8114210-digital-rendering-of-a-bubble-on-water
  • especial
  • musica
  • recomendacion

El vaporwave reúne todo los desechos impregnados de tu nostalgia. 7 Discos que te convierten en starlet de internet

8114210-digital-rendering-of-a-bubble-on-water

Matando el tiempo en tumblr, en búsqueda de portadas de juegos de Sega Saturn, me encontré con un tipo de arte gráfico que me recordaba mucho a la era “virtual de los 90’s”. Toda esa onda de Eco The Dolphin y Windows 98 se entrelazaban en una especie de culto-burla a una generación que se crió con los disquettes y vaticinaba el futuro como algo vintage. Todo lo hablado en Hackers y Terminator, parecía haber tomado un nuevo aire y convertirse en un nuevo culto de esta generación siglo XXI.

Los VHS Samsung, las películas de Errols, las intro de películas de la época, las películas distribuidas por MANGA y los informeciales de Adelgazul, son recordados como algo romántico, lo cual ha desencadenado el nacimiento del “Vaporwave”; palabras utilizada para referirse a música con samples glitcheados, collages mal cortados y pegados con todo un sonido lo-fi, sacados esencialmente de hits de música de los 80s. Aunque esto no parece nuevo, si recuerda mucho a los malogrados Chillwave y Witch House, dos etapas de la nueva música que trataron de jugar a renacimiento, con samples ralentizados, tonos melosos, voces de ultratumba y todo un lenguaje post-internet.

Ambos discos que formalizaron toda esta onda, fueron “Far Side Virtual” de James Ferraro y “Chuck Person’s Eccojams Vol.1”; ambos trabajos que jugaban con códigos a manera de burla, referidos al anti-capitalismo y al anarco-capitalismo, acompañados de toda una especie de “New Age”. Luego de estas enseñanzas, el resto replicó la fórmula y comenzaron a samplear en forma satírica e irónica, canciones de los años 80’s, que eran en su totalidad hits olvidados de artistas synth wave y funk de la época, lo cual explica el factor de sonar todo “como disco”.

Aunque el vaporwave trate de samplear pop ochentero y atormentarlos en caos mentales, limpiando esa oscuridad contraproducente del Witch House, no trata más de una estética que nos remite a colores y lenguajes visuales que habían en los 90’s, vistos por Aqua, el DDR, Gwen Steffani, Vengaboys, Hackers, el eurodance y las Spice Girls. Algo como lo que intentó realizar el -Seapunk- , pero sin morir tan rápido. Vale decir ante todo esto, que pueden haber boom bap lo-fi, , glitch, downtempo y minimal en toda esta amalgama que juega a Arte reciclado.

Esa experiencia media LSD cae en este experimento vanguardista, que es capaz de tomar lo vintage en reciclaje, dándole vida a toda esa mierda que no le importaba a nadie, pero que te acompañó y adornó en toda una década. Por más reverbs posibles dentro de cada canción, y el sampling habido y por haber, este movimiento realiza un ejercicio de renovar lo olvidado y practicarlo en armas de culto. Bajo esta premisa, te dejamos 7 discos esenciales del género, que sirven como búsqueda futura para interesarte más en la onda.

1. Macintosh Plus – Floral Shoppe (2011)

Tumblr comienza con Alice Glass, Grimes, Hannah Diamond, Cara Delevigne y termina con esa caratula de busto romano, con kanjis, que adivina, es del artista más reconocible del mundo vapor: Macintosh Plus. Hablamos de una mujer productora que nace de un holograma y se reproduce como un virus que invade al pop y lo vuelve new age, sampleando música negra, con el fin de volverla triste, agónica y pérdida.

El solo ponerle play, te manda a un mundo con códigos desvariados y una realidad alterna bizarra, tripeada y casi tan fea como una película de Cine B. Acá abunda un concepto entrañable de lazer disc, voces con chopped and screwed, y un escalofrío de estar escuchando “Simply Red” a casi caer en pálida. Todo está milimetricamente pensado para dibujar esa sensación, con samples mal cortados y vómito loopeado.

2. Blank Banshee – 0 (2012)

Dar un paso con Blank Banshee, es intentar conciliar con un estado superlativo de sueño, que te pone en duda la realidad de la ficción. Su estructura busca maximizar los 5 sentidos y comprarte el cuento de que existe la Atlántida, pero la de un mundo casi second-life, que busca representar el sonido de una naturaleza idealizada. Estar acá podría ser un mix entre “Los ántares de la Luz” y esa película llamada Hackers.

Lo narcótico de su labia sampleada abre compuertas secretas que mutan en el Juke, utilizando sonidos de aplicaciones abiertas de los Windows noventeros, y agudizando mas esa sensación de nostalgia confusa, con glitches tan parecido al debut de Neon Indian. A veces resulta corálico,a veces perturbador, gracias al uso de bases que podrían estar tomadas hasta del rap sureño y el Post Dubstep.

3. Saint Pepsi – Hit Vibes

Sino fuera por las fotos editadas en paint (mal hechas a propósito), y por tratar con personas nativamente de alma acomplejadas por los 90’s, el señor Saint Pepsi sería un productor más de nu disco, synth wave y french house. Pero claro, Pepsi es quien más a explotado la imagen del Vaporwave, llenas de collages de animación japonesa que recuerdan tanto a Slam Dunk, City Hunter o Video Girl Ai.

El plano de este productor es dance, y poder llegar a una simetría entre Daft Punk, Laurent Garnier y Miami Horror, eso sí, acá hay tanto lo-fi como para llorar de nostalgia…una totalmente inducida.

4.Eco Virtual – Virtual (2013)

Si Saint Pepsi es coñac, Miami Vice y motos nocturnas, acompañadas de Kenny G o Lionel Richie, el proyecto Eco Virtual es todo y radicalmente opuesto. Aunque ambos usan el arma del R&B, acá hay un tono de lentitud, de ralentización; hasta casi medio David Wise (Donkey Kong), que decora a Sade en una especie de ente dopamínico.

Eco Virtual pretende hacerte caer del cielo, tan ligero como una pluma y tan dulcemente relajado desde una piscina con Ketamina. Un sonido ligeramente refinado, pero compuesto con lo más sucio de los comerciales noventeros de Chilevisión.

 5. Com Truise -In Decay

Com Truise es el más disciplinado y altruista de toda esta entrega. Sus intenciones son más experimentales y ambientalistas, embarcándose en un paladar cercano al IDM de “Boards of canada”, pero con margenes diferenciadores que nacen de toda su formación de cultura pop desechable. El Beatmaker fecundado de tumblr, es capaz de samplear sonoridades acordes a un pop más naif, un funk digital y un glitch cercano a las tarjetas de videojuegos, que en verdad, recrean una especie de cabalgata por los cielos, similar al Tangerine Dream.

Mucho recuerda al señor Oneohtrix Point Never, ya sea por su nivel de obstruir pasos temporales y crear mundos paralelos retro-nostálgicos, que hacen ver al pasado como el nuevo presente. Aún se inunda esa sensación cliché y caricaturezca del futuro es neón.

6. マクロスMACROSS 82-99 – SAILORWAVE

El méxicano Luis Souza jamás imagino que su reciclaje sonoro entre synth pop añejo, bien cargado al lo-fi, y que daba una especie de sensación cosmopolita de anime ochentero, pegaría tan fuerte.

Si tus afines siempre han ido por el french house o el techno, he aquí el soundtrack perfecto para esos días, que te hacen sentir en un japón medio Blade Runner.

7. Architecture in Tokyo – St (2014)

En la onda de Macross y Saint Pepsi, Architecture In Tokio es de esos proyectos en los cuales notamos que la influencia por la música negra, los saxos y esa visión nocturna de andar en moto por la ciudad en la noche, se profundizan por cada beat cabeceado.

Si lo tuyo va más al R&B y lo medio “Off The Wall” de Michael Jackson, e inclusive, al primer disco de Justice, yace aquí una buena opción.

Cristian Poblete

I'm Danny Brown and Ryan Gosling. Primer Hokage en pueblo ruidoso