• cine
  • movie-review

¿Vale la pena ver Que pasó ayer II?

Advertencia: Este artículo es una crítica camuflada de la parte I y además pura especulación algo influenciada por la mala onda de Seth Rogen y también por convicciones loquillas personales. Pero totalmente sinceras y con cariño. No apta para otras opiniones autoritarias.

La secuela de la comedia de Todd Phillips contraataca en cartelera.  Como suele pasar con comedias exitosas que en un principio nadie quería costearles el guión y resultan ser HIT’S de taquilla, Hangover II vuelve en gloria. Phil, Stu, Alan y Doug siguen siendo amigos y se reúnen (¿extraordinariamente?) para el segundo matrimonio de Stu, en un desayuno-almuerzo en vez de la despedida de soltero que vivieron en Las Vegas.

La primera entrega tiene muchísimas cosas buenas, siendo la versión más cuerda de Dude, Where is my car? (CLÁAAASICO) y logrando una película emocionante donde las cosas aparecen una tras otra post carrete se aparecen sin explicación (como en los carretes de loud.cl). Gallinas, tigre, guagua, dientes y Tyson. Dando un ritmo único a los primeros 20 minutos de película, para después cada una de esas sorpresas cobren sentido una a una con un solo fin, encontrar a Doug para que pueda casarse.

Hangover es una película sin compromisos y sin pretensiones que no intenta más de lo que es y que consta con grandes actuaciones (o en realidad muy buen casting) que hace que cada gag sea redondito y original.

Por lo mismo, si sabemos adonde vamos, ¿Qué sentido tendría ver la dos? La principal característica que hizo famosa a la primera entrega es el factor sorpresa.  Y con la secuela sabemos perfectamente lo que se nos viene: tomarán algo, no recordarán nada, amanecerán en un lugar X y en medio de un montón de locura que ninguno logra explicar. Si la segunda parte sigue exactamente la misma fórmula de su primera entrega (sorpresa /gag-gag /sorpresa /gag-gag/desarrollo de sorpresas/fin) será imposible que replique su éxito y se volverá cansadora a los 30 minutos, principalmente porque los únicos sorprendidos serán sus protagonistas y no el público que ve la película.

Si su director es un poco más inteligente que eso, aprovechará a los personajes e inventará nuevos conflictos entre el grupo y externos que traigan matices nuevos.  Pero Hollywood no es un lugar muy esperanzador y clever para este tipo de secuelas, te deseo suerte pero no éxito.

Ps: la próxima semana las impresiones sin especulaciones por la colaboradora Javiera Cortés.

 

Daniela Yanez

Mr. Pink es una actitud. Porque realmente soy una lady, comunicadora amante del: cine, carrete (cof cof) música, chocolate y la política.

2 Comments


Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'bones_comments' not found or invalid function name in /home4/loudcl/public_html/wp-includes/class-walker-comment.php on line 180

Comments are closed.