Spoon, Martes 20 de Octubre @ Ex Oz: Una hora de universo atemporal

Spoon, Martes 20 de Octubre @ Ex Oz: Una hora de universo atemporal

IMG_0397

Si bien los shows que suele traer la productora Fauna, se han caracterizado por apostar en su mayoría por números vigentes y de corte Indie, también se da cabida a una que otra sorpresa de carácter más establecido, que por alguna razón no había podido estar anteriormente en nuestras tierras. Sin menospreciar el último trabajo de los norteamericanos Spoon (el cual es bastante bueno) podemos entender que la banda ya tuvo su momento de notoriedad en la segunda mitad de la década pasada, siendo actualmente un conjunto mucho más arraigado a perfeccionar su propuesta que a mostrar algo más nuevo. El golpe ya lo dieron y la expectativa por verlos no cuadraba del todo con el camino que actualmente transitan como grupo, pero si los años en la carretera han servido de algo, fue precisamente para mostrar en el show de ayer que realmente han alcanzado madurez y calidad.

Con un recinto no del todo lleno, un poco pasada las 10 de la noche, se apagaron las luces y los gritos de aquellos fanáticos se hicieron sentir con bastante fuerza y euforia. Entre sonidos y luces azules que poco dejaban a la vista los aperitivos que yacían sobre el escenario, hicieron su aparición los cinco músicos que actualmente encabezan a Spoon. Las cosas arrancaron no del todo bien, siendo la actuación del grupo un poco eclipsada por la poca iluminación del lugar, aparte de que la voz de Britt Daniel se perdía de vez en cuando entre los demás sonidos. Sumemosle a esto que Rainy Taxi de su último disco They Want My Soul no es un bombazo, lo que dejó al público un tanto callado y no tan animado como se sentía minutos antes del show, aunque los de Austin tocasen de manera más que correcta. Es ahí en donde apareció un joven Alex Fischel que comenzó a encender los ánimos con su explosiva forma de tocar, siendo el catalizador perfecto para que la banda y el público entrarán en absoluta confianza. Así mientras Don’t You Evah pasaba de manera tímida por el show, The Way We Get By generaba la colisión perfecta para prender los ánimos.

IMG_0243

Ya con el sonido mejor ecualizado y las luces en perfecta sincronía, las canciones comenzaron a sonar una tras otra, dejando a Britt Daniel como un acertado maestro de ceremonias, el cual con su sola presencia montaba un show por si mismo. Así, entre ruidosos jams que mostraban el gran nivel musical que han alcanzado los músicos como grupo, y una que otra joya de glorias pasadas como Ga Ga Ga Ga Ga, los Spoon se comenzaron a echar al bolsillo a una audiencia que poco a poco fue perdiendo el miedo, para liberar tensiones. Este era el concierto que se esperaba de ellos y aunque haya comenzado con ciertos altibajos, todo quedó redimido a la euforia que provocaron cortes como Do You y Everything Hits At Once.

Por un momento todo parecía estar suspendido en el aire, a lo que Britt Daniel y compañía decidieron bajar las revoluciones para adentrarse en canciones mas nuevas como Inside You o la gran Rent I Pay, la cual fue recibida como si fuese un himno de antaño de Spoon. De pronto había transcurrido una hora en ese universo atemporal que generó la banda, dejando un lugar para que el explosivo Alex Fischel desatará violentamente los acompañamientos de guitarra y teclado, a los que Eric Harvey (Teclado) y Rob Pope (Bajo) se adhirieron como una base casi perfecta. A todo esto, desde las sombras más azules aguardaba Jim Eno, baterista y patrón de todo lo que se cocina con el extrovertido Daniel a la cabeza. Así pasaron otros éxitos del grupo como I Summon You y I Turn My Camera On que más de algún suspiro generó.

IMG_0255

Finalmente quedó demostrado que Spoon ha trascendido de manera excelente al simple fenómeno de ser la banda adecuada en el momento adecuado, siendo este debut con sabor a gloria, uno de los grandes triunfos del año por parte de Fauna y sus Ciclos Levi’s S.U.E.N.A. Y es que parece que la postal de Britt Daniel saludando al público en la reja, no será fácil de borrar. Qué decir de los temas finales como Don´t Make Me A Target, o la épica The Underdog, la cual el propio Daniel pidió cantar junto al público. Un concierto que fue de menos a más de manera literal. Algo así como a la medida de los precisos, los verdaderos fans, aquellos que seguramente pasaran la voz de lo que fue ayer Spoon en la Ex Oz.