Mogwai – Rave Tapes (2014): Centrados en el ambiente. Ayudados por la armonía

img

mogwai-rave-tapes

El Post Rock está acabado…y todo simplemente por esa pretensión de colocar cada obra como Monumental. El hecho de acrecentar su potencial y la virtud a brillar en lo instrumental, sitúa misiones y situaciones aún más difíciles por resolver y convencer. No sólo debes tener la técnica y el carácter de narrar arraigado, sino también presentar toda una interpretación que solvente la abstracción sin tener un interlocutor vocal. Debes ser capaz de contar una historia o de pegarte un viaje solamente con las guitarras. En este puñado de historial, Mogwai siempre se las ha sabido sacar de por medio, a pesar de sus exigentes fans.

Para la lástima de los Escoceses, su octavo disco tenía la misión de quitar la concentración fijada en torno a “ “Hardcore Will Never Die, But You Will”, un disco poderoso, cargado enormemente al sentimentalismo, siempre aventajado al plano ambiental. Estamos claros y convengamos en que un coloso con 15 años de historia debe saber narrar distintos planos con distintos elementos, donde sin duda lo melódico ha quedado hacia atrás, para poder saber integrar sintetizadores y voicoder. Todo siempre en esa conversación en post de la abstracción.

Raves Tapes es sin duda un disco abierto, cómo lo aclarábamos anteriormente, el cual no soluciona ninguna de las posibles cuestiones que tanta fidelidad a una idea, a un camino, pero sí es capaz de seguir integrando un concepto. El sonido del caos se ha agudizado con el tiempo,  siempre con el mismo juego de hacernos flotar en un mar de saturación y  distorsión, logrando la implosión.

Variado como ninguno, nos encontramos con cortes como “Repelish” la fórmula de siempre embalada en lo sintético; Hexon Bogon una secta de apariencia amenazante, con una turbina de guitarras no tan devastadora; Heard About You Last Night abre el disco con esa idea de girar el concepto de antaño del Post Rock, con un desvaneo musical pasivo y cargado a la nostalgia; y la sorpresa de la noche: Una canción sin Voicoder en la balada “Blues Hour”. Planteando todo desde la mirada del Mogwai que ha hecho todo y quiere comenzar con una nueva dinastía, las canciones Heard About You Last Night’, ‘Simon Ferocious’ o ‘Deesh hacen hincapié en esa dualidad dúctil y alienada de orgánico y sintético, avalado en un elemento fibroso; una guitarra ayudada por un sinte y viceversa.

Los de Escocia ya no son los mismos de antes, aunque en esencia sigan queriendo ser armoniosos en sus espectros ambientales. El hándicap de “Come On Die Young” llega a ser un espejismo, pero siempre intencionado. Ellos tienen claros que tu nivel de abstracción debe llegar a lo que ellos tienen planeado y este disco lo logra, sin brillar como su obra anterior. Pero ojo, siguen sosteniendo un camino fértil en donde van transformando su capacidad emocional, pensado para trayectos largos y de menos abruptos. ¿Qué será de Mogwai Post 2014? Creo que aún me inquieta saberlo.