[Crítica] The Fighter

img

Las películas de Boxeo son pasión de multitudes. Desde la dinastía de Rocky; la efusiva Toro Salvaje con un joven Robert de Niro; Will Smith en manos del histórico Ali y la unión de fuerzas entre la gran Hillary Swank y el longevo Clint Eastwood en Million Dollar Baby, cimentaban al nuevo enclenque de David O Russell, como un batallón más de una guerra. Versiones de cuadriláteros existen por montones y en dimensiones de alevosía, pero no contaban con nuevas fuerzas, a cargo de Mark Whalberg, Christian Bale, Melissa Leo y Amy Adams, una historia real y una cadena espirituada en querer superarse. Arriba, abajo y al centro, movimientos precisos para noquearte y no poder esquivar esta crítica. Vamos al primer round.

A modo de recordatorio y una especie de documental, nos cuenta uno de los protagonistas, el ex boxeador y orgullo de su ciudad natal Lowland “Dicky Eklund” (Christian Bale), la historia en cómo convirtió a su hermano en un campeón y de qué manera resolvió sus adicciones. Volviendo al génesis de todo, estamos en la vida de Micky Ward (Mark Walhberg), un luchador de peso intermedio, procedente de clase media y asesorado por su madre y entrenado por su hermano Dicky, un ex-adicto al crack. Durante 10 años se encuentra en esa senda, mal asesorado por su familia y estancado por su actitud indecisa, eso sí, su suerte cambia desde el momento en que conoce a (Amy Adams), una ex atleta universitaria que se retiró y se convirtió en camarera, y empecerá a ver su vida y carrera desde otra perspectiva.

Más allá de tener un buen soundtrack, una fotografía que calza perfectamente con el ambiente de la época y una dirección que dedica exploración en resaltar lo verdadero con lo maquineado, el mérito se lo lleva el reparto. Mark Walberg destiñe; Amy Adams sostiene la inseguridad de Micky; Melissa Leo resalta el conflicto de colocar a la familia, como el único medio. Sin embargo, es Christian Bale el conductor de todos los problemas, sus vaivénes y la lucha por querer cambiar las cosas. Uno  le cree el cuento de ser un tipo a medias,  drogo por la vida, conflictivo y con convicciones a medias. Su energía lo situa en el conector de todas las acciones resultantes de la película, que si él no fuera creíble, nada lo sería.

The Fighter se define entre el drama familiar, el estancamiento y la adrenalina del boxeo. El espíritu de superación en desear salirse de la ignorancia y la miseria, ponen en juego al esfuerzo, como la salida a todas las pruebas, obteniendo grandes resultados. Una historia tan sencilla, puede convertirse en una epopeya y un mensaje radical para otras personas. Si se quiere se puede.

  • Sweet__end

    siento que la vi y la encontre super aburrida :O