• musica
  • recomendacion

Cuando escuchar a Tokimonsta no es suficiente: 5 artistas que podrían sanar la obsesión

img_6847

La coincidencia de ser asiático fuera de oriente o el gen creativo que está en la sangre y le da a ese rojo fluido un fuerte aura de hacer las cosas, es lo que tirita en gente que está haciendo música sensible y con nueva dirección. Últimamente hay un par de productores brillando en el soundsytem de la música contemporánea por estar sampleando sabor, carisma, juego, historia, alma y flow, concentrado toda sensación en el sintetizador. Por decirte algunos: Mike Gao, Ta-ku, Sapphire Slows, Seiho, Mndsgn y Tokimonsta, a quien queremos dedicarle un par de letras hoy.

 Jennifer Lee ha avanzado harto desde sus comienzos en “Bedtime Lullabies” y “The Attention Deficit”, e incluso del mismo “Midnight Menu”; álbum que hizo al mundo poner en sus ojos toda una forma de samplear naturalidad en una máquina. Tokimonsta deja ver sus estados anímicos y ambiciones en cada composición de barras, como un halo que se rodea de paisajismo, nostalgia, futurismo, cadencia afroamericana y descontrucción. Estas últimas características hacen ver a su mùsica como un neo-hiphop o algo que no es rap, pero puta que te lo recuerda. Wonky o Future beats le dicen los expertos musicales. Lo innegable en esto, es que su media tiene mucho del sonido Brainfeeder de Flying Lotus, la arquitectura de Daedelus y la inter-comunicación casi de alma zen de Nujabes. Por todo esto mismo, sería demasiado rotundo decir que la ciudadana de LA es una linea recta, siendo que siempre ha sido una media.

Lo diferente siempre te influencia y te crea un ánimo desesperado por pegar tus letras en esos papeles blancos que esperan tener vida. Los sets que rodean internet de Jennifer y hacen un divisor entre sus discos, hablan de un artista que constantemente evoluciona y ve perspectivas diferentes. Puede que la veas con esa misma cara hermosa, pero su diálogo y tema de conversación va en otra tangente. Haz el ejercicio con Ta-ku, donde la cosa es similar.

El post además de ser un tributo medio fanboy a su persona, trata de flexibilizar con un ejercicio que nos gusta realizar en este sitio: Escúcha algo diferente. Claro, tratamos de ser la brújula que ordene un poco la velocidad de internet y apueste por contenido que podría gustarte. En esta ocasión buscaremos un mix entre hombre y mujeres que estén rompiendo la liga y se acerquen a la propuesta de la artista; ejercicio ya realizado anteriormente con Flume y Disclosure. Puedes estar 4 mins más y dejarte llevar por este puñado de recomendaciones que le harán tanto bien a tu ipod o celular.

1- Alison Wonderland

Alison-Wildfire-

La mano que ayuda a alimentar su imagen en esto de la música, se lo debe enteramente así misma. Un disco cantado y producido enteramente por ella; sets en fiesta que deben ser lo mejor de esta temporada y organizadora de un par de Warehouse, la tienen enteramente como una persona prolífica con un mundo interesante.

Su álbum debut del 2015 se alimenta de pistas de slow trap, que van adquiriendo un juego entre lo sensible y el bpm ideal para mover el cuerpo. En todo esta arquitectura, la productora ofrece bangers para alimentar varias fiestas y unos drops disimulados para ir cabeceando en el viaje en la micro o la bicicleta.

2. Sapphire Slows

vacant

En cuanto al tacto sonoro, debe ser el artista que mas cercanía podría acercarse al oficio de Jennifer. Tecladista de oficio y productora por necesidad, apuesta por sombrías texturas que caen entre la contemplación y el baile lento; ideales para un saludable ejercicio de nostalgia.

Allegoria es su álbum mas destacado, con dosis cercanas al krautrock y al glitch pop, avanzando a pasos de calma y abrasivos. Lo más cercano a un abrazo ligero, podrás obtenerlo con esta propuesta.

3. Ryan Hemsworth

Hemsworth-1

Este hombre es un personaje. Su tarea en esto de la música ha sido crear un puente entre lo que hace en oriente y lo que podría innovar Occidente. Su vida discográfica comenzó el 2011 con el álbum “Distorted”, tarea que lo propulsó a crear su propio sello e interesarse por las canciones que menos se parecen a algo ya existente.

En sus sets puede poner a Travis Scott y Kyary Pamyu Pamyu sin sentirse culpable; e intervenir en relaciones con gente tan mainstream como Tinashe o tan del under como el sello Matine. En materia compositiva, sus samples suenan chiclosos, plásticos, ensoñadores y muy rosas, pero ojo, siempre con un toque de black music.

4. Spazzkid (o conocido ahora como Mark Reddito)

Spazzkid1

Un Filipino refugiado en LA. La sangre por revivir música antigua y darle nueva vida con nostalgia y colores pastel, parece haber convertido todo un concepto que niega a definiciones como el “kawaii-beat”; una fuerza que recorta sonidos de animación y timbres que podrían decorar un opening de anime, siempre sonando a algo -urbano-. Spazzkid podria ser eso, o podría no serlo…pero de lo que estamos claros es de su habilidad de hacernos sentirnos enamorados por nuestros fetiches de infancia.

Con un solo álbum en vida y muchos EPS desde el 2006, la tarea de Mark ha sido casi trivializar la llegada de los nerds al espectro musical. Cosa que actualmente se ve tan natural en trabajos como el de Porter Robinson o Bo En.

5. Shigeto

Shigeto

Conocido como el “Chico Dorado” del sello Ghostly o también reconocido como un hábil baterista, Shigeto hace una especie de trance entre el jazz más suave, el rap màs cabezón y el hipnotismo del downtempo que podría hacer perfectamente Four Tet.

Su carrera viene desde el 2009, levantando esperanzas sonoras en “Textures” y enloqueciendo esa inquietud de tener amor a las percusiones sin ser un fan del rap. Recomendado encarecidamente escuchar “No Better Time Than Now” y sabrán lo que les queremos decir.

¿Por qué no aparece ni Nujabes ni Ta-ku? Ya los hemos recomendado, aquí y aquí también. En compensación les dejaremos un playlist de 20 canciones para soñar y creerse japo-futurista.

Cristian Poblete

I'm Danny Brown and Ryan Gosling. Primer Hokage en pueblo ruidoso