• tv

Videamos: Modern Family

Escrito por Rob Pilgrim.

Durante los últimos años el mundo de las series se ha revolucionado en muchos aspectos. Las series dramáticas y los Sci-fi han logran consolidarse nuevamente como las favoritas de la parrilla mientras que, en el otro lado del Misisipí, las comedias buscan con urgencia renovarse tanto en temáticas como en propuesta. Así es como el año 2009, y sacado directamente de las entrañas cerebrales de la dupla de guionistas Lloyd-Levitan, hizo su aparición en la escena mundial Modern Family, el nuevo y afamado concepto de la 20th Century Fox a la hora de hacer comedias cuya segunda y exitosa temporada llegó a su fin hace apenas un mes.

Modern Family trata de las relaciones y el día a día al interior de la familia Pritchet, compuesta por Jay a.k.a. Al Bondi – Casado con la exquisita y chillona Gloria, una colombiana muchos años menor que él quien tiene un hijo de once años, el romántico Manny – y sus dos hijos, la histérica Claire – Casada con el genio tarado de Phil Dunphy con quien tiene tres hijos de quince, trece y diez años – y el neurótico Mitchell – Pelirrojo gay, emparejado con el ultramente loca-macho de Cameron, con quien adoptaron una bebé vietnamita – así de simple, así de corto. La serie, además de sus únicos y atractivos personajes, tiene la gracia de ser un mockumentary – Un docu falso – por lo que a lo largo de todos los capítulos los personajes son entrevistados y revelan sus pensamientos, intenciones y pesares a un entrevistador invisible. Además de eso, los personajes miran a cámara cuales cómplices gestuales y son atrapados con las manos en la masa por el ojo omnipresente de esta, un legado innegablemente extraído de The Office pero llevado, en su justa medida, al extremo.

El humor de equivocaciones puro y crudo, el humor negro – a cargo principalmente de Jay, Al bondi contraatacaY la comedia física gobiernan la serie la cual, sin forzar nada, logra convertir las situaciones más comunes en un circo romano. Todos los capítulos son una seguidilla de tres o cuatro escenarios cotidianos – Un shoping, una reunión en la escuela, enseñar a manejar a una hija, etc – que, unidos temáticamente entre ellos, logran armar un absurdo hipnotizante y envolvente que no deja a nadie al margen. Porque claro, al tratarse de familias normales – uy, “normales” como todas – el espectador fácilmente ve identificados a sus parientes, padres, abuelos, etc con alguno de los personajes o puede sentir como propia más de una de las situaciones que la serie presenta las cuales, si bien son radicalmente hilarantes, terminan por cuadrar dentro de cualquier familia del globo terráqueo.

Pero Modern Family no se queda solo en la risa, no señores. Si algo bueno nos enseñaron los sitcom de los ‘80s es que toda comedia tiene que tener su enseñanza y en ese sentido Modern Family no se queda atrás. Como ya decíamos, cada capítulo se unifica dentro de un concepto – “Escuchar al otro”, “No juzgar a tus parientes”, etc – al final de cada capítulo viene su merecido momento emotivo, su enseñanza y su chiste fuera de lugar, similar a la fórmula Dramady que Scrubs patentó un puñado de años antes. La serie también puede tocar fibras, en ese sentido peca de astuta. Todos tenemos familia y todos, a largo o corto plazo, buscamos una redención con ella.

La segunda temporada busca – y consigue – desgarrar más que la primera, capítulos como Mother’s Day y Halloween pueden dar fe de esa leve, pero necesaria, renovación dramática de la serie la cual cierra con un redondo y bello final de temporada

SPOILER ALERT en el que se anuncia un hipotético nuevo miembro en la familia gay Pritchet-Tucker FIN DE SPOILER

A Modern Family le queda para rato, eso está claro. La crítica, los premios y la audiencia la avalan y ahora que se confirmó la tercera temporada – anunciada para estrenarse a fines del 2011 – podemos afirmar con una sonrisa en la boca que el sitcom aún no ha muerto, gracias a Odín, Inti y todos los dioses que disfrutan tanto como nosotros de las comedias de equivocaciones.-

Modern Family Music Video – DYLAN “In the Moonlight (Do Me)” from Ryan Sage on Vimeo.

Rob P.

Calvo de lentes, hipocondriaco y maniático. Si han visto ese cerebro por ahí por favor no lo devuelvan y tírenlo al río.

One Comment


Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'bones_comments' not found or invalid function name in /home4/loudcl/public_html/wp-includes/class-walker-comment.php on line 180

Comments are closed.