Los mejores discos de Justin Timberlake (De mejor a más mejor)

img

tumblr_n1gmymUqX71qac736o1_500

Justin Randall Timberlake, conocido como el “rulitos pasta para uno”, fue parte importante en la carrera de N SYNC; también anduvo en un puñado tormentosos romances con Britney Spears, Cameron Diaz, Scarlett Johansson, Alisa Milano y en su ausencia musical se las dio de actor, jugando con Mila Kunis en Friends With Benefits o la sorprende actuación de un pendante Sean Parker en The Social Network.

Timberlake supo avanzar con su público, progresando enormemente en su performance musical. Pasó de ser un heartbreaker de adolescentes, a un galan que bailaba y podía ir jugando con diferentes ritmos. Si definieramos la estela carrera de Timberlake, apoyaría enormemente su característica de vérsatil, en un lugar donde prácticamente Michael Jackson había dejado la vara de showman pop en un ámbito imposible. Si Britney Spears era la respuesta de una nueva generación en la que Madonna ya no estaba; Randall quería hablar desde un nuevo lugar, con un pop más ambicioso y coronado hacia el R&B, sitial que prácticamente era territorio nigga, con User, Omarion o R. Kelly.

Justified despertó sus inquietudes, tomando la decisión de dejar su familia en N Sync. Con eso, más este otro y lo siguiente, díficil la iba a tener tras tantos éxitos como Girlfriend, Pop, I Want you Back. Tomó el riesgo y junto a la astucia de los The Neptunes, agarraron las capas de voz, llena de falsetes que ostenta el ex Chico Disney. Llevaron la astucia del hombre a territorio urbano, donde prácticamente no todo eran esquelas en tono rosa; Justin hablaba del dolor, del despecho y podía deslizarse en diferentes matices, que se concentraban en estímulos más oscuros de la vida. Una vez consolidado con Justified, la prueba era mantener el perfil y lanzar algo que lo tuviera pegado en la vida musical. ¿Qué pasó? Lanzó FutureSex/LoveSounds de la mano del mejor Timbaland de todos los tiempos.

Sin ir más lejos, queremos hacer una revisión de los cuatros discos del artista. Idealmente hubiese sido bueno tenerlo con cinco discos, pero así como va, quizás no me arriesgaría a saber si loud este aún cuando en dos años o más, vaya a lanzar su nuevo álbum.