Peep Show: Fracasos, esfinters y novias fraudulentas

img

Peep Show: Fracasos, esfinters y novias fraudulentas

Por R.Nuñez.-

Una de esas gloriosas tardes de resaca, televisión y un montón de tiempo libre, tuve la suerte de pillar en el I-Sat – Bendito canal que me ha salvado tantas veces del ocio – un capítulo de Peep Show; una desconocida serie de humor original del afamado – y tantas veces citado – canal E4 ¿Qué me encontré? Una de las comedias más inteligentes, descaradas, sorpresivas y desconcertantes de los últimos años.

Los protagonistas son Mark y Jeremy; el primero es un neurótico, indeciso y un tanto cartucho oficinista que está enamorado – De una manera bastante bizarra – de su compañera de trabajo, Sophie. Jeremy es un músico de cuarta que no paga la renta, vive al borde de la anarquía sexual y la idiotez suprema, además tiene una “banda” con un amigo adicto al crack – Y un tanto homosexual – llamado Super Hans. Ambos amigos viven en un departamento al más puro estilo Beavis and Butt-head dominado por la televisión y se verán constantemente inmersos en problemas de faldas, mal entendidos con quienes los rodean y una conspiración total por parte de todo el universo por volverles la vida más imposible de lo que ya es.

Peep Show no ostenta grandes efectos especiales ni una banda sonora brutal – Salvo la canción Flagpole Sitta, de Harvey Danger en los créditos iniciales – de hecho la serie es bastante barata, situaciones simples que se vuelven infernales con pocos personajes. La gracia de Peep Show – Como bien dice su nombre – es que toda la serie está grabada desde la subjetiva de los personajes, esto puede desconcertar al principio pero luego de unos minutos videándola entramos al juego del Peep sin problemas. Además, escuchamos los pensamientos tanto de Mark como Jeremy a lo largo de toda la serie. Dichos diálogos en off son tan inconexos respecto a las acciones de los protagonistas que mucha de la comedia de la serie se sustenta en esto, en hacer lo que no se quiere y bueno ¿A quién no le ha pasado esa estupidez?

Los personajes secundarios no se quedan atrás: Tenemos a la clásica ex que todos tratan de re-conquistar, al jefe con carácter – Del cual hasta los hombres se enamoran – y el infumable galán que quiere conquistar a la chica que te gusta, todo un festín de clichés a la orden de nuestros hilarantes protagonistas.

Inmoral, antiética y lejos de cualquier razonamiento lógico, Mark y Jeremy se sumergen en las situaciones sociales más incómodas posibles y las empeoran aún más. Cuando debían quedarse callados, no lo hacen; cuando era necesario mentir, lo hacen de la peor forma. La irrisible actitud de Mark frente a la vida SPOILER ALERT enfrentándose a su primer porro, siendo señalado como pedófilo por unos pendejos que le hacen bullying FIN DE SPOILER lo convierte en alguien que toma las decisiones justo cuando no debe hacerlo a diferencia de Jeremy que hace todo sin pensar más allá en el beneficio que le puede traer – Sobretodo sexual – llegando a estafar, robar e incluso SPOILER ALERT mentir sobre su propia muerte para conseguir que alguien le corra la paja FIN DE SOPILER

La serie nos mete en un montón de situaciones cotidianas sencillas – Una fiesta a la que llegas de paracaidista, bailar cuando no sabes hacerlo o el qué hacer cuando te están asaltando – y las lleva al extremo de la realidad. Es tal el humor negro de la serie que en muchos momentos no sabes si reír o lamentarte – Como buen público que somos, optamos por lo primero siempre – de las tragedias que le pasan a nuestros protagonistas, quienes siempre nos muestran los dos lados de la moneda: Mark con el presunto fracaso al otro lado de la puerta y Jeremy con la constante victoria que obtienen las personas que son chantas. Pero bueno, esto es Peep Show, al final del capítulo ninguno de los dos sale ganando y ninguno de los dos lo hará nunca.

La serie ya va con siete temporadas – La cual terminó en Diciembre pasado – y una futura temporada 8 agendándose para el próximo año. Además cuenta con un premio BAFTA, un intento de versión americana que fracasó – ¡Menos mal! – y otro intento de versión para Spike TV. Ganó el título de la comedía del año 2008 – The Comedy.com.uk Awards – y fue titulada por el diario The Guardian como la comedia de la década. Premios no le faltan, audiencia tampoco. Actualmente se retransmite por el canal I-Sat – Donde dan capítulos de todas las temporadas – totalmente subtitulada y se puede encontrar para descargar tanto en torrent como por descarga directa, subtítulos pendientes.

Como observación final, Peep Show significa una renovación total en el desgastado género del sitcom. Ya pasó el tiempo de las cuatro cámaras y las risas grabadas, series como esta demuestran que la comedia no está muerta si no que se encuentra en el día a día, en el descarado cotidiano. Solo nos falta sacarnos los pocos pelos de la lengua que aún nos quedan y empezar a reírnos sin trabas de ningún tipo de nosotros mismos, del Mark y Jeremy que todos tenemos, dejar de ser un protagonista que sufre si no volvernos alguien que contempla, se ríe y luego, actúa.-

Comments are closed.