U2 360 Tour, Estadio Nacional

img

Escrito por Javiera Cats.

Las inmediaciones del estadio nacional estaban abarrotadas de gente peregrinando hacia él, todos expectantes y emocionados, porque no es cualquier panorama el que van a ver, es un concierto de U2. Un espectáculo de categoría mundial por donde se mire. Y hablando de mirar, la vista es el primer sentido que se impresiona al entrar al recinto. La imponente “Garra” es definitivamente una obra maestra de ingeniería. Descomunal, casi intimidante, pero ciertamente da la seguridad de que de cualquier parte del estadio vas  a ver a la banda.

El lugar estaba a medio llenar cuando dieron las 8 y la excelente banda inglesa Muse se subió al escenario, tocando su clásico (para fanáticos) “Plug in baby”, y desde ahí que solo demostraron maestría sobre el escenario. Lástima que el sonido no los acompaño del todo ya que el distintivo bajo de la banda no se escuchaba bien y todo en general estaba saturado, pero Muse supero los obstáculos y después de repasar varios temas de su repertorio (Resistance, Time is Running Out, United States of Eurasia, Uprising, Starlight, Stockholme Syndrome, Knights od Cydonia), descendió del escenario triunfante para dar paso al show principal.

…(50 minutos después de que bajo Muse del escenario). Entro la tan esperada banda irlandesa, los dueños de la garra: U2.


De fondo de escuchaba la voz de Francisca Valenzuela cantando gracias a la vida, mezclado con “Get on your boots”, pero para calentar motores y dejar que la banda llegara desde el punto A al B (entraron desde la galería). Ya instalados en el escenario dieron comienzo al concierto con  “Beautiful day” que hizo chillar a todos los fanáticos expectantes y solo ahí se conoció realmente la magnificencia de la garra, con sus luces, movimientos y bueno, esta de mas decir, su capacidad de girar en 360 grados.

La banda siguió pasando a través de temas antiguos y nuevos hasta que llego a “Mysterious Ways” y “Elevation”, donde el público no se pudo contener más y canto de tal forma que el mismo bono dejo de hacerlo para escuchar.

Después de un discurso sobre la fortaleza chilena y una mini presentación de la banda con algunos nombres de héroes nacionales como Larry O´higgins Muller, Bono se dedico a su lado humanitario y surgieron los clásicos que son casi himnos de la banda como “Im still havent found what i´m looking for”, donde una vez más el publico los acompaño en las estrofas y en los coros.

En esta parte del show es donde la cantante nacional Francisca Valenzuela se subió al escenario y acompaño a la legendaria banda para cantar “One tree Hill”.  (se sube al escenario en la mitad del video)

Las canciones siguieron, complaciendo a la gente con más clásicos que temas nuevos, como el infaltable “Sunday Bloody Sunday”, donde las pantallas de se tiñeron de blanco, negro, rojo y verde, apuntando al conflicto en áfrica y el medio oriente.

Esto dio paso a un ambiente más tranquilo para que la banda comenzara a tomarse pausas (donde decían que se iban pero volvían a los 3 minutos) y a mostrar videos sobre el mundo, las guerras, la gente, destacando la liberación en noviembre del 2010 de una ex prisionera política Birmana Aung San Suu kyi, dedicándole la canción “Walk On”, seguida de “One”, “Hold me Thrill me Kiss me Kill me” y “With or without you”, donde la garra se hizo más que presente, dando todo el espectáculo de luces  que podía hacer, dejando a la gente hipnotizada mirándola.

Luego de casi dos horas de concierto  la banda bajo las revoluciones terminado con “Momento of surrender”, donde se juntaron en el centro del escenario y se despidieron como tantas bandas veteranas del rock.

El paso de los años se noto en la vitalidad de los integrantes, que a pesar de que entregaron todo, quizás no fue tanto como las otras veces, los años no les pasan en vano, pero hacen todo lo que está a su alcance para darle a la gente lo que quiere; un espectáculo que recordara siempre.