133472635
  • musica
  • recomendacion

“We Don’t Care About Music Anyways” es el documental para entender la música experimental Japonesa

133472635

Que Japón está lleno de gente creativa es un hecho. Las pequeñas escenas se mueven con gran fuerza y somos capaces de enterarnos de qué sucede en el underground de allá y cómo se vive. Hay artistas que llegan a tener cierto éxito internacionalmente y captar la atención del ojo público, pero no siempre es el caso.

“We Don’t Care About Music Anyways” es un documental francés que muestra a diferentes músicos experimentales de Japón, expone sus propuestas y nos hace ver un poco cómo se relacionan y la manera que tienen de pensar, todo conectado a través de escenas de Tokyo, presentaciones en vivo, voces y ruido.

maxresdefault (2)

En el inicio podemos ver a Hiromichi Sakamoto acarreando su sello y nos muestra algo de los sonidos que puede lograr con él. La señal del instrumento es procesada por pedales en algunas ocasiones y en otras es producida por su forma más natural, hasta que aparece una cierra eléctrica en escena. Sakamoto no tiene miedo de destruir y de poner a un instrumento mayoritariamente asociado con la música clásica ante el ruido, la destrucción y la energía del momento. La contraposición, el que opuestos puedan coexistir y la sorpresa son factores importantes en su presentación.

Fuyuki Yamakawa es probablemente de los personajes más interesantes de toda la película. Él amplifica el sonido de su corazón con un estetoscopio electrónico y además controla unas ampolletas que se encienden y apagan de acuerdo al palpitar. Acompaña esto de un canto de garganta que genera dos tonos a la vez, con lo cual también controla su respiración que va alterando la velocidad de los latidos y una guitarra con la que genera ruido y drones, evitando tocar las cuerdas. La técnica y control que despliega Fuyuki es asombrosa y llega a ser de los momentos más interesantes de todo el documental. No basta con leerlo, es algo que es necesario ver y oír.

Merzbow

Los varios músicos que se ven a lo largo del documental también son mostrados sentados en una sala conversando de sus visiones, propuestas y cosas varias, para darnos un poco de fondo donde poder pararnos y plantear opinión frente a lo mucho que podemos ver. Podemos encontrar en estos momentos algo de orden entre tanta confusión.

Lo poco convencional también se nos expone a través de música electrónica, con DJs que utilizan tocadiscos de novedosas formas, generando sonidos que no esperaríamos o mezclando música con un acercamiento que no se verían normalmente en un club masivo. Estos no son los beats que tu esperas escuchar, el contexto de descubrimiento nos genera un nuevo ritmo en Tokyo, que puedes bailar como quieras.

La imagen de los japoneses correctos, callados y sumisos es rota ante el vibrante despliegue de estos confrontacionales artistas y sus texturas sonoras inesperadas. La invitación a ver “We Don’t Care About Music Anyways” para descubrir, adentrarse un poco en la mente de estos artistas y sorprenderse está hecha. Si eres fanático de Merzbow, Melt Banana y The Gerogerigege, este es un buen paso para seguir tu aventura musical japonesa. Si no, y eres una persona aventura, ponle play y prepárate para abrir bien los ojos.

Charlie Vásquez

Producción musical // Colecciono cosas // A veces toco en bandas