Cuando los mismos openings de anime se acaban y te aburren. Te dejamos 6 nuevas bandas japonesas para escuchar

Cuando los mismos openings de anime se acaban y te aburren. Te dejamos 6 nuevas bandas japonesas para escuchar

The-fin.-Night-Time-Press-shot.

Escrito x Eduardo Ávila León

¿Cuántas veces hemos escuchado esa pregunta? Si te avergüenza que la gente sepa o piense que eres otaco, claramente no muchas veces. Por otra parte, si llevas con orgullo la bandera del sol naciente y el amor de “tu segunda patria” marcados en tu kokoro, puede que ya estés acostumbrado/a.

Pero ¿aun así te da lata que la gente te hinche para que cambies tu música mientras estás en un carrete piola o si vas en el auto? Bueno, he aquí unas opciones que te permitirán salirte con la tuya, una especie de vacío legal auditivo: bandas japonesas que no suenan como tal, que no quisieron o no pudieron encajar con su lengua madre.

A continuación, una selección de 6 bandas que presentan una postura más occidentalizada musicalmente, para lo que este tipo de grupos se les adjudica la denominación yōgakuppoi.

 The Fin.


411217

Banda formada en el 2010 que, para dar una explicación de cómo es su sonido, el sitio Japantimes.co.jp  describió como: “una mezcla entre M83 y Phoenix, con toque chillwave influenciados por Toro y Moi y Washed Out”.  Totalmente acertado.

El mismo sitio les realizó una entrevista donde, entre otras cosas, les preguntan el por qué de su estilo y cómo lo lograron, resumiendo que “rompieron sus propias barreras y ahora sienten que pueden hacer lo que quieran”. Acá una exquisita muestra visual y sonora de su propuesta.

Ykiki Beat

p12-hernon-ykiki-beat-a-20150828

Es una banda impregnada a fish & chips por donde se escuche. Un sonido muy británico, muy Manchester. Sus acordes y melodías hacen honor a Joy Division, notando una clara devoción hacia Ian Curtis, como se aprecia en el tema “Modern Lies”. Tienen además como grandes influencias a The Smiths, The Jesus & Mary Chain, The Strokes y Belle & Sebastian. Pura sabrosura de gustos.

Increíblemente, el vocalista Nobuki Akiyama tiene una gran pronunciación para cantar en inglés con un acento británico admirable y muy correcto, demasiado tal vez para estar a 9.500 kilómetros de separación de esas nobles y frías tierras que son hogar del Quidditch.

Oh Shu

Nacido en Shanghai pero criado en Japón, Oh Shu es el cantante que hace todo en solitario, es decir, compone, produce y realiza todo desde la comodidad de su hogar. Desde el 2010 ha estado activo en la escena musical under de Tokyo, entregando calidad y un exquisito sonido por donde se escuche, sobre todo en su single más reciente “Moebius”.

(Ojo, pueden escuchar también el single “Disco Brasil” que, si bien está en japonés y está lista tiene la intención de escapar de aquello, es lo más reconfortante y nostálgico que he escuchado en mucho tiempo desde “Garota” de Erlend Øye).

Lucky Tapes

LUCKY-TAPES

Es un grupo bastante nuevo, tan nuevo que si googleas Lucky Tapes no encontraremos más que unas cuantas fotos de ellos, otras cuantas palabras en japonés y un vendaje kinesiológico adherible el cual no lo linkeo porque ni ahí con hacer publicidad. No obstante, eso da lo mismo, ya que este cuarteto de japoneses que tienen en sus melodías el más puro funk disco smooth jazz se convierte en un ideal conjunto para levantar el ánimo y menear la cabeza pensando (sólo pensando) que tenemos estilo. Son parte del sello Rallye Label, el cual si le dan echan un vistazo a la página cuenta con interesantes artistas como Chocolat & Akito o Gutevolk  (que no tenía idea que existían sino hasta ahora).


Jesse Ruins

jesse-ruins

Hoy en día los “bedroom musician” o “músicos de habitación” la llevan bastante. Después de todo, hacer música desde tu casita es súper cómodo y no hay que pagarle de más a nadie si te pasas de la hora. Muchos de ellos tienen como gran logro aparecer en youtube y y tocar en peñas a beneficio, otros como Jesse Ruins llegan a ser grupos totalmente consolidados y de renombre internacional dentro del mundo Indie. Estos 3 chicos, que empezaron tocando y grabando en de esa manera mezclan el dream pop, sintetizadores, shoegaze y un cúmulo de misterio con un poquito de oscuridad. “A Film” es su producción más destacada cuenta con un tema final ideal para drama queens/kings (Pero no para esos amantes del café tamaño Venti, las fotos sacadas con una Holga y la escritura en Helvetica, sino de los otros).

Hotel Mexico

l_c111d89e34fb462db9dfc4714dfd8e8b

Esto sí que me tomó por sorpresa, porque de una banda estilo indie setentera que se llame Hotel Mexico a lo más puedes pensar en integrantes californianos de la calaña de Wavves o Ariel Pink, pero nunca japos.

Nos encontramos nuevamente con una banda que le guiña a la escena chillwave, dream pop y  lo-fi.  Con 2 LP bajo el brazo: His Jewelled Letter Box y Her Decorated Post Love, que fueron alabados por referentes del periodismo musical como Pitchfork.
La banda nos deja un cóctel de los mejores sentimientos de melancolía por una época que muchos no vivimos y un montón de recomendaciones de hoteles en México gracias a los anuncios de Booking.com y Trivago a raíz de su búsqueda. Lamentablemente terminaron su vida como banda hace 3 años pero, si Jon Snow vuelve de la nada ¿por qué no ellos?