[Crítica] El concierto

img

El concierto (2009)

Dirigida por: Radu Mihaileanu

Lo primero que impresiona de esta película es que salió de postproducción el año 2009 y recién este año llegó a Chile, para que decir que eso es un poco deprimente. Una antesala que no le hace justicia a lo que estás por ver.

El concierto es un cúmulo de estilos y de confusión por lo menos en sus primeros 15 minutos. Andrey Filipov es un conserje del teatro más importante de Rusia, el Bolshoi, quien vive modestamente con su esposa en algo parecido a un duplex. Pero su pasión es la música y el mismo estuvo dirigiendo a la orquesta hace unos 30 años atrás. Pero en la URSS la persecución de personas no adherentes al partido y además de distintas culturas a la oficialista, puso en tela de juicio su trabajo. No quiso renunciar a sus músicos judíos y lo humillaron en frente de todos en un concierto y no pudo nunca más ejercer.

Hasta este momento vamos claros, pero al verdad es que son muy pocos minutos para que parezca lógico que una persona como Filipov se acerque a Brezhnev, uno de los responsables de su trauma. Luego, ya no entendémos como un personaje tan hundido como él es capaz de arriesgarse con tomar el nombre de la Orquesta e ir a presentarse en el teatro más famoso de Paris con sus propios músicos callejeros y Anne-Marie Jacquet, la mejor violinista de Francia con la cuál comparten mucho más que la pasión por la música.

El resto de la película tiene un humor agudo, pero a la vez inocente. Se atreve a tomar todos los estereotipos (sí, todos los músicos son flaites de manera intencionada me parece) e incluso volver a poner la persecución de los judios en una película de él.  Pero no lo hace como Woody Allen y a pesar de ser absolutamente gracioso, a algunos les podría parecer ofensivo. Película completamente recomendable si te gusta el cine que te haga reír y que no tenga a Adam Sandler pasado de moda como protagonista.

Comments are closed.