Es hora de explicarle y aclararle al mundo, que Drake es más que un meme

Es hora de explicarle y aclararle al mundo, que Drake es más que un meme

drake-solid-gold-jordans

La suerte de Aubrey Drake Graham en estos días, está cayendo en esa millonada de chistes que cruzan su cara de agrado/desagrado frente a cualquier situación, sacada de su viral clip “Hotline Bling”. El rapper Canadiense antes de ser el comodín de la talla, ya tenía un historial de fama dedicado por sus 4 discos y 3 mixtapes, además, de lograr una eficiencia a la hora de penetrar en el nuevo mercado del rap, entrando con su estilo dual y consiguiendo a través de su éxito, una rentabilidad creciente y evolutiva, que lo han convertido en alguien vital en este mundo musical.

El autor de “One Dance”, unió su carisma, la forma de entender la comunicación en todos sus niveles, el esfuerzo de tener a gente competente, como Noah 40 y Boi- 1da, y el entender que, su figura y forma debe estar dispuesta a la evolución. Desde aquí, analizaremos punto por punto, el por qué de su suerte o ganancia.

Su nivel de entender la comunicación

anigif_enhanced-5879-1413828708-2

Drake sabe y ha jugado con su poder en la viralización de su imagen. Hotline Bling solo resultó el plan siniestro para ver, a cuanto llegaba su expansión, frente a esos pasos en ese cubo de color. Desde que saliera de la serie Degrassi, ha existido un culto por distorsionar su personalidad y llevarlo al chiste. Looks extraños en videoclips, capturas de cara sorprendida como espectador de juegos de basketball u otros eventos, teasers con mensajes ocultos, e inclusive, momentos tontos regalados a su conciencia, terminaron convirtiéndose en material de la risa fácil. Un arma de doble filo, que incluso, le ha terminado favoreciendo en su batalla con el rapper Meek Mill o en la base promocional de cada uno de sus trabajos. En definitiva, ha ido ganando un carisma envidiable y potente, que sigue alimentando su sex appel de chico sensible y duro.

Su calidad musical y evolutiva

drake-dance1

La gracia de Drake tiene dos bases primordiales: Su dualidad con las rimas suaves y ese falseto romántico, que lo tienen en un comodín entre lo blando y lo duro. No es tan al azar, que la fama de Drake haya estado justo, cuando Kanye sacó 808 Heartbreak; un disco de labia sencilla y con una estela contada desde las emociones y sentimientos, en pistas que encogían el corazón. Fue así como su debut “Thank Me Later” tuvo éxito, y se puso en un paso, donde ningun rapper estaba en ese momento, y pues claro, resultaría contraproducente desarrollarlo en un ambiente donde verse voluble es igualdad a debilidad.

Ese primer triunfo, significó muchas cosas para el futuro de Drake, pudiendo crear así su sello OVO; el desarrollo y aparición de The Weeknd y PARTYNEXTDOOR, y también, la perfección de la técnica en Take Care, el mejor álbum de su carrera. No es de extrañar, la experimentación sonora de cada trabajo, recorrida desde productores como Metro Boomin, Sampha, Jamie XX, Illangelo, Just Blaze, Chilly Gonzales y Hudson Mohawke, dando una idea de la transformación sonora, por la cual puede pasar este rapper.

Drake, el arma de los negocios

raw

Cualquier evento que toque Drake adquiere importancia. Su escalafón en lo musical y su impacto mediático, le ha permitido hacer lo que quiera. Si en un disco quiere meter a Jamie XX y Gill Scott, lo hace. Si quiere producir un disco con otro rapper famoso, lo hace. Si su padre va a lanzar su disco debut, lo hace. Si quiere tener otro The Weeknd o PND, lo hace. En un principio, nadie daba un puto peso por Drake, y aquí está: Con su propio programa de su sello en Apple Music; con un Festival musical producido por su persona – que ya va por varias versiones- y la confección de su exclusivo modelo Jordan, entre otras cosas. Ahora a Drake, solo le falta ir por el corazón de Rihanna y ya estaremos hablando de buenas nuevas, u otros nuevos memes.