img_0657
  • tendencia

Velódromo: “La única claridad que hay con respecto a la música es que tiene que haber un estándar de calidad”

img_0668

Fotos por Cristian Díaz.

Una de las bandas chilenas que mejor trabaja el lado más ruidoso y denso del shoegaze, pero sin abandonar la tranquilidad, son los santiaguinos Velódromo, que desde el lanzamiento de su primer EP han parecido tener una muy buena racha. Han tocado con varias bandas y han podido grabar con Rubber Tracks, lo que les permitió tener una fecha con la banda extranjera Swervedriver. En vista de todo lo que han podido recorrer, nos acercamos a ellos para poder conversar, entre cafés, sobre cómo se han sentido al respecto, además de repasar un poco de su historia reciente.

Loud: ¿Cómo se conocen y llegan a formar la banda?

Gustavo: Con el Ale y el Seba, los otros dos integrantes, tuvimos una banda antes, que surgió porque sí. Era un proyecto bien distinto, era un tanto folk. Queríamos que fuera más indie, pero no sucedió. Echamos a la vocalista y quedaron los temas del EP, sueltos. Y de repente un día con la Bárbara como que… (risas) ¿Tú me agregaste? La Bárbara agregó a toda la gente de Last.fm, de un concierto de A Place To Burry Strangers.

Bárbara: Como que no tenía amigos que fueran, así que necesitaba ir con alguien (risas).
Gustavo: Sí, después nos agregamos por Twitter. Yo cachaba que estabas vendiendo la guitarra y te hablé.
Bárbara: Sí.

Gustavo: Y fue como “Hola, sí. Puta, tengo una banda y…”. Ahí la Bárbara escuchó unos temas, las maquetas que teníamos, y como que nos faltaba bajista. La Bárbara llegó como bajista, ni siquiera teníamos vocalista… ahí surgió la banda. O sea, nosotros ya teníamos la idea de hacer el EP antes de que llegara, con el productor, y una vez que estábamos en el proceso surgió que la Bárbara cantara. Así surgió Velódromo (risas).

L: ¿Cómo afectó en la composición el agregar las voces después?

G: O sea, nosotros sabíamos que queríamos que fuese cantado, como pop.

B: En el momento en que fuimos a grabar los demos, el productor dijo “¿Sabís? Debería cantar la Bárbara. Ya, prueba, Bárbara, canta tú”. Le agradó, fue como “Ya, bueno. Sí. Démosle no más” Y aquí estamos.

G: Sí, básicamente nuestro proceso del EP fue como explorando… fue mucho de conocernos. Ponte tú, nosotros empezamos a grabar el EP en noviembre y la Bárabra entró a la banda en agosto, y no era Velódromo. Tenía otro nombre. Los temas que teníamos eran cuatro, rescatamos dos. Uno era muy viejo, que es el sencillo, Gémini, y el otro es un tema que hicimos en el estudio ¿cachai? Fue como, “Oh, este tema no es tan bueno, transformémoslo en otra cosa” y así fueron surgiendo un montón de ideas. Lo bacán del EP es que fue mucho de experimentar. Estuvimos cuatro meses haciéndolo. Juntándose 5 horas un día a la semana. Era el único tiempo en el que podíamos, porque trabajabamos y estudiabamos. Era bacán, porque teníamos una semana para respirar el proceso, ir conociéndonos, ver que es lo que queríamos. En las mismas sesiones escuchábamos mucha música. Escuchábamos Washed Out. ¿Qué más escuchábamos?

B: … My Bloody Valentine (risas). Deftones, también.
G: Sí, aguante Deftones. Básicamente así fue el proceso de crear la banda. Surgió a medida que iba avanzando todo.

img_0672-2

L: ¿Han buscado transmitir algo a través de la música y sus canciones o es todo, más bien, personal o abstracto?

B: Algo que ha pasado en la banda, en general, es que todo ha tenido un proceso muy inverso. Tenemos una idea, no sé, el Gustavo llega con una idea en guitarra, y cuando ya está hecho el tema le empezamos a sacar el rollo. No nace de una idea, la idea la sacamos después. Con el nombre nos pasó lo mismo. Velódromo sonaba bonito, pero después le sacamos todo un rollo al nombre, le encontramos un sentido, pero ya estaba hecho. Nunca ha sido una hueá de “Esto es lo que queremos transmitir y lo vamos a hacer de tal forma”. Se da un poco al revés.

G: Yo creo que eso mismo, al revés, tiene algo que decir. Estamos mucho más pendientes de la música misma, los acordes.

B: Esas sonoridades transmiten algo por sí solas, pero nunca ha sido un mensaje concreto.

G: Siempre estamos claros, buscando la musicalidad, la sonoridad, y así es como llegamos después a las letras. Algunas las conversamos, otras no. La letra de Gémini la conversamos harto, pero yo creo que, claro, como llegamos a las letras y a los nombres a través de un proceso musical, intentamos que las letras tengan relación con lo que trata dar la música, si es que se puede. Pensamos: ¿Qué nos genera esta música? “Nos genera –ésta- sensación”.

L: Va con cada canción más que con la idea de la banda en general.

G: Es que yo creo que… tenemos gustos afines. Hay un proyecto afín, que todavía no se termina de pulir. Hasta el día de hoy nos demoramos un mes en hacer un tema, porque siempre estamos experimentando musicalmente, y también nos hemos puesto en duda esto. Hemos dicho: “¿Estará bien hacerlo de esta forma?” Pero al final seguimos haciéndolo así.

B: Como que seguimos sacándole el rollo a la hueá todavía y queda mucho de eso. No tenemos muchas claridades al respecto.

G: La única claridad que hay con respecto a la música es que tiene que haber un estándar de “calidad”, por así decirlo. Nos gustará mucho el lo-fi, pero igual hicimos un producto que queríamos que sonara bien. Hay una imagen. Buscamos que cumpla con cierto estándar, que sea bacán.

B: Y también que en términos de sonoridad sea interesante. Yo creo que también eso es importante para todos, que no terminemos haciendo los mismos dos acordes de siempre.

G: Es una búsqueda más musical, al fin y al cabo, eso es algo transversal en la banda. Hacer algo distinto. De ahí llegamos al resto.

L: ¿Les ha ayudado eso a avanzar con la banda?


B: No (risas). Sería mucho más fácil que los cuatros escucháramos las tres mismas bandas y tuviésemos una misión muy concreta, como: “Queremos hacer shoegaze, queremos hacer ésta música. Hagámoslo así, así y así”. Yo creo que el problema es que escuchamos muchas cosas, queremos decir muchas cosas, y por lo mismo nos cuesta encontrar una claridad como para tener un proceso más pulcro y eficiente.

G: Si bien nos juega en contra del proceso, nos ayuda con el resultado final. El resultado final es un popurrí de muchas cosas (risas). En los mismos temas del EP se nota. Cada tema tiene una intención distinta, y dentro de los mismos temas hay intenciones distintas, cosas que fuimos conversando, discutiendo entre todos. Era como: “Puta, yo creo que esto suena bien así” y había alguien que decía: “No, a mí no me gusta”. Eso es lo otro, todos en la banda opinamos. Tenemos el mismo nivel de opinión. Si a alguien no le gusta o lo convencemos o no se hace. Si bien es súper lento, igual a la larga se nota que muchas cosas influyeron. O sea, no sé si se nota, pero es divertido.

B: Nosotros lo notamos más porque sabemos que hay detrás de cada tema, pero no sé si se note.

L: Serían otras las canciones si no fuese así.

G: Si fuese uno sólo de nosotros, sí.

B: Obvio, podríamos hacerlo más fácil. Podríamos decir: “Hueón, hagamos temas pop, más oreja” y sacaríamos temas mucho más rápido. Y claro, si fuese mucho más déspota la hueá y alguien tomase las decisiones, sería mucho más rápido. Pero no es lo que buscamos.

G: No, a mí me gusta que nos respetemos harto. Hace un rato yo estaba llamando al Ale porque le estaba diciendo: “Oye, nos van a sacar unas fotos” y el: “Tranquilo, ya”.

B: Igual a veces le da pena cuando no sale, porque como es el batero, de repente salimos nosotros tres y el atrás, con cuea.

G: Es como tímido, aparte, pero lo queremos caleta. Y, ah, sí, algo que nos gusta transmitir es que funcionamos como banda, pero eso es también un tema de nosotros, no es como que le digamos a la gente. Que funcione como “Velódromo”.

img_0678

L: Si mañana se va un miembro, no funcionaría de la misma forma ¿o sí?

G: Una vez conversamos esto, pero no sé… yo creo que ahí somos más prácticos. No sé. Cuando tú ves a los Niños Del Cerro como que igual identificas al Simón.

B: Es que es distinto, como que esas bandas tienen un frontman…

G: Ves a Patio Solar y, ya, a mucha gente le gusta la Yaney, pero el Claudio es alguien súper preponderante ahí.

B: En el pop es distinto. Aparte, igual, yo soy más piola que el Gustavo y no ando “alardeando” de estar al medio del escenario, tampoco soy de hablar con la gente cuando estoy tocando, como que no soy la representante de la banda como mucho deben asumir, como: “Ah, ya, ella canta así que debe ser la principal”. Más encima, como llegué a cantar en la banda me hace sentir súper poco frontwoman. Trato de pensar: “Ya, filo, la voz es instrumento más…”. De hecho, yo no estaba al medio del escenario y fue el productor el que dijo: “Ya po’ hueón, pongan a la Bárbara al medio” No sé. Como que soy más piola.

G: Igual está esa búsqueda media depresiva en la música, como que a todos nos gusta eso. Esa cosa media “gris”. Es un poco parte de nuestra estética, porque yo creo que eso es algo en lo que coincidimos, porque, si bien escuchamos distintos tipos de música, toda es música como que tiende a esa sensación que es como media deprimente, como tensa.

B: Igual nos gustan los Niños Del Cerro.

G: Sí, nos encantan, pero, igual, siempre estamos en búsqueda como de algo muy denso.

L: ¿Tiene que ver con una forma de ver las cosas, con algún tipo de descarga emocional o qué?

G: Tiene que ver con nuestros gusto, como que por ahí nos llevamos bien.
B: Somos más mala onda no más (risas).
G: Sí, nos gusta la hueá densa (risas).

L: ¿Ustedes se siente parte de algún tipo de escena o circuito musical? ¿Cómo se relacionan con las otras bandas?

G: El año pasado decíamos que no. Sigo sintiendo que no. Yo, como parte de Velódromo, ni cagando.
B: Eres más espectador en esa escena. Vay siempre…
G: O sea, somos amigos, porque claro, compartimos fechas. Todos nos hicimos amigos por varias cosas. Pero… es que no sé, tampoco organizamos fechas. Nos invitaban. Yo creo que para sentirnos partícipes tuvimos que haber organizado fechas y haber invitado a gente, y no fue una pega que hiciéramos.
B: Sí. Quizá esto es muy honesto, pero sí. Como que en verdad nunca nos movimos como la escena merecía que nos moviésemos.
G: Hay algo generacional, algo de que efectivamente compartimos, más allá de los escenarios. Al principio, cuando la escena nadie la pescaba, el público éramos nosotros mismos. Nuestra primera toca fue con Niños Del Cerro, Columpios Al Suelo, Paracaidistas y Dolorio & Los Tunantes, una hueá súper diversa, y nadie se conocía. La segunda fue en el Espacio Elefante y había integrantes de las otras bandas, con las que habíamos tocado. A la otra, igual. Corrimos con la suerte de estar ahí, pero como que tampoco nunca llevamos la bandera de “la escena”, entonces, como respuesta: No. Aunque efectivamente estábamos ahí, pero nunca organizamos nada. Es raro.

B: Como que los medios lo inflan harto. Yo creo que pasa en cualquier movimiento musical, como que algo simplemente sucede y los medios lo nombran, lo clasifican, o agrupan. Eso pasa, se empezó a hablar de una escena y en ese momento empezó a existir una escena como tal y se reconoció como tal.

B: Lógico, si yo tampoco estoy pelando la hueá, sólo digo que es algo que nace a partir de los medios.

G: Sí, yo creo que debe haber una banda que tenga la “idea de escena”. No creo que ningún grupo tenga la idea de “voy a construir una escena”, “voy a hacer que esto sea representativo y haya mucha gente ahí”. Yo creo que al principio eran cabros que quería tocar que conocieron a otros cabros que querían tocar y se pusieron a tocar juntos, pero así como constituir un movimiento, yo creo que tiene más relación con lo que dice la Bárbara. De repente alguien de una prensa “x” dijo: “Oh, aquí existe una hueá de pop de guitarras”, concepto creado por internet. Le atribuimos la existencia de la escena a los medios, que son parte importante.

B: Sin los medios no seríamos nada, en verdad.

L: La escena no es algo tangible. Normalmente cuando se habla de “escenas”, se hace para referirse a algo en retrospectiva. Ustedes lo están viviendo.

B: Sí po’.

G: Es raro. Desde dentro es netamente compañerismo.

img_0749

L: ¿Cómo se diferenció el proceso de grabar el EP y grabar el single Petra con Rubber Tracks?

G: Es un poco más de lo mismo, pero en otro nivel (risas).

B: Sí, pero yo siento que el proceso fue muy distinto, porque…bueno, terminó pasando lo mismo de dejar la letra para el final y todo eso, pero como que no tuvimos nada de tiempo para dejar reposando ese tema.

G: Teníamos el tema. Lo empezamos a trabajar mientras la Bárbara estaba de viaje. Mi hermano nos había empezado a parchar en el bajo y de ahí llegó, seguimos con el tema. Estuvimos discutiendo mucho rato las líneas melódicas y de repente el Edi Pistolas no dice: “Cabros, nos interesaría trabajar con ustedes en Rubber Tracks” y nosotros: “Ya…bacán” (risas). Nos avisó eso, al día siguiente fue al ensayo, con un tema que teníamos a medio avanzar y a los dos días estábamos grabándolo.

B: Estábamos pensando en la línea vocal, pero todavía no le habíamos puesto letra. Le hicimos una porque dijimos “Ya, cabros, hagámosle una letra porque la vamos a tener que grabar”, no fue como que “Ay, me nació la letra”.

G: De nuevo fue “la música, la música, la música y la música”. ¿Qué es lo que nos pasa con la melodía? La melodía siempre es lo más difícil para nosotros, porque tenemos que ponernos de acuerdo en qué es lo que nos gusta a todos nosotros en base a lo que queremos proyectar. Llegamos a ciertas soluciones de una manera más fácil, sabemos comunicarnos musicalmente, pero a la hora de encontrar una melodía, entendemos que eso es lo que más le llega a la gente… y esa es la discusión más grande. La melodía está hecha en base a lo que está sonando debajo y no al revés. Cuando llegamos a Rubber Tracks estaba todo muy en crudo y el Edi nos dijo: “Hagamos éste, éste y éste cambio” y si bien se nota la mano de él, el cambio que a lo mejor nosotros no hubiésemos hecho, porque a lo mejor es más popero, más garage, terminamos mezclando al final con el mismo productor con el que hicimos el EP.  Hay un sonido que nos gusta. Es una extensión de una búsqueda musical, que a la larga significó un proceso nuevo, distinto, apañados por Converse, que igual nos ha ayudado caleta.

B: Sí po’, si son las marcas las que al final se andan poniendo con las lucas. Terrible.

G: Bacán que lo hagan los privados, pero que penca que sólo lo hagan ellos.

B: Te habla de una realidad muy triste eso, pero son oportunidades que no podemos desperdiciar, porque nadie más te lo va a ofrecer.

G: Es como lo que pasó con lo de NMC. Saltaron un par de personas a decir que era su idea, como si a nadie más se le hubiese ocurrido. Mucha gente se cuadró con eso, porque fue la información que se dio a conocer y no hubo una contraparte. No hubo nadie que dijera: “No, esto es mentira” ni nada, porque a lo mejor no había interés de hacerlo. A la conclusión que llegamos hablando, fue: ¿Qué se supone que tendríamos que hacer? ¿Rechazarlo? Nadie nos ayuda. De alguna u otra forma es real decir que el NMC a nosotros nos ayudó. “El compilado de Heyne nos ayudó”.

B: Lo que me dio lata es que nadie le preguntó la opinión a las bandas, nunca.

G: La gente empezó a sacar conclusiones y nadie dijo nada. Pero bueno, sacando una conclusión sobre lo de Petra… alguien nos ofreció ayuda y tuvimos que sacar la canción con base en esa ayuda. Converse nos dijo: “Hagan esto” y nosotros lo hicimos.

L: Aun así ¿no lo sienten algo ajeno a ustedes?


G: No, porque el tema es nuestro (risas). Lo hicimos nosotros.

L: ¿Sienten una buena respuesta del público? ¿Han podido cumplir alguna de las expectativas que tuvieron al empezar la banda?

B: Cumplir nuestras expectativas personales respecto a la banda, sí. Yo creo que todos hemos cumplimos nuestras expectativas. Definitivamente.

G: No sé si teníamos las expectativas de… no sé, telonear a Swervedriver o aparecer en todas las listas de música de fin de año. No voy a arriesgarme a decir que “fue una apuesta”, pero sí teníamos entre ceja y ceja hacer un material que sonara bien, y hacer las cosas bien no más, lograr algo, pero si, al menos, superó mis expectativas. Yo no pensaba que con un EP íbamos a estar en los Pulsar, por darte un ejemplo. Claramente hay gente que nos banca, como cuando se acercan… igual menos que a otros, porque claramente no hacemos pop. Hay hueás que son densas y son como mala onda en el EP.

B: Sí, no es que seamos una banda de carrete.

G: Pero igual hay harta gente que nos apoya y eso habla de lo diversa que es la gente que escucha música hoy en día y que hay público para todo. Todo tiene público, porque mucha gente tiene donde poner el ojo con las cosas que les gusta, y que bueno que llegamos a la gente. Los días previos a Swervedriver me llegaron mensajes diciendo cosas como: “No conozco a Swervedriver, pero los voy a ir a ver a ustedes, porque es una buena ocasión”. Para mí eso ya es bacán.

img_0734

L: Hablando directamente de eso ¿Cómo fue el tocar con Swervedriver?

B: Estábamos muy nerviosos. Además, es la banda favorita del Ale.

G: No habíamos tocado hace caleta. Siempre estamos no tocando.

B: Fue bacán ¿qué vamos a decir? ¿Nos vieron cuantas? ¿600 personas? Nunca habíamos tocado para tanta gente. Con ese estándar de sonido… pocas veces. La oportunidad de conocer a una banda internacional, aunque nos hayamos chupado enteros cuando estuvieron al lado, fue bacán.

G: No estaban ni ahí (risas).

B: Pero eran buena onda. Eran como unos caballeros buena onda.

G: Eran como unos tíos ingleses muy buena onda.

B: Igual nos nombraron en el video [que hizo Converse].

G: Nos nombraron porque un tema se llama igual que la perra del estudio (risas). Es bacán tener esa experiencia, ojalá todas las bandas la tuvieran. Una vez Trementina habló de esto, y es una de las muchas razones por la cual los banco. Muchos hueones se queja de que el Cristóbal toca muy fuerte y, efectivamente, lo hace, pero es porque los espacios son malos. Son como el hoyo. Bacán que te puedas autogestionar una tocata, conseguir espacios, hacerla y que vaya gente, pero el estándar de eso es: tocar con los amplis no microfoneados, la batería como suena no más, de acuerdo al lugar y con una mala acústica. Ciclo Fisura se hizo en el Espacio Elefante que puta que es malo. Bacán que suceda, pero suena mal. No existen los espacios necesarios para tocar y los espacios buenos hay que repetirlos, a veces en base a cierto público de mierda. Cuando yo vi a Patio Solar en el Bar Loreto por primera vez, fue un ciclo que estaba barato y al que fue mucha gente. El otro día fui y bajo las normas del bar, después de cierta hora costaba $4.000 y había menos gente. Obviamente que la experiencia de tocar en Rubber Tracks es bacán. ¡Teníamos roadie! ¿En Chile quién tiene roadie? (risas). Se portaron muy bien con nosotros, nos ayudaron en todo, y esa experiencia es bacán, que es la experiencia que todos debiéramos tener. Claro, ahora la tenemos y… ¿qué hacemos con ella? ¿La ocupamos para tocar en Club Chocolate? ¿En Loreto de nuevo? ¿Sala Master? O si no, es en un bar… Es la disyuntiva con este tipo de espacios. La otra vez alguien nos decía: ¿Cuándo vamos ver a Velódromo y que no sea en un bar? Pucha, hacer sonar a Velódromo en un lugar que no tiene el tratamiento sonoro adecuado es brígido, porque trabajamos con caleta de reverb. Por eso, a lo mejor, nos da un poco de lata, miedo o paja, tocar en lugares que vayamos a sonar mal, porque ¿para qué vas a ir a tocar para sonar mal? Si te esfuerzas caleta, ensayas caleta, gastas lucas en movilización… En Rubber Tracks tuvimos a alguien que nos ayudó con los instrumentos, que nos fue a buscar y a dejar. Es como… que rico tener una experiencia de algo bien hecho, en base a que normalmente no es así.

L: ¿De qué forma creen que podría cambiar eso?

G: Es peludo, porque, primero, la gente que es dueño de los lugares que suenan bien como que no está ni ahí.

B: Sí, no están ni ahí con la música. Quieren que les traigas gente, que la gente consuma. Yo creo que el problema es la lógica neoliberal que tiene, de vivir-consumir, y que al final sean los privados los que se muevan.

G: Yo que creo que para cambiar va por súper buen camino, en el sentido de que el año pasado la cosa partió en CFT y hoy CFT está cerrado. Más o menos como que le hizo bien al CFT que lo cerraran, lamentablemente. Esos equipos que estaban destinados para ese espacio, tuvieron que ser destinados para otros. Al final, había un montón de tocatas en Alameda, un ciclo de tocatas que se hizo allí, con el equipo de CFT. No es que Alameda suene bien, pero si se llevó todo esto a un espacio que fuese más grande. Como que se vio forzada a mejorar la cosa. ¿Cómo se puede mejorar todo? La misma gente que está haciendo cosas el día de hoy debería tener proyecciones para que todo esto crezca. Si Ciclo Fisura organiza su ciclo eternamente en el Espacio Elefante, va a estar mal. Si Ciclo Fisura tiene proyección de verdad y empieza a tirar proyectos, a involucrarse con lucas para que funcione y se puedan conseguir mejores espacios y mejor backline para que todo funcione, y que todos nos ayudemos con eso, podría mejorar de alguna forma, pero que dependa de una sola persona es muy difícil. Es muy difícil por lo que decía la Bárbara, la lógica de consumo. De hecho, por darte un ejemplo, la Feria Celadores estaba organizada para ser en Matucana 100 y ese día llovió, harto, y habían lucas invertidas en los equipos. Se habían conseguido un sponsor una cerveza. Una cerveza, que tampoco es la hueá más cultural del mundo, pero habían lucas invertidas en un evento que era bacán y que más encima era gratis. Al final se puso a llover ¿y se perdió todo eso? No, al final se hizo un evento, se hizo una tocata ese mismo día, pero que costaba $4.000 pesos. Eso te grafica un poco las cosas. No creo que dependa de una banda o de una persona, depende de muchas cosas, depende de mucha gente que quiera involucrarse, de empezar a meterse en el  tema de la visualización de la producción artística.

B: Y que no solo se sustente, aparte se tienen que generar las lucas para que los artistas dejen de desembolsar su plata para hacer las cosa que hacen, por lo menos. Yo sé que hay músicos de nuestra edad que dicen: “Puta, no, esto no es un trabajo. No me interesa generar lucas a partir de esto.” Pero por lo menos las lucas para comprar los equipos, para todo eso. Debería ser un sistema en el que nos llegasen las lucas para poder seguir haciendo lo que hacemos, o si no la escena se muere no más.

G: Hay un momento en el cual te pilla la sociedad y tienes que empezar a gastar plata en arriendo, en comer y todas las bandas nacen de su bolsillo.

B: Sí po’, y eso no debería pasar.

G: Nosotros tenemos la suerte de que hemos podido solventar la banda.

B: Pero igual gastamos plata. La sala de ensayo la pagamos nosotros. Ahora nos vamos a Lima, nos invitan con alojamiento y comida, pero el pasaje tenemos que verlo nosotros, entonces tenemos que movernos harto.

G: No es la idea que salga de los bolsillos de las bandas.

B: Yo creo que a todas las bandas les pasa que tiene que trabajar para costear lo que hacen, la música.

G: Si no te vas a llevar plata a tu casa, mínimo que la música se solvente sola. Yo pienso en el Simón, el Claudio, en los Amarga Marga, que no estudian y se dedican a hacer música, y, afortunadamente, tienen el apoyo de sus familias para hacerlo, poder hacerlo. Aparte, son chicos, como que uno no se va de la casa a los 22 años. Pero pienso en otros artistas que decidieron hacerlo, como el Gonzalo de Planeta No, que es de Concepción, o el Lele que es de Adelaida y es artistas,  o el mismo Jurel que se mueve para todos lados. Ellos de las tocatas tienen que ojalá sacar plata para su bolsillo, para poder vivir. O sea, ya, que paja que una tocata te cueste $4.000, pero si se diera a entender que esas $4.000 van al bolsillo del artista, si el trato fuera ese…

B: Yo creo que hay que dignificar el trabajo de los artistas en este país.

G: A mí me da rabia cuando alguien se caga entero por comprar una copia física en $4.000. Loco, es un trabajo. Hay caleta de pega detrás. ¿$4.000 por un disco? ¡Qué te pasa! Comprai un six pack en $3.000. En dos te gastas $6.000. Y el EP nuestro, que lo pagamos de nuestro bolsillo, salió $700.000. Al día de hoy no hemos recuperado el dinero, ni cagando.

B: Nunca hemos juntado tanta plata y al final esa plata no la vamos a recuperar nunca. No es que vaya (directamente) para nosotros.

G: Nos pagaron de Converse. Nos pagaron, ¿y qué hicimos? Tuvimos que comprar equipos, para poder tener una sala de ensayo y llegar a una sala de ensayo, porque tienes que llevar tus cosas, para el día de mañana poder gestionar tocatas con tu equipo.

img_0736

L: ¿Qué han estado escuchando últimamente?

B: Radiohead (risas).

G: Radiohead.

B: Pucha, yo no tengo audífonos y no escucho música hace caleta (risas). No tengo cómo escuchar música, así que no lo hago.

G: Yo creo que… no sé. Harta electrónica. Yo he estado escuchando Massive Attack y Stereolab.

B: Ah, yo he escuchado harto Broadcast, en la línea de Stereolab.

G: He escuchado caleta Jamie XX. Me gusta caleta ese hueón. El otro día me reencontré con un disco de This Will Destroy You y fue la zorra. No sé, en este momento estoy en un periodo muy “emo” de mi vida, escuchando música “emo”. Varía.

B: Sí, yo igual escucho cosas como, no sé… Luis Miguel, Ricky Martin.

G: A Niños Del Cerro igual los escucho harto. Me encanta el EP de Patio Solar. Grizzly Bear. Kendrick Lamar, con el Seba estuvimos muy pegados.

L: ¿Qué se viene en el futuro de la banda?

B: Tocar para costear nuestro viaje a Perú y componer. A la velocidad que lo estamos haciendo, pero componer, porque queremos tener, ya para el otro año, un LP. Tener nuestro debut.

G: Es que no forzamos nada. Cuando conversamos cuantos temas debería tener el disco, fue como: “Los que tengan que ser, los que de el proceso”. Los temas que estamos haciendo ahora son distintos al EP, pero todavía están ahí, faltan muchas cosas que decidir para llegar a eso. Vamos a grabar un video pronto.

L: ¿Hay alguna banda con la que no hayan tocado y con la que quisieran tocar?

 

B: Las Olas.

G: Patio Solar.

B: Con Patio Solar ya tocamos.

G: Pero no –tocamos- con Patio Solar. Como que compartimos el festival no más.

B: Sí, es que… tocamos con Patio Solar, pero con mil otras bandas más.

G: Sí, es como decir que Planeta No tocó con Radiohead (risas).

B: A mí me gusta Trama.

G: Me encantaría tocar con Miss Garrison.

B: Miss Garrison, hueón… pero esas ya son ligas mayores. Ya te fuiste de la “escena”.

G: Bueno, es que si es por eso, me encantaría tocar con Electrodomésicos (risas).

B: Me encantaría tocar con Radiohead. Miss Garrison es una proyección a mediano plazo. Como que ahí yo siento que vamos a haber subido un escalón, de hacer algo que todos queríamos hacer.

G: Es que, por decirte… volvemos a lo mismo. Yo con el Claudio hablo y somos súper amigos. “Oye ¿cuándo vamos a tocar juntos?” “Ya, hagámosla, pero que no sea en un lugar…” Somos dos bandas que ya tienen un público, ya tienen una propuesta, algo que mostrar, y no es para hacerlos tocar en Alameda, si suena como el hoyo. Nos gustaría hacer un show que sea bacán.

B: Sala Master. Es fome, porque tienes que estar sentado, pero suena bien.

G: Yo creo que me gustaría tocar con muchas bandas. Me encantaría tocar con ELANDH.

L: Un espacio libre, cierren con lo que quieran.

G: Primero, que extrañé caleta a Ale en la entrevista (risas). Caleta. El Ale es bien chistoso cuando habla.

B: Un saludo para el Ale. Para mi mami.

G: Para los Pulsar, que no ganamos (risas).

B: Un saludo para Álvaro Scaramelli.

G: Si me gustara dejar un mensaje… sería que la gente se apañara. Que entienda que, como es difícil, como nadie gana plata de esto, hay que apoyarse. Hay que compartir esto.

B: Algo que destaco en nuestra generación es que, creo, que para nadie esto es una competencia. Siempre ha habido buena onda. De verdad, nunca he sentido chaqueteo de un par, ni cagando. Estoy impresionada, positivamente, porque pensaba que de repente iba a haber más choque con nuestros pares y con la gente que no le gusta lo que hacemos (que debe haber).

G: Lo más importante es eso, apañarse, y reitero, porque creo que apañarse no se queda solo en ir a una tocata. Apañarse es  comprar el disco, pagar una entrada, entregar información. Ayudar, finalmente. Si hoy por hoy estamos aquí es porque había gente apañándonos a nosotros, y porque ustedes nos están apañando a nosotros también. Ojalá ese fuese el sentimiento que saliese de todo esto.

img_0693img_0667

Charlie Vásquez

Producción musical // Colecciono cosas // A veces toco en bandas