making-a-murderer-1200x713
  • cine
  • movie-review

Making a Murderer: su gracia se encuentra en la capacidad de crear conciencia sobre un sistema roto

making-a-murderer-1200x713

Comencé el sábado por la tarde y terminé el domingo del mismo fin de semana en la noche, alrededor de las 23 horas con una sensación de ‘’qué acaba de pasar’’. Making a Murderer es muchas cosas, no analizaremos en su totalidad la serie, simplemente hacer una pequeña recomendación y las implicancias que ha tenido en EE.UU en la actualidad.

La premisa es la siguiente, Steven Avery es enjuiciado por un crimen que no cometió, encarcelado durante 18 años y posteriormente liberado. Luego de todo lo que vivió, se le acusa de otro crimen, lo que de por sí suena extraño. La constitución de un hecho delictual no es algo nuevo si siguen las noticias de Estados Unidos durante los últimos años, sin embargo, el trabajo de documentar durante un lapso de diez años lo que sucedió con Avery, realizar una serie que toma registros de la época y, por si fuera poco, gestar una campaña para la liberación del supuesto criminal, es algo que no se había visto.

Hay muchísimos documentales sobre crímenes que se pueden mencionar, tales como The Thin Blue Line, Paradise Lost, The Jinx (otra serie del mismo corte de HBO), Into the Abyss y The Cheshire Murders por nombrar algunos. La premisa no es nueva, la forma de contar la historia tampoco. Making A Murderer, carece de elementos innovadores que la posicione como una pieza a la que cualquier persona debería llegar, sin embargo, su gracia se encuentra en la capacidad de crear conciencia sobre un sistema roto.

La importancia de la serie se encuentra principalmente en su nombre. La habilidad de los medios y el sistema legal estadounidense permite crear ciertos casos criminales. La retórica es una parte fundamental de un juicio, el precio de una defensa es algo de lo que nadie debería depender para probar su inocencia.

screen shot 2016-01-06 at 12.22.32 pm

Hablar sobre Making a Murderer, va mucho más allá de simplemente analizar la forma narrativa que presenta los hechos utilizando material de archivo, grabaciones telefónicas, entrevistas y testimonio de abogados, familiares, conocidos; de un pueblo completo. Todo se centra en el sistema de justicia, el papel que emplean los medios de comunicación en la creación de un personaje, la concepción de los hechos ocurridos y cómo estos pueden hacer de una persona un criminal peligroso para una pequeña comunidad norteamericana típica.

La narración de no ficción es complicada, pero no ahondaremos en sus implicancias, simplemente en el motivo de la serie. No presenta solamente la visión de Avery y sus abogados, intenta capturar el proceso por completo desde el lente de la cámara, sin intervención de narradores, dejando así a criterio del espectador si los sucesos narrados realmente sucedieron como se plantea por los fiscales.

Making a Murderer, es un documental hecho serie, debido a la cantidad de material audiovisual y  la naturaleza del mismo, es casi imposible categorizarla en una u otra sección. Sin embargo, para todos los que no tengan idea sobre cómo ha repercutido en Estados Unidos o no han visto materiales así, va a ser un viaje increíble. Sobre todo si les gustan las series de detectives de AXN o los programas de crímenes de Discovery.

Juan José Vásquez

Cuento la vida en discos, me putean con frecuencia