IN-EDIT Nescafé 2014: God Help The Girl de Stuart Murdoch (2014)

img

God-Help-The-Girl

El musical escrito y dirigido por Stuart Murdoch podría parecer a simple vista solo una oda de 111 minutos a Belle & Sebastian. Perp God help the girl logra ser mucho más que eso.

Escrito por: María Cecilia Abarca

 Canciones de amor, ropa bonita, niñas lindas y una vida suburbana teñida por las ansias de más. God help the girl perfectamente podría haber sido una película blanda, donde la forma prevalece sobre el contenido. Solo una película con un soundtrack pegajoso. Pero gracias a las actuaciones de Emily Browning, Olly Alexander y Hannah Murray, y un guión despierto y encantador God help the girl se apropia de su género y lo hace brillar como pocos musicales.

 Un coming of age que conoce su target al dedillo, God help the girl nos muestra los días de Eve (Emily Browning), una chica anoréxica que escapó de casa de sus padres para vivir en Glasgow. Con ganas de convertirse en cantante, se escapa de la clínica donde está internada y va a un show de Wobbly-Legged Rat, la típica banda indie. Allí conoce a James (Olly Alexander), guitarrista, que después le presentará a Cassie (Hannah Murray). Juntos formarán la banda God help the girl en honor al primer y fallido single de Eve.

god-help-the-girl-official-teaser-trailer-1-2014-emily-browning-movie-hd_7639329-15150_1280x720

 Considerando la potencia de la banda sonora, compuesto por Belle and Sebastian, la película de Stuart Murdoch podría haber sido aplastada, convertida en solo un poco de contexto y diálogo para el noveno disco de la banda. Felizmente, ese no es el caso. Eve es un personaje fuerte, bien definido y asombrosamente actuado por Browning. Su enfermedad, sus relaciones con James y Cassie, y sus propios problemas no son notas al pie, descartadas cuando pierden relevancia. God help the girl toca todos esos temas tan ciertos y agridulces de crecer, de dejar lo conocido, de aprender a moverte en tu propia piel. Una película melancólica, dulce y femenina, que logra tener el peso suficiente para ser más que un acompañamiento a su soundtrack.

 Un film fresco que revitaliza su género, donde las canciones no se sienten forzadas y los personajes comentan sus súbitas sesiones improvisadas casi rompiendo la cuarta pared. God help the girl es una película inteligente e ingeniosa que es más que el will they, won’t they entre Eve y James, más que el dato freak que sale Cassie de Skins, más que es película con el soundtrack de Belle and Sebastian.