Yung Lean, el rapper hijo de la generación INTERNET

Yung Lean, el rapper hijo de la generación INTERNET

3337494-45bfd493

A Yung Lean es difícil tomárselo en serio de primeras, y quizás jamás vas a poder hacerlo. Su causa se baña de basura digital compuesta de tumblr, nostalgia, emojis, referencias japonesas y un look predominado entre el vaporwave, el seapunk y el Health Goth. Es más, ni siquiera su labia llega a ser una transición definitoria de su talento. Entonces ¿Qué?. Su imaginativa de dominar un background de otra dimensión a niveles casi caricaturescas, con pistas caídas entre el future trap y el ingenio de adornar un sello definitivo dentro de sus propias limitantes, lo han llevado a coronarse como una rareza del género (casi tan de culto como Lil B).

Detrás de este holograma parido por la nostalgia del mismo internet se encuentra Jonatan Leandoer Håstad, sueco de 18 años de edad que se ha convertido en sensación tras el track “Kyoto”, un fenómeno viral de la internet. Su grandeza ha podido conservarse gracias a la  unión con el crew “Sad Boys”, grupo que comete en común sus clichés por el consumismo de hace 20 años y forjar el cruce de beats ambientales, lleno de glitchs, reverbs, pitch hasta abajo, ecos y chopped and screwed. Además alimentan su imagen de cromas con imágenes de videojuegos, kanjis, bustos romanos, cartas de pokémon y el culto al jarabe para la tos.

large-63-446

La marca de ropa Mishka ni tonta ni perezosa tras comprobar su viralización en las redes sociales, lo invitaron a costear el trabajo “Unkown Death 2002”, mixtape que transmite la esencia de su crew y lo llevó a poder financiarse su primera gira. En aquel trabajo las referencias se repiten entre el agua fiji, nombrar pokemons de la primera generación, profesar su fascinación por los gadgets; siempre todo dentro de ese paraíso distópico que se vierte entre videojuegos cargado de trip y una noche de ver hentais lleno de codeína. Pareciese levitar en un discurso cargado de LSD y de una nostalgia nefasta, adornada en una especie de Second Life.

La superficialidad y carencia de discurso hacen que Yung Lean & Sad Boys retraten a una generación vacía que ha perdido la sensibilidad con la violencia, el sexo y la denigración social, situación que nos hace sucumbir en dramas temporales y vacíos que nos carcomen de pura ansiedad. No es casualidad que el Witch House, el Seapunk o el Vaporwave siendo alimentados por esa liviandad y el reciclaje de tótems de hace 20 años, se hayan convertido en una casualidad bien desechable.

Actualmente Yung Lean cuenta con un disco y 2 mixtapes, compuestas por Unknown Memory del 2014, Death 2002 del 2013 y Lavender del 2013. Sus hits destacados son Marble Phone, Kyoto y Yoshi City, imágenes que lo convierten en el hijo idóneo de esta madre llamada Internet.

Si lo tuyo es de mente bien abierta hacia el rap y gozas de consumir material sin prejuicios, Yung Lean debería convertirse en tu nueva religiión.