LOUDclassic: High Fidelity de Stephen Frears y Nick Hornby (2000)

img

HighFidelity-Cusack

Escrito y publicado por Americanbeat

Como a la mayoría de mortales, a parte de leer también me gustan la música y el cine. El otro día hice el Top Ten de mis libros favoritos y hablé de Fight Club y de cómo la película es igual de buena o incluso mejor (hasta Palahniuk reconoció que habían mejorado su libro). En esa misma entrada también hablé de la novela High Fidelity, que si sois fans de la pop culture os la recomiendo con creces. Igual que Fight Club, también fue llevada al cine, justo un año después, en el 2000. Como si todas las referencias de pop culture que hay en el libro no fueran suficientes, decidieron que el protagonista fuera John Cusack. Combo. Hoy solo voy a hablar de High Fidelity, que aunque sea de un autor británico y esté un poco fuera de lugar en este blog, no deja de ser de literatura, ¿no?

What came first, the music or the misery? People worry about kids playing with guns or watching violent videos, that some sort of culture of violence will take them over. Nobody worries about kids listening to thousands, literally thousands of songs about heartbreak, rejection, pain, misery, and loss. Did I listen to pop music because I was miserable? Or was I miserable because I listened to pop music?

1

A Rob Gordon le gusta hacer listas y trabaja en una tienda de discos con dos compañeros muy diferentes, Dick y Barry. A Rob le acaba de dejar la novia, Laura, que se ha colocado en el puesto número 5 de su lista de rupturas más dolorosas, y tendrá que reflexionar sobre porque ha pasado y como arreglarlo, y prentende hacerlo quedando con sus exs para ver si el problema fue él. El libro es británico y la peli está ambientada en Chicago, pero es un detalle de adaptación que no cambia la esencia de la novela. High Fidelity es una muestra de como la música marca nuestra vida, como nuestra canción favorita nos traslada a momentos determinados del pasado, haciéndonos rememorar sentimientos perdidos, High Fidelity es una oda a las mixtape. Rob, por ejemplo, decidir ordenar su inmensa colección de discos de forma autobiográfica:

I can tell you how I got from Deep Purple to Howling Wolf in just 25 moves. And, if I want to find the song “Landslide” by Fleetwood Mac, I have to remember that I bought it for someone in the fall of 1983 but didn’t give it to them for personal reasons.

high_fidelity

Igual que habla de música, la novela también toca la literatura y el cine. Nick Hornby quiere dejar clara la importancia que realmente tienen los gustos personales y como estos nos relacionan con nuestro entorno. Quiere demostrar que lo que nos gusta es lo que nos define como personas: nuestros grupos favoritos y los libros que nos encantan dicen más de nosotros mismo que cualquier cosa que intentemos decir al describirnos.

A while back, when Dick and Barry and I agreed that what really matters is what you like, not what you are like, Barry proposed the idea of a questionnaire for prospective partners, a two- or three-page multiple choice document that covered all the music/film/TV/book bases… there was an important and essential truth contained in the idea, and the truth was that these things matter, and it’s no good pretending that any relationship has a future if your record collections disagree violently, or if your favourite films wouldn’t even speak to each other if they met at a party.

6385730249_bacec16c88_z

Rob (John Cusack) organizando su colección de discos

Rob tiene un gran abanico de personalidades, y pasa de momentos en que es bastante despreciable a otros adorables. Es un egocéntrico, no se da cuenta de la importancia de las cosas que le rodean y todo le parece mal. Es un inconformista con la sociedad, pero no porque le parezcan mal los pilares en los que se sustenta, si no porque no está hecha a su medida para que las cosas le salgan bien. Los personajes que Nick Hornby crea son geniales por que son muy reales. Sus historias no son menos, es un gran escritor, pero sus personajes son su gran punto fuerte, te los crees, a lo mejor no compartes mucho con ellos, pero te sientes identificado y simpatizas con ellos. En parte, porque dicen verdades que tu también piensas y no te atreves a decir, o verdades que nunca habías pensado pero al leerlas te das cuenta de lo certeras que son. Personalmente me gusta mucho el casting: me encanta John Cusack, tanto Jack Black como Tod Louiso bordan sus papeles como compañeros de trabajo de Rob, y Iben Hjejle encarna a una Laura muy auténtica. Laura es muy diferente a Rob: es quien pone lógica en la relación, sabe encajar los momentos como hacen falta, entiende la vida y sabe como llevarla, y será la encargada, incluso cuando su relación está rota, de enseñarle a Rob todas estas cosas, de tomar las riendas de su vida y enseñarle a encajar lo que nos depara y a ver que no todo lo que le rodea es tan negro como él lo pinta. Laura es un personaje muy completo y tiene todas las características que un buen personaje debe tener. El punto flojo de los actores es la hermana de John Cusack, Joan: mala actuación, no hay más.

Hay momentos que te hacen reír y otros que te parten el corazón como ningún libro ha conseguido todavía. Pero esa es una característica que tienen los libros de pop culture en general (Chuck Klosterman, Rob Sheffield…) y por eso me encantan. Porque llegan hasta el fondo, son el estado puro de la melancolía, y a pesar de ser ficción, te das cuenta de las grandes verdades que ocultan. High Fidelity es un maravilloso libro sobre la tristeza y las relaciones personales, sobre querer una vida que no tendras, odiar tu trabajo, no ser feliz con lo que tienes, sobre lo que nos hace personas, lo que compartimos todos como seres humanos y la mayoría de veces nos callamos. Sobre estar perdido y encontrarse, aceptar los cambios y sobre todo, madurar.

I lost the plot for a while then. And I lost the subplot, the script, the soundtrack, the intermission, my popcorn, the credits, and the exit sign.