Energía solar, ¿lo que Chile Necesita?

img

Por Martín Pino

Mucho se ha hablado del innombrable proyecto aprobado hace unas semanas “HidRoaysén”, que entre muchas otras cosas, parece resultar rentable para el Gobierno debido a que además de generar energía genera descontento, destrucción y perturbación de la naturaleza. Y también ya resulta común escuchar hablar de las energías limpias y renovables, siendo este un tema que se ha puesto sobre la mesa y que de hecho hace poco más de un año fue una de las promesas de campaña del Presi, pero sus frases parecen haber quedado en aquella dimensión paralela en la que permanecen todas las promesas de campañas políticas y los anuncios de el fin del mundo. la ¿Energía solar lo que Chile necesita?, para responder debemos saber que es lo que es la energía  solar, a continuación una breve introducción:

Se entiende como energía solar a aquella que se obtiene mediante la captación de luz o calor provenientes del sol, es decir, aquella energía que es captada por plantas para realizar fotosíntesis, por el restaurant solar de el norte de Chile y por los niños que quemaban hormigas con sus lupas durane la infancia (No quemen a las hormigas niños). Todos estos procesos son posibles gracias a la captación de la radiación proveniente de nuestro astro amigo, la mecánica de la captación de energía es un proceso simple, aunque por sobre todo limpio, que comienza en los captadores solares para posteriormente ser transformada en energía térmica o eléctrica a través de paneles fotovoltaicos (Paneles de luz y voltaje). Esta forma de captar energía puede ser para un uso inmediato así como también puede ser almacenada en baterías para su uso nocturno.

Hidroaysén se ha referido al uso de la energía solar, argumentando que la cantidad de receptores de energía necesarios para igualar la capacidad productiva de su hidroeléctrica sería enorme, pero acá tenemos algunas Verdades sobre la energía solar, buenas? Malas? Usted juzgue:

–        La energía solar es ilimitada: A no ser que a algún individuo de poco uso de materia gris se le llegase a ocurrir la brillante idea de cubrir el cielo con alguna oscura nube (vea Animatrix) la energía de nuestro amigo de color amarillo que bebe Coca Cola sería de larga duración y de una intensidad creciente, debido a que el sol se encuentra en constante expansión.

–        La energía solar no libera gases de efecto invernadero: No habría riesgo de dañar la capa de ozono, ni riesgos mayores de generar desastres ambientales con graves consecuencias en la población, le reiteramos, la energía solar es una fuente limpia y amigable con el medio ambiente.

–        Es de bajo costo: La inversión en paneles fotovoltaicos resulta ser rentable debido a su durabilidad, es una tecnología avanzada y una inversión posible de recuperar a mediano plazo, por lo demás, los costos de mantención son bastante menores que los de el cableado de Hidroaysén.

–        Disminuye la dependencia de energía importada: La zona norte generaría su propia energía, transformándose en una zona independiente de los circuitos centrales, esto a su vez aumentaría la oferta de energía en la zona central y acabaría con el problema de sobredemanda

–        Es amigable con el medio ambiente: La implementación de energía solar no comprometería la flora o fauna de nuestro desierto florido, ya que se utilizarían zonas en que la vegetación sea escasa y el sol abundante, no se producirían daños al ecosistema ni existiría peligro de desastres, tampoco se comprometería el medio ambiente ni la calidad de vida de los habitantes de la zona norte.

Como puedes ver, la energía solar resulta ser limpia y rentable, aunque tenemos claro que no suficiente para mantener con energía a un país completo. Pero es una opción poco explotada en Chile y creemos que debería abrir más su mercado, simplemente para aportar. Tanto así que luego de los desastres producidos en Japón por la energía nuclear nuestros amigos Japos han decidido optar por su implementación, superpotencias como España y Alemania han optado por su uso ya desde hace tiempo, siendo de uso obligatorio en algunos edificios de las grandes ciudades. Pero, seamos francos, mientras hayan intereses económicos de por medio, el egoísmo será lo que tenga la última palabra en nuestro país, especialmente si la clase gobernante que cuenta además con el poder de los medios de comunicación masiva son, ellos mismos, nuestros amigos los empresarios.

 

Comments are closed.