias a ellos, su costo es barato en comparación con otro formato que nos gusta mucho como lo es el vinilo y también la música que estamos editando (hip hop instrumental) tiene un sonido bien vintage que calza perfecto con él. Lo que tiene de especial es que se pueden personalizar para que luzcan como auténticas piezas de colección, evocan nostalgia y buenos momentos del pasado para muchos seguidores del formato y además el sonido es cálido y con mucha alma, se podría decir, en comparación a formatos musicales digitales. También es un objeto tangible, al pagar por él y tenerlo en tus manos. Puedes leer los créditos, disfrutar el diseño, etc. No es algo desechable, onda, comprar y olvidar.”

Hay quienes disfrutan de la distorsión extra, de ese brillo que sólo tiene la cinta, el hiss que incomoda a algunos. Dolorio & Los Tunantes sacó un split junto a Columpios Al Suelo en junio, editado en conjunto por Sello Fisura y CFT, y que buscando esa cercanía análoga grabaron en cinta y lanzaron el disco en cassette. TuneLess Records también ha sacado parte de su material en este formato y la banda nacional Tortuganónima re-lanzó su primer disco en cassette con la ayuda de Little League Records. Su presencia en la escena nacional se hace escuchar, aun cuando muchos ya no tengan radios en sus casas ni caseteras en sus autos. Su distribución y movimiento es una realidad. Hace no mucho, la ahora difunta banda de noise pop Las Olas, lanzó su EP debut en cassette. Camila Falcucci, artista y quien fue vocalista de la banda, afirma que el proceso de creación “involucra poner mucho cariño en ese objeto, se vuelve una especie de ritual. Tiene un valor estético que lo transforma en algo muy atesorable, de colección. Una vez grabé cassette con canciones de amor a alguien, toqué las canciones directo a una grabadora de cassette, lo regalé con un personal estéreo y se transformó en un regalo súper bonito. Porque no sólo es un gesto de afecto, también habla de una manera de hacer las cosas. De tomarse el tiempo, hacerlo con tus manos, preocuparse de los pequeños detalles que hacen la diferencia.”

Sobre la realidad de los CDs frente a este resurgimiento, el sello Business Casual comenta que: “La gente ya no compra CDs como lo hacía antes, porque no hay diferencia entre el sonido versus una versión digital. Con el cassette o el vinilo, puede haber un sonido diferente de la otra versión, sea esto bueno o malo”. También añade sobre el futuro de los cassettes: “Mientras haya gente que quiera un sonido análogo o una copia física de su disco favorito, el cassette vivirá”. Joshua, de Illuminated Paths, añade en este punto: “Todo en la sociedad del mundo capitalista se mueve en ciclos. Lo que era cool hace 20 años lo es de nuevo ahora. Y puede que deje de serlo algún día, pero los coleccionistas seguirán por ahí, esperando a hacerlo volver 20 años después de eso”.

Miles de factores influyen y la gente se acerca por distintas razones, pero la certeza que ahora tenemos es que, las cintas seguirán corriendo y en los puestos de las tocatas los cassettes se harán más familiares. Quizás es hora de que desempolves tus viejos tapes o que hagas un espacio en tu repisa, al lado de tus CDs y vinilos. Fetiche o cómodo, el resurgimiento es real.

Charlie Vásquez

Producción musical // Colecciono cosas // A veces toco en bandas