Madoka Magica te hace creer que es kawaii, pero en realidad te hace mierda la mente

Madoka Magica te hace creer que es kawaii, pero en realidad te hace mierda la mente

121152-puella-magi-madoka-magica-puella-magi-madoka-magica

Al hablar sobre series de “chicas mágicas” uno suele tener prejuicios. Doremi, Sailor Moon y Sakura nos asaltan la mente, y si nos cuentan que no es como todas, aparece Magic Knight Rayearth (que algunas personas recuerdan cariñosamente con el nombre de “Las Guerreras Mágicas”) pero la dirección a la que apunta Madoka es una totalmente distinta.

Mahou Shoujo Madoka Magica, es una serie que se estrenó el 2011, escrita por Gen Urobuchi y producida por Shaft (sí, esos de los personajes con cuellos flexibles). La historia gira principalmente en torno a cinco chicas y una criatura mágica llamada Kyubey, que es capaz de conceder cualquier deseo, a cambio de que tengan que transformarse en una chica mágica y combatir a las brujas, seres de obscuridad que atacan a los humanos normales sin que ellos sepan.

Madoka, después de un extraño sueño, va a la escuela como todos los días. Una vez en clases, se introduce una nueva alumna frente al curso, Homura Akemi. La misteriosa chica nueva muestra interés en Madoka, el cual le revela más tarde, cuando logran estar a solas, y le dice que de ninguna manera haga un contrato con Kyubey.

29016-puella-magi-madoka-magica-puella-magi-madoka-magica

Entre confusiones, Madoka y Sayaka, compañeras, terminan conociendo a Mami Tomoe, quien ya ha realizado un contrato con la criatura y lucha contra las brujas, al igual que Homura.

Cuando se habla de “brujas” no hay que imaginar el típico estereotipo de sombrero y escoba.  El diseño de las brujas está sumamente bien trabajado, con texturas que recuerdan a series como Gakutsuou y figuras abstractas, creativas y que representan la obscuridad de las brujas con cierta ternura irónica. Las chicas, al entablar batallas, se introducen en todo un mundo creado por la magia y los fuertes sentimientos de las brujas, el cual controlan totalmente y por el cual manifiestan su interior en forma de ataques para seguir consumiendolo todo.

Amor y amistad son elementos que empiezan a tejer las relaciones entre las chicas, pero no es todo lo que tienen dentro de su corazón. La serie se dedica a explorar también el lado obscuro de ellas, sus sentimientos más profundos, las historias que tienen detrás y pintan el rosa en un turbio gris que peligrosamente se acerca con cada capítulo más al negro. Al ir avanzando las chicas se dan cuenta del precio detrás de convertirse en una chica mágica, del sufrimiento que puede generar y el peligro que las rodea. Kyoko Sakura, es un ejemplo de cómo un deseo se puede volver contra ti, de cómo de un momento a otro uno puede llegar a perder todo.

MadokaMagika-2

De una u otra forma, las chicas mágicas se ven amarradas a estar luchando constantemente contra las brujas para seguir viviendo, pues al hacer un contrato con Kyubey sus almas son condensadas y materializadas en una “Soul Gem”, que necesita ser alimentada con semillas que se consiguen al vencer a alguna bruja. También deben procurar no corromperse y mantenerse en estado óptimo psicológico, pues esto puede traer trágicas consecuencias.

Madoka Magica, puede parecer a simple vista otra serie más del género, pero eso no es cierto. Los productores tenían en mente alcanzar un público más amplio, por lo que buscaron un trasfondo distinto y combinaron distintos ambientes en la serie, lo cual es logrado de forma pulcra. Los detalles y sutilezas se trabajaron de tal modo, que si no eres fan de animes así, puedes encontrar el interés en otras cosas. Sinceramente, uno de los puntos más altos de la serie es ver cómo los personajes se van enfrentando a las cosas que se le presentan en frente y cómo nos introducimos de a poco en sus enredaderas mentales. Si crees que lo has visto todo en cuanto a las chicas mágicas, pero no has visto Madoka, prepárate para un viaje que te oprimirá el corazón.