Black Sabbath – Master Of Reality (1971)

img

Que no se ha dicho sobre Black Sabbath. Hasta el día de hoy, su legado en el rock es comparable sólo a bandas como Led Zeppelin o Deep Purple  o abriendo más el espectro a The Beatles o Los Rolling Stones. Ya que Sabbath alcanza otros géneros como el Stoner Rock e incluso el Grunge y el Rock Alternativo.

La propuesta de Sabbath en sus primeros dos discos siempre había sido innovadora, siempre habían reminiscencias al sonido heredero del Blues y el Blues Rock de Cream y Jimi Hendrix; en Master of Reality muy poco queda de aquello, se trata del disco más pesado que haya hecho el grupo hasta la fecha, sus niveles de distorsión eran inimaginables para inicios de los setenta. Me imagino la reacción de quien lo habrá escuchado por primera vez en 1971 -el año de su edición- por que el disco suena pesado hasta para el día de hoy.

La placa, es un deleite para todo aquel que disfruta de los riffs pesados y potentes, Iommi demuestra todo su talento y creatividad. “Sweet Leaf”, tema dedicado a la marihuana, donde Ozzy habla maravillas de ella. En After Forever se da un caso bien curioso, ya que su letra podría perfectamente ser de una banda de rock cristiano con frases tales como: “Could it be you’re afraid of what your friends might say if they knew you believe in God above?”. Aparentemente es una broma, o quizá tuvieron un lapsus cristiano en unos de sus viajes drogones setenteros, pero pese a aquello se trata de uno de los mejores temas del disco, con un riff que deja bien claro donde está el germen del metal. Por otra parte, “Children of the grave” suena pesadísima para la época, jamás imaginarías que este tema fue compuesto hace casi 40 años, ya que suena muy actual en estructura. “Lord of this World” teniendo una excelente línea y el quiebre que tiene pasados los dos minutos y que se vuelve a repetir más adelante, es imposible que te deje indiferente; nota aparte la lirica donde el demonio  nos habla acerca de este mundo decadente. Pero el clímax máximo del disco llega justo en su último track con “Into The Void”, que posee uno de los intros más demoledores hechos por el grupo, todo un clásico del hard rock y metal, en el que luego de un poco más de un minuto aparece de la nada otro riff  que da inicio al tema en sí mismo, que se trata de más de 6 minutos que ni llegas a notar con un final caótico y atrapante con su largo solo de guitarra. El mejor tema del disco, sin dudas.

Para citar son los interludios acústicos: “Embryo” y “Orchid”, que son los primeros temas acústicos presentes en un disco de Sabbath, que no agregan mucho, es más, creo que le quitan fluidez. Master of Reality es un clásico del rock y el metal, pese a no ser tan conocido como Paranoid o el primer disco homónimo de Sabbath, es totalmente imprescindible para todo amante del rock, si no lo tienes pide perdón a Satán y consíguelo.                                       Nota: 8.5 de 10