Tortuganónima – Pársec (2015)

Tortuganónima – Pársec (2015)

a2511857569_10

Escrito por Roberto Benavente

Han pasado dos años desde que tortuga lanzó su disco debut, un álbum homónimo que se movía entre los pasajes tranquilos que brinda el Post-rock, y la energía cambiante del Math-rock, logrando un primer trabajo de alto nivel. Pero atrás quedó el 2013, ya que a comienzos de este año vio la luz el segundo trabajo de larga duración a cargo de la banda llamado: “Pársec”.

En este disco se aprecia una búsqueda por expandir lo demostrado en su primera obra, una intención de ir más allá superando los límites musicales de lo que aplicaron con anterioridad, dándole paso a más energía, cambios, experimentación pero sin desviarse de la ruta del mathrock que es el género que se hace más presente en el grupo. Para comenzar, el disco abre con “Sans Soleil” un tema limpio, marcado por una energética batería que va construyendo una canción que sorprende por sus cambios que le imbuyen todavía más potencia a la canción, pero también existe un espacio para crear atmósferas que te invitan a viajar con sonidos más ambientales, variaciones que se ven enriquecidas por la duración del tema, que llegando la recta final todo desemboca en una corriente de pura fuerza que termina de golpe. Junto con este término violento, comienzan ha aparecer los sonidos espaciales que marcan la entrada de una nueva canción, “Consejos y promesas de un ciego a un sordo (Parte I)” es una invitación a dejarse llevar por los sonidos, es un tema totalmente atmosférico, plagado de efectos que crean un ambiente lisérgico, gentileza de los sintetizadores, marcando la primera pausa del ritmo acelerado; lleno de experimentación.

Continuando con el viaje musical es el turno de “Per Aspera”, un tema de corta duración pero efectivo, de entrada se configura como algo potente, un golpe energético que nuevamente tiene como principal motor a la batería, aunque no podemos dejar de lado la gran importancia que toman las guitarras, los intercambios existentes entre ambas en virtud de los juegos que se van creando con los ritmos o armonías, y sin olvidar la capacidad del bajo que ayuda enormemente a complementar el efecto sonoro del tema.

tortu

Mientras el tercer tema termina de forma abrupta, la cuarta canción del disco, “La metamorfosis de M.” comienza con un pulso más lento que se beneficia completamente de los ecos que llenan el ambiente de la canción, con sonidos que nuevamente manifiestan esa invitación de escuchar y dejarse llevar. Pero no hay que dejarse engañar por el aparente freno en el ritmo, la canción crece, se desarrolla mostrándonos cambios que se ven enriquecidos por la limpieza o definición que tiene cada instrumento, logrando un sonido en el que se entiende todo, una mezcla en la que cada ingrediente tiene valor propio.

Aproximándonos al cierre del disco a cargo de dos canciones, en primer lugar un tema que funciona como interludio, “Consejos y promesas de un ciego a un sordo (Parte II)” y la pista final “Quimeras”, notamos que la segunda parte de “consejos…” sigue la misma ruta sonora de la parte I, es un tema etéreo que pone una pausa, y que de cierta forma nos avisa que el disco está por terminar, pero al mismo tiempo crea un ambiente para preparar escenario de cierre con la sexta pista. Llegado el momento de finalizar, el último tema es un poco de todo, una recapitulación a lo largo del viaje musical, pero lo más destacable es lejos una sección de percusión dentro de la estructura de la canción, un elemento sorpresivo que sale de la nada, pero que funciona y mucho. En una sola composición, la banda reúne todos los elementos que conforman la identidad de Pársec.

En conjunto el disco es una invitación a vivir el viaje, incluso más allá de lo físico, sino más bien algo sublime, sentir la música y lo que ésta va evocando, de ahí quizás el origen de su nombre. Además, este segundo trabajo solidifica a la banda, se reafirma la buena ejecución que existe en cada instrumento, demostrando un gran nivel técnico por parte de los músicos que en esta oportunidad presentaron elementos nuevos dentro de un sonido que ha resucitado y  está pegando fuerte, Tortuga busca diferenciarse, ya que por el nivel, calidad o valor que entrega la banda, no tienen nada que envidiarle a las bandas extranjeras dentro de la escena math.