• tv

[VIDEAMOS] Nurse Jackie

Por Javiera Cats

Hace un par de años salió una tímida serie sobre una enfermera que lleva una vida un poco complicada: Es la veterana de su trabajo, la mejor enfermera del hospital, tiene una familia con dos hijas y un esposo dueño de un bar. Es amante del farmacéutico que casualmente le ayuda a llenar su adicción a las pastillas analgésicas (no, no a las aspirinas ni a las obleas chinas). Todos en su vida están felices de tener a Jackie, porque cumple con todos, a pesar de que a veces su vida sea un asco, ¿Cómo? , en sus propias palabras: “todo el día es un eterno acto de malabarismo con pacientes, doctores, otras enfermeras y sus propias indiscreciones”. Bueno y con la ayuda de sus amigos vicodin y percocet.

¿Por qué hay que ver esta serie? Nurse Jackie nos saca del arquetipo médico. Nos muestra el mundo de las enfermeras, que son las que básicamente hacen todo. Además cuenta con un sentido del humor negro, mezclado con unos personajes que son tan encantadores como ridículos, pero nunca caen tan lejos como para desconectarse de la realidad. Esta la doctora amiga de Jackie, la cual es regia, inteligente y tan snob que da risa. También tenemos a la nueva enfermera, joven, sin experiencia, pura e ingenua, tanto así que todos sus uniformes tienen algún tipo de símbolo meloso en ellos como unicornios, guindas, perritos, etc. Están los enfermeros hombres, el doctor lindo pero tonto (Que tiene una especie de Tourette muy particular) y el farmacéutico medio psycho porque está enamorado de la protagonista y la jefa de jefas que es chistosa porque es seria, pero nadie la toma enserio.

A veces estas series medicas crean accidentes gigantes como que les cae un helicóptero en el hospital (E.R.), hay un tiroteo que mata como a 10 doctores (Greys anatomy), o un protagonista decide hacerse una operación en su propia tina (House), pero esta no cae en esos grandes escándalos, se mantiene en su propia retorcida y simpática realidad, porque recordemos, esto no es un dramón, si no una comedia negra.

Tiene buen ritmo, aunque en la tercera temporada se puso un poco floja, pero las actuaciones son una buena base que mantiene siempre la serie solida. Los detalles excéntricos como tener frente al hospital a un loco (el hermano de Steve Buscemi) que se cree dios y les dice a la gente como vivir desde la ventana de su departamento, hacen que la serie siempre te sorprenda (como cuando el loco se dio cuenta de que no era dios, si no Jesús).  Muchos de los capítulos de la primera y segunda temporada fueron dirigidos por el mismo Steve Buscemi, y solo puedo decir que dirige series igual que como actúa; de forma genial.

No me cabe más que recomendarles esta serie, que si bien no marca ratings como sus colegas médicas, si tiene buena crítica y harta controversia.

 

Daniela Yanez

Mr. Pink es una actitud. Porque realmente soy una lady, comunicadora amante del: cine, carrete (cof cof) música, chocolate y la política.